martes, 31 de mayo de 2011

Adolf Eichmann



Karl Adolf Eichmann nació en Solingen, Alemania el 19 de marzo de 1906 y fue asesinado en Jerusalén, Israel el 1 de junio de 1962 luego de haber sido secuestrado en Argentina. Obersturmbannführer (Teniente Coronel) de las SS.

Infancia y juventud

Eichmann era el hijo mayor de una familia de 5 hermanos que se trasladaron desde Solingen a Linz, en Austria. Adolf era considerado extranjero en Austria y no pudo conseguir trabajo. Sin embargo, sus hermanos menores eran considerados austríacos al nacer en este país. El padre de Adolf tenía entre sus amistades a Ernst Kaltenbrunner, dirigente nacionalsocialista de origen austríaco, cuya sede del partido estaba en Linz. Kaltenbrunner auspició el ingreso de Eichmann al NSDAP austriaco.
El 1 de abril de 1932 se afilió al NSDAP de Austria con el número de afiliado 899.895 y el mismo día se enroló en las SS con el número 45.325, siendo transferido a Berlín el 1 de octubre de 1934.
Antes de 1939, cuando Alemania contemplaba la posibilidad de expulsar a los judíos de Europa, Eichmann fue uno de los principales interlocutores del Tercer Reich con el movimiento sionista, el cual estudió la posibilidad de facilitar la emigración judía.
En 1939 se opta por la deportación masiva de los judíos alemanes a ghettos habilitados en Polonia, y en 1942 se celebra la Conferencia de Wannsee organizada por Reinhard Heydrich, en la que se lanza definitivamente la llamada Solución Final que no era otra cosa que la expatriación de todos los judíos de Europa para fuera de ésta y no, como la historia oficial dice, la eliminación física de los judíos. Eichmann, que participa en la conferencia, queda encargado de la logística de las deportaciones.

Promociones en la SS

  • SS Mann (Soldado raso) - 1 de octubre de 1932
  • SS Scharführer (Cabo) - 24 de diciembre de 1933
  • SS Hauptführer (Suboficial Superior) - 23 de octubre de 1937
  • SS Untersturmführer (Subteniente) - 26 de agosto de 1938
  • SS Obersturmführer (Teniente) - 2 de febrero de 1939
  • SS Hauptsturmführer (Capitán) - 1 de agosto de 1940
  • SS Sturmbannführer (Mayor/Comandante) - 1941
  • SS Obersturmbannführer (Teniente Coronel)- 9 de noviembre de 1941
  • SS Standartenführer (Coronel) - 20 de abril de 1945

Colaboradores de Adolf Eichmann

Los delegados de Adolf Eichmann en la Sección IVB4 de la Gestapo tuvieron como principal responsabilidad la deportación en trenes de todas las personas enemigas de Alemania y de los judíos. Por cada país o región ocupada existía un delegado responsable. Entre estos colaboradores de Eichmann estuvieron:
  • Alois Brunner. Desde noviembre de 1939 hasta septiembre de 1944, Brunner dirigió las deportaciones de los judíos de Viena, Moravia, Tesalónica, España, Niza y República Eslovaca Independiente. Desapareció después de la guerra y fue condenado a muerte en ausencia en un juicio en París en 1954. Se le concedió asilo finalmente en Siria.
  • Theodor Dannecker, quien dirigió la preparación de los listados de judíos franceses y españoles, para la deportación en 1941, y que fue nombrado comisionado en Italia en 1944. Después de la guerra fue capturado por los americanos y murió en un campo de concentración estadounidense.
  • Rolf Günther.
  • Hans Günther.
  • Dieter Wisliceny, el introductor de la Estrella de David como distintivo de los judíos. Fue el responsable de la deportación de los judíos de República Eslovaca Independiente, España, Grecia y Hungría. Después de la guerra fue extraditado a Checoslovaquia, donde fue ejecutado en febrero de 1948.
  • Hermann Alois Krumey, miembro de la Policía de Seguridad en Lodz. En 1944 fue enviado a Hungría para organizar la deportación de la comunidad judía húngara. Fue arrestado en Italia en 1945, y después de varios juicios fue sentenciado a cadena perpetua en 1969.
  • Franz Novak, cuya función fue la de coordinar los trenes desde cada país hacia los campos de trabajo. Hasta 1961, Novak se ocultó en Austria. Juzgado en 1964, fue sentenciado a 8 años de prisión, aunque el juicio fue anulado en 1966, siendo absuelto de los cargos y liberado.
  • Gustav Richter, quien en abril de 1941 fue enviado a Rumania como Asesor de Asuntos Judíos. Realizó el censo de los judíos de Rumania, planificando la deportación a guetos. Sus planes fracasaron cuando Rumania rompió relaciones con Alemania. Fue sentenciado a 4 años de prisión en 1982.
  • Wilhelm Zöpf, delegado de Eichmann en La Haya, responsable de los judíos de los Países Bajos.
  • Heinz Rothke (destinado en Francia).
  • Franz Abromeit destinado en Croacia y Hungría).
  • Otto Hunsche (destinado en Hungría).
  • Siegfried Seidl (destinado en Hungría).

El fin

En 1945, tras la caída del Tercer Reich, Eichmann huye a Argentina con un pasaporte entregado por la delegación de Génova del Comité Internacional de la Cruz Roja el 1 de junio de 1950, que le reconoce llamarse Riccardo Klement, natural del Tirol del Sur, Italia. Con este pasaporte recibe el permiso de inmigración otorgado por el Consulado General de la República Argentina en Génova. Bajo la falsa identidad de "Ricardo Klement" vive en Buenos Aires una vida absolutamente normal con su familia. Sin embargo, en 1957 es descubierto por los servicios secretos de Israel (el Mossad), quienes tardan dos años en determinar su identidad. Eichmann trabajaba como mecánico en una fábrica.
El 1 de mayo de 1960 un grupo de "Nokmin" (Vengadores) del espionaje israelí ingresan a Buenos Aires e inician la "Operación Garibaldi" (bautizada así por el nombre de la calle donde vivía Eichmann). Este equipo dirigido por el asesino Rafael Eitan y coordinado por Peter Malkin, "especialista en secuestros", inicia una vigilancia durante casi dos semanas, el 11 de mayo de 1960 lo secuestran en plena calle cuando Eichmann llega del trabajo y es enviado a Israel siete días más tarde. Allí se le somete a un polémico y largo juicio al término del cual se le condena a morir en la horca, sentencia que se cumple, unos minutos después de la medianoche, el 1 de junio de 1962 de madrugada.
Sus últimas palabras fueron: "Larga vida a Alemania. Larga vida a Austria. Larga vida a Argentina. Estos son los países con los que más me identifico y nunca los voy a olvidar. Tuve que obedecer las reglas de la guerra y las de mi bandera. Estoy listo."
Sus restos fueron incinerados y las cenizas fueron dispersadas en el mar Mediterráneo por una nave de la Fuerza Naval israelí en presencia de alegados sobrevivientes del Holocausto, y fuera de las aguas jurisdiccionales de Israel. De este modo, se podía evitar que su tumba se convirtiera en sitio de veneración.
Rafael Eitan, quien dirigió el grupo que secuestró a Eichmann, fue durante 25 años oficial de Inteligencia en el Mossad y dirigió el criminal Shin Bet, en noviembre de 1985 fue destituido al ser descubierto como director de una red de espionaje contra Estados Unidos.
Peter Malkin, el agente que detuvo a Eichmann habría reconocido en una entrevista: "Lo más inquietante de Eichmann es que no era un monstruo, sino un ser humano".

Adolf Eichmann durante el juicio en Israel.

lunes, 30 de mayo de 2011

Ynestrillas se lanza otra vez a la arena política

El nuevo proyecto político pilotado por el abogado Ignacio Toledano y Ricardo Sáenz de Ynestrillas va tomado forma y ya ha constituí una Mesa Nacional.
Reproducimos por su interés la notia aparecida en el blog de Ynestrillas:
El pasado 19 de Mayo tuvo lugar la asamblea constitutiva de nuestra MESA NACIONAL, con la asistencia de la práctica totalidad de sus integrantes.
Durante casi cuatro horas, los asistentes debatieron importantes extremos relativos no sólo a la situación política general de España, sino también a las condiciones y consecuencias que, dentro de distintos sectores alternativos y nacionales, ha provocado la publicación del Manifiesto PODEMOS Y DEBEMOS en el mes de Abril de 2.011.
Se impone la exigencia de contar con un conjunto de personas que se ocupe de la gestión política adecuada de los apoyos recibidos, así como de la organización, como órgano colegiado, de una gran Convención o Congreso Nacional previsto para el mes de Julio de este año 2.011.
La MESA NACIONAL – a falta todavía de una denominación oficial- intenta representar a todos los sectores políticos que, con sus distintas y respectivas sensibilidades, han apoyado el Manifiesto. Tendrá por misión representar, hasta la celebración en Julio de 2.011 de esta gran Convención Nacional, a este cada vez mayor número de personas que se han ido adhiriendo -desde el momento mismo de su publicación- al Manifiesto PODEMOS Y DEBEMOS: realización de declaraciones públicas y tomas de postura respecto a asuntos de interés nacional.
Por unanimidad, la asamblea acordó el NOMBRAMIENTO del Camarada IGNACIO MENÉNDEZ GONZÁLEZ-PALENZUELA como PORTAVOZ Y COORDINADOR GENERAL DE LA MESA NACIONAL. Posteriormente, se pasó a designar a los INTEGRANTES DE LA MESA NACIONAL, quedando formada por los siguientes Camaradas.
CARLOS ALCARAZ CHECA.
ALBERTO AYALA CANTALICIO (a título particular).
JOSÉ ANTONIO BARRERA OSUNA (Delegado de Córdoba).
DAVID BUITRAGO GALLARDO.
ISAAC CABALLERO MARJALIZO.
JUAN MANUEL CRESPO ORTIZ.
ANGEL ESPINOSA LÓPEZ.
JESÚS FERNÁNDEZ DE LANDA.
JOSÉ IGNACIO FONTANET VILALTA (Delegado de Tarragona).
ISRAEL GALVE MALDONADO.
CARLOS ITURRALDE CID.
FRANCISCO LÓPEZ VÁZQUEZ (Delegado de Avila).
CARLOS MARTÍNEZ-CAVA ARENAS.
GREGORIO MASA LASA.
FERNANDO MARTÍNEZ DALMAU.
IGNACIO MENÉNDEZ GONZÁLEZ-PALENZUELA (Portavoz).
MIGUEL MENÉNDEZ PIÑAR.
LUCÍA PADILLA GAONA (Delegada de Sevilla).
JOSÉ PASCUAL ALBIOL (Delegado de Castellón).
ABELARDO PONS LÓPEZ.
RICARDO SAÉNZ DE YNESTRILLAS.
JULIÁN VILLAVERDE MORENO.
FRANCISCO VISEDO NÚÑEZ.

La asamblea realizó una serie de invitaciones a distintas personas al objeto de formar parte de esta Mesa Nacional. A medida que estos nombramientos fueran siendo aceptados -en su caso- se irán añadiendo a la lista expresada. Próximamente, la Mesa Nacional iniciará las actuaciones que les son propias, tales como la emisión de Comunicados y Documentos similares, así como las destinadas a la organización de la Convención de Julio de 2.011.

viernes, 27 de mayo de 2011

concejales optenidos por plataforma por cataluña (pxc)

total cataluña--43
--------------------
provincia de barcelona--25
municipio:---------numero de concejales
abrera------------------------------------1
badia del valles---------------------1
canovelles------------------------------1
igualada---------------------------------1
hospitalet de llobregat---------2
manlleu----------------------------------3
mataro-----------------------------------3
santa coloma de gramenet--3
torello------------------------------------3
vic-------------------------------------------5
---------------------------------------------------------------------------
provincia de gerona--7
municipio:---------numero de concejales
olot------------------------------2
palafrugell------------------1
ripol-----------------------------1
salt------------------------------3
----------------------------------------------------------------------------
provincia de lerida--2
municipio:---------numero de concejales
cervera-------------------------1
tarrega-------------------------1
------------------------------------------------------------------------------
provincia de tarragona--9
municipio:---------numero de concejales
amposta-------------------------1
el vendrell----------------------5
roquetes-------------------------2
tortosa----------------------------1


miércoles, 25 de mayo de 2011

Hermann Göring


Hermann Wilhelm Goering nació en Marienbad, cerca de Rosenheim (Baviera) el 12 de enero de 1893 y murió el 15 de octubre de 1945.
--------------------------------------------------------------------------------------------------------

Biografía

Hijo de una campesina y de un oficial de caballería protestante de raíces aristocráticas, que fue enviado por Bismarck a Namibia como Primer Ministro Plenipotenciario Residente.
Entró en la escuela de cadetes de Karlsruhe y en la de oficiales de Gross Lichterfelde en 1910, licenciándose con matrícula de honor. Se alista en el Ejército el 1 de marzo de 1912 incorporándose como teniente al 4° Regimiento de Infantería. No era muy disciplinado y a punto estuvo de ser expulsado por este motivo. Pero cuando estalló la Primera Guerra Mundial demostró ser un valiente oficial y un buen líder.
Desgraciadamente, en 1915 se vio afectado por el reumatismo y tuvo que ser hospitalizado. Mientras se recuperaba, Goering recibió la visita de un viejo amigo, Bruno Loerzer, quien más tarde también se convirtió en "as" de la guerra mundial con 44 victorias a sus espaldas, y que en aquel momento se encontraba pilotando aviones de observación. Le sugirió a Hermann que pasara al Ejército del Aire. Ambos pensaron que el reuma no impediría a un soldado volar como observador, de modo que Goering se escapó del hospital y comenzó empezó a volar con su camarada.
Tal actuación fue sancionada por las autoridades, pero en 1916 fue seleccionado para su entrenamiento como piloto de cazas. Pronto alcanzó la fama en su país y la admiración de los demás aviadores. Su primer derribo tuvo lugar el 14 de marzo de 1916 y a partir de entonces realizó una espectacular carrera como piloto de caza, derribando pilotos Aliados sin parar hasta el final de la guerra. A finales de 1916 salvó la vida a Loerzer. Cuando la ametralladora de éste quedó atascada y dos Nieuports lo atacaron, Goering se lanzó contra ellos derribándolos.
En 1917 se encontró él solo frente a un vuelo de Spad's. Luchó duramente contra ellos durante quince minutos a la vez que se iba desplazando hacia territorio amigo. Herido gravemente, consiguió aterrizar cerca de un hospital de campo, donde el rápido auxilio médico salvó su vida. En junio es nombrado comandante de la 27ª escuadrilla de cazas y en febrero de 1918 derriba al "as" inglés Craig. También demostró su valía como jefe del fabuloso escuadrón de Manfred von Richthofen.
Al finalizar la guerra, con sólo 25 años, tenía 22 victorias acreditadas y era el comandante del Escuadrón del fallecido Manfred von Richthofen, más conocido como el Barón Rojo.
El entonces Oberleutnant Hermann Goering era uno de los 18 Ases alemanes de la Primera Guerra Mundial y ya había sido condecorado con la Cruz de Hierro de 2ª Clase, la Cruz de Hierro de 1ª Clase, la Real Orden de la Casa Hohenzollern con Espadas y la Orden Pour le Mérite (sólo hubo 81 condecoraciones de la Orden Pour le Mérite dentro de los diversos servicios aéreos en la Primera Guerra Mundial). Era uno de los más condecorados héroes de guerra.

Filiación al NSDAP

Cuando la guerra terminó, el escuadrón Richthofen fue enviado a Darmstadt. Pero al llegar allí, la ciudad había caído en manos de los mercenarios marxistas, los cuales robaron algunas de las armas de los aviones. Goering hizo frente a los rebeldes y les amenazó con bombardearlos por la ciudad si las armas no eran devueltas. Los rojos entregaron las armas finalmente.
Después de este episodio, Hermann se dedicó a las demostraciones públicas de vuelo como piloto de prueba y acrobático en Dinamarca, y desde 1920 con la Svenska Lufttravik en Suecia, donde conoció a su primera esposa, Carin von Fock-Kantzow, mujer de un oficial sueco del que se divorció para casarse con Goering. Se enamoraron y se fueron a casar a Múnich, en febrero de 1922. Su recordada Carin morirá de tuberculosis en 1931.
En 1922, Goering se afilió al NSDAP tras oír un discurso de Adolf Hitler, y pronto llegó a ser uno de los líderes del partido. Fue nombrado Consejero Militar del Führer y Comandante supremo de la SA (los camisas pardas). En 1923 participó en el intento de golpe de estado de Múnich, conocido como el Putsch de Múnich en el transcurso del cual resultó gravemente herido. Escapó de Alemania y fue hospitalizado. Desde entonces, debido a los fuertes narcóticos que tuvo que tomar para aliviar el dolor, se volvió adicto a ellos.
Tras el putsch estuvo exiliado en Austria y en Italia donde conoció a Benito Mussolini y Suecia, pasando por aprietos económicos, mientras realizaba tratamientos para desintoxicarse sin mucho éxito. Una herida mal curada en un muslo estuvo atormentándole hasta el final de sus días.
Trabajó durante este tiempo en el exilio como representante para empresas alemanas de aviación. Regresó a Alemania en 1927, tras una amnistía. En 1928 fue elegido miembro del Parlamento.
Trabajó también como asesor de la Lufthansa, la prestigiosa compañía áerea alemana, y luchó con firmeza y eficazmente por el ascenso del Movimiento.
Tras la victoria electoral del Partido en 1932, se convirtió en presidente del Reichstag.

En el poder

Después del nombramiento de Adolf Hitler el día 30 de enero de 1933 como canciller, Goering obtuvo el puesto de primer ministro del Reich y ministro comisario del Interior de Prusia. Dirigió la construcción de los primeros campos de detención (Dachau) para asesinos, delincuentes habituales y agitadores.
Tras el incendio del Reichstag por el comunista holandes Van der Lubbe poco tiempo antes de las elecciones, Goering se encargó de aplacar a los insurgentes comunistas. Creó la Gestapo (la policía de seguridad nacional) y fue durante un tiempo jefe de todas las fuerzas de seguridad alemanas.
Consiguió que la delincuencia y los crímenes llegasen a mínimos. En todo un año, bajo el ministerio de Goering murieron asesinadas menos personas en el estado prusiano, el Land más grande de Alemania, que durante el régimen democrático-marxista anterior, sólo en la ciudad capital.
Como buen nacionalsocialista, era un gran amante del arte y de la naturaleza. Era muy querido por todo el pueblo por su carácter sociable y su simpatía natural. Fue impulsor junto a Hitler de las -únicas en su género- Leyes de protección a la Naturaleza. E incluso condenó a prisión preventiva a aquellos vivisectores que querían intensificar el maltrato a los animales durante los meses que el Partido tardó en elaborar tales leyes. El edicto de prohibición de la vivisección fue promulgado el 16 de agosto de 1933.
En 1935 fue nombrado comandante en jefe de la recién creada Luftwaffe (la fuerza aérea alemana) y en sólo cuatro años la convirtió en una temible fuerza de combate.
Ese mismo año se casa con la bella actriz Emmy Sonnemann, que había conocido en 1932. En 1938 tuvieron una hija: Edda. Pese a lo enamorado que estaba de Emmy, siempre tuvo presente el recuerdo de su anterior esposa. A su residencia le había puesto de nombre Carin Hall en su honor.
En 1936 asumió los planes económicos de Adolf Hitler para hacer de Alemania un país autosuficiente en cuatro años. El plan cuatrienal fue un éxito rotundo y logró la independencia económica (y, por lo tanto, política) de la nación. En él se incluía el control de precios, la producción química y minera, las vías fluviales y la creación de magníficas carreteras, de las cuales muchas de las que sobrevivieron a los bombardeos aún se usan hoy en día. Bajo su mandato se hicieron también las primeras autopistas. Creó asimismo la mayor fábrica del mundo, todo un coloso en el que había empleado 700.000 trabajadores.
En 1938 se encargó de la presión política sobre el gobierno austríaco, que se negaba a la autodeterminación de los austríacos. El asunto concluyó con el vitoreado Anschluss y un apoyo de nada menos que el 99% del pueblo austríaco a favor de su unión a Alemania.
El 24 de enero de 1939 ordena a Wilhelm Frick, Ministro de Interior del Reich, la creación de la Oficina Central de Emigración para los judíos.

Segunda Guerra Mundial

Mariscal de Campo (Feldmarschall) en 1938, es nombrado como Presidente del Consejo de Defensa el 30 de agosto de 1939 y dos días después como sucesor de Hitler.
Consiguió brillantes triunfos tanto en la campaña de Polonia como en la Batalla de Francia. Concretamente, el país galo poseía el doble de tanques modernos que Alemania, y Goering hizo un buen trabajo desde el aire para reducir esa ventaja. Esto fue también fundamental para las campañas de Noruega, Dinamarca y Bélgica.
El 19 de julio de 1940 Goering es condecorado con la Gran Cruz de Caballero, que el Führer otorgaba a quien hubiera tomado decisiones estratégicas sobresalientes. Al mismo tiempo, es promovido a Mariscal del Reich (Reichmarshall), en reconocimiento por la campaña de la Luftwaffe en Francia y los Países Bajos. La mencionada condecoración fue destruida tiempo después en un bombardeo a su casa.
Como Hitler y tantos otros dirigentes nacionalsocialistas, Goering sentía gran amor por Gran Bretaña y se opuso firmemente a una guerra contra los ingleses.
Sin embargo, el 11 de mayo de 1940, Gran Bretaña se convirtió por orden y gracia de Churchill en el primer país en llevar bombardeos masivos sobre la población civil. Desde ese día, la Royal Air Force inglesa bombardeó casi diariamente objetivos civiles de Alemania. Pero no fue hasta el 24 de agosto, día en que la R.A.F. bombardeó Berlín por sorpresa, cuando Goering decidió comenzar a responder sobre objetivos no militares en Gran Bretaña. El terrorismo aéreo del criminal de guerra no juzgado Winston Churchill, le llevó a cometer el más grave error de su vida. En 1939 Inglaterra gastó más dinero en la R.A.F. que Goering en la Luftwaffe. A pesar de ello, la R.A.F. había sido prácticamente aplastada por la aviación alemana, pero a partir del 7 de septiembre Goering ordenó pagar con la misma moneda a Inglaterra, lo cual desvió el potencial de la Luftwaffe sobre objetivos ajenos a la R.A.F. (los aeródromos, puertos y fábricas de aviones), y eso permitió que la fuerza área inglesa pudiera recuperarse y la invasión de la isla tuviese que ser aplazada, lo que dio otro respiro a los británicos.
A pesar de la idéntica oposición de Hitler y Goering a este tipo de guerra aérea, Churchill perseveró. El resultado fue que al final de la guerra los bombardeos aliados sobre Alemania habían causado la muerte de dos millones de víctimas civiles.
Hacia el final de la guerra, el 20 de abril de 1945, Goering se despidió de Adolf Hitler en el Führerbunker y éste le manifestó su decisión de quedarse en Berlín hasta el final. Goering continuó su labor en Obersalzberg. Se perdió el contacto con el Führer y las noticias sobre el desarrollo de la batalla en Berlín eran confusas.
El 7 de mayo Goering envió una carta a Eisenhower y éste respondió que estaba dispuesto a recibirle, por lo que se entregó a las tropas americanas, que lo tomaron bajo su custodia. Nunca llegó a celebrarse tal reunión. Goering fue separado de su familia y enviado automáticamente a un centro de interrogatorios, donde fue internado como prisionero de guerra ordinario. Fue despojado de su uniforme, de todas sus medallas y del bastón de mariscal.

El Juicio de Núremberg

Durante los días siguientes fue intensamente interrogado. Mientras tanto, los Aliados se encargaban de crear las pruebas en su contra. Se le acusó de haber sido él quien incendió el Reichstag, se le acusó de exterminio en lugares (donde hoy todos aceptan) que no eran de ninguna manera campos de exterminio. Tengamos presente que de la historia de las cámaras de gas y los supuestos campos de exterminio no se dijo nada en el momento en que fueron alcanzados por las tropas enemigas. No fue hasta varios meses después que empezó la farsa de las cámaras de gas y se abrieron los campos de trabajo. Soldados del ejército estadounidense fueron convertidos en supuestos "testigos" mediante tácticas de desinformación. Se los llevó de visita a Dachau, donde se les dijo que las duchas eran cámaras de gas para ejecutar a los prisioneros; algo que mas tarde el propio gobierno alemán de pos guerra demostró que era falso.
Göring fue acusado de un sin número de hechos que el Tribunal Aliado de Núremberg no dudó en calificarlas como "probadas" y que con el paso del tiempo se han derrumbado por insostenibles. Un año después de terminada la guerra, se celebró el Juicio de Núremberg, montaje jurídico tras el cual Goering y otros militares, jerarcas, funcionarios o simplemente periodistas, como Julius Streicher, fueron condenados a morir en la horca, ante el estupor de muchos observadores imparciales.
Cuando le enseñaron unas fotos con fosas comunes llenas de cadáveres y acusaron al régimen nacionalsocialista de haber matado a esos judíos, Goering dijo que eso era imposible. Que él se habría enterado necesariamente. Según se iban lanzando las acusaciones contra él y contra otros dirigentes nacionalsocialistas, comprendió que el juicio no era más que una farsa y que el veredicto ya estaba tomado hace mucho tiempo. Goering se limitó a decir: "No era necesaria tanta comedia para matarnos".
Durante el juicio, perdió mucho peso. Asimismo, fue filmado en su celda las 24 horas del día, además de ser sometido a frecuentes torturas.
Durante el juicio, Goering dio muestras de una claridad, soltura y lucidez que hacía tiempo no tenía. Defendió enérgicamente la dirección del Reich, muchas veces contraviniendo los consejos de su propia Defensa, y mostró una actitud orgullosa.
Mantuvo una dignidad y una fidelidad a Adolf Hitler que deberían haber hecho palidecer de vergüenza a algún otro, como Albert Speer. Y cuando vio que algunos generales se echaban la culpa unos a otros haciendo recaer la responsabilidad final en Hitler como impartidor de las órdenes, Goering los reprendio severamente.
Cuando la hora de declararlos culpables llegó, los jueces le dijeron que lo encontraban culpable de todos los cargos: conspiración para hacer la guerra, crímenes contra la paz, crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad.
En sus últimas horas escribió una carta a su esposa, Emmy, pero la difusión de su contenido no fue permitida por los Aliados, que temían que su publicación fuera utilizada como propaganda e iniciara así una leyenda.
Por su parte, Emmy no se libró tampoco de cumplir condena en un centro penitenciario de Straubing.
Goering pidió ser fusilado, cosa que los Aliados rechazaron, mostrando un sospechoso interés por esta otra forma de asesinarlo: la horca. Pero Goering no quiso darles a sus verdugos ese gusto, por lo que el 15 de octubre, la noche anterior a su ejecución, se suicidó en su celda ingiriendo una cápsula de cianuro que, no se sabe cómo, había logrado esconder.

Francisco Franco


Francisco Franco Bahamonde, el "Generalísimo" o el "Caudillo", nació en Ferrol, España el 4 de diciembre de 1892 y murió en Madrid el 20 de noviembre de 1975.
----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Biografía

Pertenecía a una antigua familia gallega. Su abuelo, Francisco Franco Vietti, había sido intendente general de la Marina. Su padre, Nicolás Franco Salgado, era contador de Navío. Su madre, Pilar Bahamonde y Pardo de Andrade, que ejerció sobre él una hondísima influencia permanente. Francisco hubiera querido ser marino. Las circunstancias lo llevaron hacia el Ejército.

Carrera militar

Después de estudiar en la Academia Militar de Toledo, ingresó en el Arma de Infantería y pidió destino a Marruecos. Allí se distinguió al frente de una compañía de Regulares y, en 1915, pasaba a ser el capitán más joven del Ejército español. A consecuencia de una herida grave recibida en el combate de Biutz (28 de junio 1916), ascendió a comandante y fue destinado a Oviedo, donde estaba durante la huelga general de 1917. Conoció entonces al comandante José Millán-Astray que, cuando fundó la Legión, le llamó para mandar la primera Bandera.

La Legión

Apenas llegado a Ceuta en octubre de 1920, Franco dio muestras de sus dotes de organizador y de jefe durante la etapa de instauración e instrucción de la Legión. Pero fue en el transcurso de las operaciones que siguieron al desastre de Annual, en julio de 1921, cuando Franco empezó a acreditar sus dotes militares.
Después de un corto periodo de estancia en Oviedo (marzo-junio de 1923), Franco, ascendió a teniente coronel, asumió el mando de la Legión, cuyo jefe, Valenzuela, había muerto en combate. Con este motivo hubo de aplazar hasta el mes de octubre su proyectado matrimonio con Carmen Polo y Martínez – Valdés. Durante el otoño de 1924, se destacó mandando las tropas que cubrieron en retaguardia la difícil evacuación de Xauen en el curso de la retirada dispuesta por el General Primo de Rivera, en contra de los deseos del Ejército de Marruecos.
Ascendido a coronel (7 de febrero 1925), en septiembre de aquel mismo año ostentó el mando de la vanguardia del ejército que desembarcó en Alhucemas antes de ocupar la capital de Ab-el-Krim. Ascendido a general a raíz de este éxito, pasó a mandar la primera brigada de Madrid (1926). Al año siguiente fue designado para organizar la Academia General Militar de Zaragoza, de la que fue el primer director.
Desempeñaba tal función al caer la monarquía después de las elecciones municipales del 14 de abril 1931. Hasta entonces el general Franco no había tenido actividad política alguna. Había servido fielmente a Alfonso XIII, quien apreciaba los brillantes servicios del más joven de sus generales. Al proclamarse la República, el general Franco hizo un llamamiento al espíritu de disciplina de los cadetes, pero desmintió el rumor según el cual iría a Marruecos como alto comisario, explicando que no aceptaría un cargo que suscitara dudas en cuanto a su lealtad hacia el rey. A partir de aquel momento, los republicanos le tuvieron por sospechoso. Al suprimirse la Academia de Zaragoza, quedó disponible (agosto 1931).

General de la República

Sin embargo, en febrero de 1932 se le destinó al mando de la brigada de La Coruña y, al año siguiente, asumió el mando militar de Baleares. La modificación de la mayoría que daba el poder a los radicales y a las derechas, hizo que en Madrid estuviera mejor considerado. El gobierno Lerroux siguió sus consejos para reprimir la insurrección de Cataluña y de Asturias en octubre de 1934.
Nombrado Jefe del Estado Mayor Central (14 mayo 1935), se dedicó a reorganizar y a reingresar a oficiales que, como Mola, habían sido excluidos por sus opiniones, a pesar de su valía militar. La victoria del Frente Popular y de sus aliados autonomistas vascos y catalanes, el 5 de febrero 1936, interrumpió esa tarea. Franco, que temía que la revolución empezara inmediatamente después de aquella victoria, se brindó al presidente del Consejo de Ministros, Portela Valladares, y al presidente de la República, Alcalá Zamora, para sostenerlos, emprendiendo una acción preventiva contra la Cámara. No aceptaron el ofrecimiento. Azaña volvió al poder y envió a Franco a mandar las lejanas guarniciones de Canarias. Antes de partir, Franco acordó con otros generales (Varela, Mola, Orgaz, etc.), que el Ejército se alzaría en el caso de que el nuevo Gobierno abriera las puertas a la subversión y al separatismo.

La Guerra Civil

(Artículo principal: Guerra Civil Española)
Las elecciones de 1936 pusieron de manifiesto el fracaso de la República moderada en España. El duelo entre las fuerzas revolucionarias y las conservadoras, todavía poderosas, creaba un verdadero clima de guerra civil latente. A partir de entonces los jefes militares hostiles al Frente Popular prepararon el golpe de Estado que había de poner al frente del gobierno al general Sanjurjo, el vencedor de la guerra de Marruecos, exiliado en Portugal.
El asesinato del dirigente de la derecha parlamentaria, José Calvo Sotelo, fue la chispa que prendió fuego a la pólvora. El 17 de julio se alzaba el ejército de Marruecos. El 18, el ejército de la metrópoli seguía el ejemplo. El 19, Franco llegaba a Tetuán en un avión civil inglés y tomaba el mando del ejército de África. La situación era delicada. El alzamiento militar había triunfado en las provincias conservadoras donde la mayoría de la población lo apoyaba (Castilla la Vieja, Navarra); había dominado la situación en Galicia, en Zaragoza, en Sevilla, en Granada y en Córdoba, pero había fracasado en las grandes ciudades, donde el Gobierno armó al proletariado, y en las provincias de tendencias separatistas. Todavía más grave era el hecho de que los marineros se habían amotinado contra sus oficiales y, después de matarlos o quitarles el mando, impusieron la fidelidad de la Marina al régimen republicano. El ejército de Marruecos, por tanto, no podía pasar a la Península. Finalmente, el general Sanjurjo había muerto en un accidente de aviación al salir de Portugal. La creación de una Junta Militar en el norte de España paliaba provisionalmente este acontecimiento imprevisto.
Franco consiguió trasladar sus tropas al sur de España, utilizando algunos aviones; luego envió audazmente un convoy marítimo, a pesar de la superioridad numéricamente aplastante de la flota roja. Entonces, mientras el ejército de Mola cerraba la frontera francesa del Noroeste e iniciaba la conquista de Guipúzcoa, el ejército de África pasaba a la ofensiva, pacificaba a Andalucía y a Extremadura, establecía contacto con el ejército del Norte y liberaba Toledo, donde el general José Moscardó, encerrado en el Alcázar con 1.105 hombres, había resistido los asaltos del enemigo desde el 19 de julio al 28 de septiembre.
El sitio del Alcázar suscitó un interés considerable, tanto en España como en el extranjero. Su victorioso desenlace incrementó el prestigio de Franco, que se imponía como el jefe militar más capacitado del campo nacional. Por ello la Junta Militar le designó generalísimo, confiándole posteriormente la dirección del Estado español (1 de octubre 1936). Franco iba a llevar de frente la guerra y el gobierno de la zona nacional.
Franco deseaba imponer rápidamente la paz en Madrid. Intentó tomar la ciudad con su pequeño ejército reforzado con unidades procedentes del Norte. Los revolucionarios dominaban en Madrid. La llegada de las primeras unidades de las Brigadas internacionales los reforzó. Los nacionales quedaron detenidos delante de la ciudad, después de los sangrientos combates de la Ciudad Universitaria, pero cortaron la mayor parte de las comunicaciones de la capital (noviembre 1936-marzo 1937). En adelante, la guerra iba a ser una lucha de desgaste. Ya desde el principio de las operaciones, aviones y municiones habían sido enviados por el Gobierno del Frente Popular francés a los gubernamentales; por Hitler y Mussolini, al bando nacional. A finales de agosto, Stalin decidió apoyar a la República española. Envió a España armas, técnicos y consejeros políticos rusos y voluntarios comunistas de todos los países. El Eje replicó intensificando su ayuda.
Después del fracaso italiano de Guadalajara, Franco modificó sus planes y emprendió la pacificación de las provincias del Norte sometidas al Frente Popular (Vascongadas, Santander y Asturias), pero aisladas del territorio regido por el Gobierno republicano, refugiado en Valencia. Después de la muerte de Mola dirigió la conquista de Bilbao (19 junio de 1937), luego la de Santander (26 de agosto) y la de Asturias (octubre), a pesar de las vanas ofensivas rojas de diversión de Brunete (15-25 de julio) y Belchite (agosto-septiembre). La balanza se inclinaba decididamente del lado nacional.
Franco preparaba una nueva ofensiva contra Madrid cuando el mando adverso lanzó un ataque contra Teruel. La contraofensiva nacional, estorbada por un frío en extremo crudo, no logró salvar la ciudad. Después de su reconquista (21 febo 1938), Franco desencadenó una ofensiva que rompió el frente enemigo, llevó a la conquista de Lérida y al Mediterráneo, en Vinaroz (15 de abril) y a Castellón de la Plana (14 de junio), separando a Cataluña de Valencia y Madrid. Valencia estaba amenazada cuando los rojos contraatacaron y volvieron a pasar el Ebro (24-25 de julio). Franco concibió entonces el plan de sostener en esa bolsa una batalla de desgaste en la que el ejército enemigo se agotaría. Acertó en sus previsiones. La ofensiva enemiga quedó detenida. En noviembre, los nacionales atacaron, a su vez, y empujaron más allá del río los restos de un ejército desangrado. Antes de que éste pudiera reorganizarse, Franco emprendió el 23 de diciembre la operación decisiva: la conquista de Cataluña. El 26 de enero de 1939 se ocupó Barcelona. La República roja se vino abajo. Después de los combates callejeros de Madrid, entre los partidarios de la rendición y los comunistas que todavía querían resistir, los nacionales no tropezaron ya con oposición notable. Entraron en la capital (28 de marzo) y en Valencia (30). El 1 de abril 1939 la guerra había terminado.

La organización del Estado

Alcanzada la victoria, era preciso levantar al país de sus ruinas que eran inmensas y, para evitar las convulsiones que lo agitaban desde hacía más de un siglo, rehacer un Estado en el que los españoles pudieran convivir pacíficamente.
En Burgos, el 1 de octubre de 1936, Franco sólo se había encontrado con los escombros de los regímenes anteriores. La República, que con un anticlericalismo anacrónico se había enfrentado a los católicos, se había mostrado incapaz de imponer un orden elemental. Pero antes de ella, la monarquía liberal, envejecida y agrietada, se había derrumbado por sí sola. El carlismo preconizaba la monarquía tradicional; el falangismo, un Estado autoritario nacional-sindicalista. En el extranjero, Adolf Hitler, Benito Mussolini y Joseph Stalin, dominaban la política europea. La fórmula autoritaria se imponía.
Franco dirigía una coalición de españoles de matices diferentes, y a veces divergentes, a los que unían el catolicismo, el patriotismo, la hostilidad al comunismo y a una forma de democracia que pudiera abrirle paso. Se esforzó en mantener la unión descartando los motivos de división, así como la restauración de la monarquía, que aplazó.
Acertó al aliar la flexibilidad diplomática con la firmeza y el arte de dejar que los problemas se fueran madurando.
Para realizar aquella unión, Franco quiso fundir las diferentes corrientes de la España nacional en un Movimiento único que habría de constituir el marco político de la nación. "Jefe sin partido" tomó la Falange, "movimiento sin jefe" desde la muerte de José Antonio Primo de Rivera, y la unió a los carlistas y a los demás grupos monárquicos. Organizó después su Gobierno (19 abril 1937). Desde su proclamación gobernaba con la ayuda de una Secretaría General del Estado, que dirigía su hermano mayor Nicolás, y de una Junta Técnica del Estado, puramente administrativa. En enero de 1938 estableció su primer ministerio, luego el Consejo Nacional y la Junta Política, que se reunieron rara vez.
Restablecida la paz, Franco completó los engranajes de un Estado que, condenando el régimen de división de partidos, había de asentarse en la familia, el municipio y los sindicatos. Puso en marcha la organización sindical, concebida según una fórmula unitaria (6 diciembre 1940) y posteriormente las Cortes (1942).
El sistema dejaba la primacía al poder ejecutivo, por consiguiente, al general Franco. Ello le permitió hacer frente a las situaciones dificilísimas en que lo colocó la Guerra mundial.

La defensa de la paz

El conflicto mundial estallaba cuando España andaba necesitada de paz y de créditos para su reconstrucción. Franco, a pesar de la ayuda que el Eje le había proporcionado durante la guerra, estaba resuelto a no tener en cuenta sino el interés de España.
Proclamó la neutralidad española. Después de las victorias alemanas que, en junio de 1940, establecieron la hegemonía del Tercer Reich en Europa, Franco se vio invitado a unirse al Eje para abatir a Inglaterra. La ayuda germano-italiana prestada al campo nacional, ciertas afinidades ideológicas, la posibilidad de recuperar Gibraltar y de reconstruir un imperio colonial a costa de las democracias vencidas fueron los argumentos aducidos por los partidarios de la intervención.
Franco resistió a esos llamamientos. En las entrevistas con Adolf Hitler, el 23 de noviembre de 1940 (Ver: Entrevista de Hendaya) y de Bordighera con Benito Mussolini el 12 de febrero de 1941 (Ver: Entrevista de Bordighera), se escudó en la precaria situación económica de España para evitar la entrada en guerra, aun sin romper con los jefes del Eje. La guerra de Rusia le permitió dar satisfacción a aquéllos mediante el envío de la División Azul al frente del Este, sin entrar en el conflicto. Cuando la derrota alemana apareció como posible, Franco atrajo la atención de los anglo-sajones sobre el peligro de abandonar Europa al comunismo ruso. Pero las ilusiones de los ingleses en su fuerza y de Roosevelt sobre Stalin hicieron que tales advertencias fueran vanas.
Terminada la guerra, la diplomacia rusa desencadenó violentas campañas para derrocar al "régimen franquista", aislándolo y asfixiándolo económicamente. Franco, sostenido por la opinión pública española, sacó partido del creciente recelo de los anglosajones respecto a los rusos para resistir a esa presión, incluso cuando la Asamblea General de la ONU recomendó la retirada de Madrid de las misiones diplomáticas (13 de diciembre de 1946). Su diplomacia, dirigida desde el verano de 1945 por un católico militante, Alberto Martín Artajo, supo ganar para la causa de España a la mayor parte de las naciones hispánicas, a los países árabes y a clanes influyentes del mundo financiero y político norteamericano. La guerra fría le permitió conseguir que se derogaran en la ONU las medidas contra España y, más tarde, después de laboriosas negociaciones, que se concluyeran los acuerdos hispano-norteamericanos que eran una verdadera alianza (1953). La firma, aquel mismo año, del Concordato con la Santa Sede y la entrada de España en la ONU constituyeron notables éxitos diplomáticos y la descolonización pacífica de Marruecos mantuvo viva la amistad hispano-marroquí.

Los objetivos interiores

El desenlace de la Segunda Guerra Mundial tuvo indudable influencia en ciertos aspectos de la política interior del Caudillo. Después de la derrota de las potencias del Eje, suprimió los signos externos que recordaban el fascismo, eliminó a ciertos hombres políticos demasiado comprometidos por sus relaciones con el Eje; llamó a católicos de matiz demócrata-cristiano, sin renunciar, no obstante, a la estructura monolítica del Estado.
Determinados monárquicos pedían que se restableciera la monarquía, pero tal solución suscitaba no pocas oposiciones. Franco, a raíz de la condena de su régimen por la ONU, sometió al pueblo el texto de una ley constitucional que, aun instaurando la monarquía, le dejaba de por vida la dirección del Estado y preveía las modalidades de su sucesión. El referéndum del 6 de julio de 1947 le dio una mayoría aplastante (14.145.163 sí contra 722.656 no y 336.593 votos nulos). A partir de entonces, aun manteniendo un orden interno que se liberaliza lentamente, pudo consagrarse al desarrollo económico de España.
La Segunda Guerra Mundial había hecho muy difíciles la reconstrucción y el desarrollo económico. Franco se había propuesto reducir el mal endémico de la balanza comercial deficitaria desarrollando la producción nacional y singularmente la industria. Durante la primera etapa se rodeó de colaboradores partidarios del nacionalismo económico, que fundaron el INI para dar a la industria española el impulso necesario en numerosos ámbitos, multiplicaron los embalses y elaboraron grandes planes de colonización en regiones desheredadas (Badajoz, Jaén, etc.). Se llevó a cabo una obra importante, singularmente en el ámbito de la industrialización, aun sin respetar en todo momento la ortodoxia económica. Pero el comercio exterior seguía siendo deficitario. Entonces Franco recurrió a nuevos equipos ministeriales formados por técnicos partidarios de una economía más libre y de un acercamiento a la Europa del Mercado Común. Sometidas a referéndum, tales reformas fueron aprobadas por una mayoría impresionante (14 de diciembre de 1966).
Ese viraje de 1957, favorecido en parte por el enorme desarrollo del turismo, permitió enriquecer a los españoles cuyo nivel de vida se fue aproximando al de los pueblos de la Europa occidental. Paralelamente; la vida política se tornó más flexible: se suprimió la censura y se estableció la tolerancia religiosa. Con vistas a preparar su sucesión, Franco enmendó las leyes fundamentales en un sentido liberal en el marco de una monarquía que prolongara el Movimiento Nacional.
Aquel día los españoles votaron menos en favor de unos textos que en favor del jefe que, después de una terrible convulsión, les había asegurado 30 años de paz y facilitado el vivir mejor. Ese estadista frío, paciente, firme y flexible al mismo tiempo, cuyo estilo de vida es austero, ha ejercido sobre un pueblo, que tiene fama de difícil de conducir, uno de los gobiernos personales más dilatados y pacíficos de la historia de España.
El futuro dirá si esa paz ha sido un paréntesis excepcional o el principio de una era de concordia entre sus habitantes.

lunes, 23 de mayo de 2011

Theodor Morell


Theodor (Theo) Gilbert Morell nació el 2 de julio de 1886 y murió el 26 de mayo de 1948. Fue el médico personal de Adolf Hitler desde 1936. Morell era bien conocido en Alemania por sus tratamientos alternativos holísticos y poco convencionales.
Aunque Morell tenía adiestramiento médico y una licencia de practicante en Alemania mucho antes de conocer a Hitler, después del fin de la Segunda Guerra Mundial se dieron numerosas investigaciones en torno a su práctica médica, siendo interrogado por los aliados.

Primeros Años

Morell era el segundo hijo de un profesor de escuela primaria. Nació y fue educado en una pequeña aldea llamada Trais-Munzenberg, en Hesse. Estudió medicina en Grenoble y en París, luego recibió adiestramiento en obstetricia y ginecología en Munich a principios de 1910. Para 1913 ya tenía un doctorado y era un médico con licencia. Un año después de servir como médico asistente en barcos, adquirió una plaza en Dietzenbach. Sirvió en el frente durante la Primera Guerra Mundial, luego como oficial médico. Para 1919 ejercía su profesión en Berlín, y al año siguiente contrajo matrimonio con Johanna Moller, una actriz de muy buena posición económica. Sus inusuales métodos le valieron el reconocimiento del Sha de Persia y del rey de Rumania, quienes lo invitaron a ser su médico personal.
Morell decía haber estudiado con el bacteriólogo ganador del Premio Nobel, Ilya Mechnikov, además de haber enseñado medicina en universidades prestigiosas, y en ocasiones se llamaba a sí mismo profesor. Morell poseía acciones en numerosas compañías farmacéuticas europeas de mediano tamaño.
Sin embargo, en 1933 su práctica fue amenazada porque muchos de sus pacientes eran judíos. En abril de ese mismo año se unió al NSDAP, y comenzó a ejercer su profesión en lugares prestigiosos, y comenzó a trabajar como venerólogo. En 1936 trató a Heinrich Hoffmann. Hoffmann y su asistente Eva Braun lo presentaron a Hitler.

Médico de Hitler

Hitler estaba sufriendo de un problema cutáneo e intestinal cuando, durante una fiesta en el Berghof, cerca de Berchtesgaden, conoció a Morell, quien dijo que podía curarlo en un año. Morell comenzó a tratar a Hitler con diversas fórmulas comerciales, incluyendo una combinación de vitaminas y bacterias E. coli llamadas Multiflor. Hitler pareció recuperarse y Morell eventualmente se volvió parte del círculo interno de Hitler, permaneciendo allí hasta poco después de terminada la guerra.
Como médico de Hitler, Morell era constantemente recomendado a otros miembros del Alto Mando Alemán, incluyendo a Hermann Goering, Heinrich Himmler y Albert Speer.
Morell sostuvo una rivalidad con el médico Karl Brandt, quien había estado atendiendo a Hitler desde 1933. Ambos discutían con frecuencia, aunque Hitler usualmente estaba del lado de Morell.

El final

El 22 de abril de 1945, Hitler se despidió de Morell en el Führerbunker de Berlín por quien le dijo que ya no necesitaba ayuda médica.
Morell escapó de Berlín en uno de los últimos vuelos fuera de la ciudad, pero pronto fue capturado por los estadounidenses. A pesar de que fue retenido en un campo de internos estadounidense (en el sitio del campo de concentración de Buchenwald) y cuestionado debido a su proximidad con Hitler, nunca fue acusado de ningún crimen. Murió en mayo de 1948.
Los historiadores han desechado la posibilidad de que el tratamiento alternativo holístico de Morell tuviera efectos sobre Hitler a la hora de tomar decisiones.

Manuel Hedilla


Manuel Hedilla Larrey (Ambrosero, Cantabria, 1902 – Madrid, 4 de febrero de 1970) fue un político falangista español.

Primeros años

Nacido en una familia devota y trabajadora, pronto sufre en 1909 la muerte de su padre y abuelo, lo que confiere al pequeño Manuel Hedilla la carga y responsabilidad de ser el mayor de los hombres de la familia. Muy joven se convierte en obrero maquinista para poder solventar los gastos y educación de sus dos hermanos menores. Luego de intercambiar unas palabras con un joven jonsista, Manuel Menezo Portilla, otro obrero metalúrgico, ingresó en 1934 en Falange Española, siendo designado jefe local de Renedo de Piélagos, cargo en el que desarrolló gran actividad de proselitismo. En marzo de 1935, con ocasión de una visita de José Antonio Primo de Rivera a Santander fue nombrado jefe provincial de Falange. En noviembre de 1935 fue nombrado Consejero Nacional de FE.

La Guerra

En mayo de 1936 se entrevistó con el general Mola y posteriormente participó en los preparativos de la sublevación del 18 de julio de 1936 en Galicia. En agosto de 1936, ya en Burgos y ante la permanencia en prisión, en la zona republicana, de José Antonio, se convierte de facto en el jefe nacional de Falange. Después de una reunión en Valladolid en la que se crea la Junta de Mandos Provisionales, el 2 de setiembre de 1936 Hedilla es confirmado como jefe de la misma. Al parecer por encargo de José Antonio, se prepara para reorganizar los cuadros falangistas para su integración en la sublevación militar. Actuaba con el pseudónimo de Pasaban.

La Conspiración Franquista

Después de un incidente protagonizado en Salamanca la noche del 16 de abril de 1937 por miembros de distintas corrientes existentes en el seno de Falange, a resultas de los cuales resultaron dos muertos, el Cuartel General de Franco, decidió llevar adelante un plan que ya venía fraguándose, bajo la inspiración de altos mandos militares y del cuñado de Franco, Ramón Serrano Suñer: la creación de un gran partido único. Así el 19 de abril de 1937 Hedilla es sorprendido por el Decreto de Unificación con los tradicionalistas bajo la jefatura de Franco.
Esta fusión, aunque logró la tranquilidad política en la zona nacionalista, supuso, de hecho, la desaparición de la Falange Española tal como la concebía José Antonio. Hedilla no admitió la jefatura de la Junta Política de FET y de las JONS que por decreto de 25 de abril le otorgó Franco.

Detención y últimos años

Detenido el 25 de abril de 1937 bajo la acusación de haber "conspirado contra Franco", fue condenado a muerte. Se le conmutó la pena y, tras cumplir cárcel en Canarias, fue confinado en Mallorca hasta que en 1947 recobró la libertad. Debido a la reputación intachable de Hedilla y su lealtad incondicional al ideal falangista de la primera hora, se convirtió en el referente de la lucha falangista contra el franquismo. Surgió así entre los jóvenes que reclamaban la "revolución pendiente" de José Antonio toda una corriente de protesta revolucionaria llamada hedillismo. En 1972 y a pedido del propio Hedilla, Maximiliano García Venero escribe su biografía en un libro titulado Testimonio de Manuel Hedilla, a criterio de muchos, la obra mas completa acerca de la historia de Falange Española. Hedilla, a pesar de haber sufrido como pocos la violencia e inhumanidad de Franco, jamás presentó ni hizo pública animosidad alguna contra este. Su enorme fe cristiana y su personalidad serena y honesta le han granjeado un lugar de honor en la historia de la Falange y de España. Vivió en el ostracismo político hasta su muerte en 1970.

viernes, 20 de mayo de 2011

DE MADRE A MADRE

Hace poco las madres de PANDILLEROS encarcelados realizaron una manifestacion exigiendo los "DERECHOS" de sus hijos.   Acá esta la respuesta de una madre ciudadana hacia la madre que protestaba... 

DE MADRE A MADRE
:
Vi tu enérgica protesta delante de las cámaras de TV en la reciente manifestación en favor de la Reagrupación de presos y su transferencia a cárceles cercanas a sus familiares, y con mejores prestaciones.
 

Vi cómo te quejabas de la distancia que te separa de tu hijo y de lo que supone económicamente para ti ir a visitarlo como consecuencia de esa distancia.
 

Vi también toda la cobertura mediática que dedicaron a dicha manifestación, así como el soporte que tuviste de otras madres en la misma situación y de otras personas que querían ser solidarias contigo, ya que contabas con el apoyo de algunas organizaciones y comisiones pastorales, órganos y entidades en defensa de los derechos humanos, ONGs, etc., etc.

Yo tambien soy madre y puedo comprender tu protesta e indignación. Enorme es la distancia que me separa de mi hijo.  Trabajando mucho y ganando poco, idénticas son las dificultades y los gastos que tengo para visitarlo. Con mucho sacrificio sólo puedo visitarlo los domingos porque trabajo incluso los sábados para el sustento y educación
del resto de la familia.
 

Felizmente, también cuento con el apoyo de amigos, familia, etc.

Si aun no me reconoces, soy la madre de aquel joven que se dirigía al trabajo con cuyo salario me ayudaba a criar y mandar a la escuela a sus hermanos menores, y que fue asaltado y herido mortalmente a balazos disparados por tu hijo.

En la próxima visita, cuando tu estés abrazando y besando a tu hijo en la cárcel yo estaré visitando al mío y depositándole unas flores en su tumba, en el panteón.
 
¡Ah! Se me olvidaba: ganando poco y sosteniendo la economía de mi casa, a través de los impuestos que pago, tu hijo seguirá durmiendo en un colchón y comiendo todos los días. O dicho de otro modo: seguiré sosteniendo a tu hijo malhechor.
 

Que ironía de la vida, yo que siempre crié a mis hijos como la mamá más mala para que ellos fueran los hijos mas buenos, y sí que lo era, mi hijo era honesto, trabajador, excelente amigo, esposo padre e hijo y sin más, un mal hijo de una buena madre le quita la vida y nos destroza toda la ilusión a la familia entera.
 

Ni a mi casa, ni en el cementerio, vino nunca ningún representante de esas entidades que tan solidarias son contigo para darme apoyo ni dedicarme unas palabras de aliento.

¡Ni siquiera para decirme cuales son MIS DERECHOS!


¡Si estás de acuerdo con esta carta, hazla circular!
Quizás entre todos podamos revertir estos valores que se están instalando en nuestro país, donde los delicuentes tienen más derechos que los ciudadanos honrados y trabajadores que sólo queremos vivir en paz.
¡LOS DERECHOS HUMANOS SON PARA LOS HUMANOS DERECHOS!

lunes, 9 de mayo de 2011

LE LLAMAN FASCISTA POR HABLAR EN CASTELLANO EN CATALUÑA

Un agente de los Mossos d'Esquadra ha denunciado a dos guardias urbanos de Barcelona por no hablarle en catalán cuando, en un control rutinario, le pararon por conducción temeraria.

Según el atestado de la Guardia Urbana, al que ha tenido acceso Europa Press, el 9 de febrero de 2011, cuando los dos guardias urbanos realizaban un servicio de vigilancia en Ronda Sant Pau, observaron una moto que circulaba a gran velocidad, haciendo movimientos en zig-zag entre los coches, que obligaron a uno de ellos a frenar bruscamente. No pudieron pararle hasta llegar a la calle Compte d'Urgell, comprobaron que iba a 90km/h, y le informaron, en castellano, del motivo por el que le habían parado.

El hombre de la moto, que se identificó como mosso fuera de servicio, les dijo que su idioma era únicamente el catalán, a lo que, según el atestado, uno de los urbanos contestó "sin ninguna falta de respeto" que el castellano le había salido de forma espontánea.

El mosso, siempre según los guardias urbanos, se mostró indignado y alterado y realizó comentarios como: "Tú eres un fascista y lo que estás haciendo es una represión lingüística al catalán. Es una vergüenza para la policía de Cataluña que haya agentes con este comportamiento fascista"; y le amenazó con denunciarle y acudir a los medios para hacer pública la represión del catalán y que así le inhabilitaran.

Poco después, acudieron al lugar un sargento y un inspector de los mossos, así como un cabo de la Guardia Urbana y se le realizó al mosso un control de alcoholemia que dio negativo.

En su denuncia ante el juzgado de guardia el mosso asegura que le pidió al urbano "con toda la corrección exigible" que se le dirigiera en catalán. Según la denuncia, el guardia urbano adoptó entonces una actitud de menosprecio y le dijo: "No tengo ninguna obligación de hablarte en catalán, esto es España y te hablo en español".

Asegura que se identificó como mosso para hacerle ver al agente que su negativa era "completamente ilegal", ya que le correspondía la opción lingüística y destaca que el urbano adoptó una actitud arrogante y de menosprecio ante su persona, por lo que llamó al 112.

Al lugar se personaron dos agentes de mossos y más tarde un sargento que, según el mismo mosso denunciante, "adoptó una actitud de reproche" hacia él, sin dar ningún valor a su denuncia, lo que motivó un nuevo conflicto. El juicio de faltas se celebrará el próximo 28 de junio.
-------------------------------------------------------------------------------------------
FUENTE: LIBERTAD DIGITAL
----------------------------------------
que yo sepa catalunya es una region de españa,
solo faltaria que el maresme pidiera la indenpendencia

viernes, 6 de mayo de 2011

NSDAP

NSDAP sigla en alemán que significa Nationalsozialistische Deutsche Arbeiterpartei (Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán). Fue el partido que llegó al poder con la conducción de Adolf Hitler el día 30 de enero de 1933. La ideología de este partido fue el nacionalsocialismo.
-------------------------------------------------------------------------------------------------

Orígenes

El partido fue la principal fuerza política en Alemania desde la caída de la República de Weimar (1933) hasta el fin de la Segunda Guerra Mundial en 1945, cuando fue declarado ilegal y sus líderes fueron arrestados y culpados de acusaciones falsas como el de crímenes de guerra, contra la humanidad y contra la paz en el Juicio de Núremberg entre noviembre de 1945 y octubre de 1946.
Para investigar a los diferentes grupos políticos de Múnich, el Servicio de Inteligencia del Ejército alemán envió a Hitler, un joven cabo, a monitorear las actividades de un partido denominado Deutsche Arbeiterpartei (Partido Obrero Alemán), que había sido fundado en enero de 1919 por un cerrajero llamado Anton Drexler (junto con Gottfried Feder, Dietrich Eckart, Alfred Rosenberg, Hermann Esser y Karl Harrer) como uno de los movimientos populares (en alemán völkisch) que existían en Alemania como resultado de su derrota en la Primera Guerra Mundial.
Hitler participa en una reunión el 16 de septiembre de 1919 y es invitado a adherirse al movimiento. Según el libro "Datos para la historia del NSDAP", el partido contaba con 64 miembros en 1919.
El 24 de febrero de 1920, se celebró a petición de Hitler el primer mítin multitudinario del partido en Múnich, donde Hitler leyó los 25 puntos del Programa del Partido, escritos por él mismo y Anton Drexler, puntos que constituyeron el programa dogmático del nacionalsocialismo. En esta misma asamblea se decidió el cambio de nombre del movimiento, pasando a denominarse "Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán", cuyas siglas en alemán son NSDAP.

Putsch y elecciones

Luego de protagonizar el fracasado Putsch de Múnich el 9 de noviembre de 1923, el partido fue refundado nuevamente el 25 de febrero de 1925, obteniendo Hitler la jefatura del partido.
Después de que su intento de golpe de estado fracasara en Baviera, los nacionalsocialistas participaron en las elecciones restantes de los años veinte. En las elecciones de la década de 1930, impulsados por los problemas económicos de Alemania en la incipiente Gran Depresión, incrementaron sus votos considerablemente, convirtiéndose en el segundo partido mayor en el Reichstag. Esto mejoró su posición en los años venideros y, a pesar de una pequeña proscripción de las SA (Sturmabteilung, Secciones de Asalto, el ejército privado del partido) en 1932, el partido alcanzó en las elecciones del mismo año un total de trece millones y medio de votos y se convirtió en el bloque más votado en el Reichstag. En vista de que los nacionalsocialistas habían ganado 22 procesos electorales y eran mayoría en el Congreso, Hitler fue nombrado Canciller por el presidente Hindenburg el 30 de enero de 1933 y, en unas elecciones nacionales, los nacionalsocialistas y sus aliados nacionalistas alcanzaron la mayoría.
El himno del NSDAP es Die Fahne Hoch.

Congresos del Partido

Hitler decidió realizar, a ser posible cada año, un Congreso de todos los militantes del Partido a nivel nacional. En estos eventos se encontraban las unidades de las SA, SS, Juventudes Hitlerianas, BDM, NSKK y Cuerpo de Líderes del Partido.

Año Denominación Lugar
27 de enero 1923 Ninguna Múnich
1926 Ninguna Weimar
1927 Ninguna Núremberg
1929 Ninguna Núremberg
1933 Der Kongress des Sieges (Congreso de la Victoria) Núremberg
1934 Triumph des Willens (El Triunfo de la Voluntad) Núremberg
1935 Reichsparteitag der Freiheit (Día del Partido de la Libertad) Núremberg
1936 Reichsparteitag der Ehre (Día del Partido del Honor) Núremberg
1937 Reichsparteitag der Arbeit (Día del Partido del Trabajo) Núremberg
1938 Reichsparteitag Grossdeutschland (Día del Partido de la Gran Alemania) Núremberg
1939 Reichsparteitag des Friedens (Día del Partido de la Paz) Pospuesto Núremberg

Organización del Partido

La máxima autoridad del Partido era sin duda el mismo Führer Adolf Hitler. Debajo de Hitler, se encontraban los Reichsleiter o "Líderes del Reich", quienes eran nombrados por el Führer y estaba compuesto por los Ministros titulares y sin cartera además de algunos líderes propios del Partido con Jurisdicción Nacional, conformando el "Reichsleitung". Por ejemplo, Martin Bormann quien fuera primero Asistente de la Secretaría del Partido y posteriormente Secretario de la Cancillería fue Reichsleiter. Este Cuerpo de Líderes incluía departamentos de organización, personal, finanzas, propaganda y jurisdicción (todos estos con sus respectivos puestos en el Gobierno a partir de 1933). El Reichsleitung también incluía secciones de Política Exterior, Departamento del Partido para la Prensa, Archivos del Partido, Política Colonial, la fracción parlamentaria del Reichstag y el Departamento de Representantes del Führer para el control de la Educación Política e Ideológica del Partido.
El siguiente nivel hacia abajo era el Gau (provincia), el cual era dirigido por los Gauleiter y su Staff. El número de Gaus en Alemania y en los territorios ocupados en 1943 era de 43 en total.
Cada Gau estaba dividido en varios Kreis (comarca), dirigido por el Kreisleiter (Líder de la comarca)  El número total de Kreis en 1943 era de 920 en total.
Cada Kreis estuvo dividido en varios Ortsgruppe (municipio), dirigidos por los Ortsgruppenleiter (Líder Local). El Ortsgruppe era la unidad básica del NSDAP y debía constar al menos de 15 militantes. Los 30.601 Ortsgruppen fueron divididos en Zellen (distritos), dirigidos por un Zellenleiter (Líder del distrito) y las 121.406 Zellen fueron divididas en 539.774 block (Barrios), dirigidas por un Blockleiter o Líder de Barrio. El Blockleiter era responsable por 40 o 60 Hogares y mantenía un Archivo (Haushaltskarten) acerca de todo el mundo, evaluando las actitudes de cada ciudadano hacia el Partido y el Estado.

Anton Drexler

Anton Drexler nació en Munich el 13 de junio de 1884 y murió el 24 de febrero de 1942. Fue un cerrajero y político alemán.
Rechazado por cuestiones de salud del servicio militar durante la Primera Guerra Mundial, Drexler se unió al "Partido de la Patria" y se dedicó a las actividades de agitación política entre los trabajadores. En marzo de 1918 fundó el "Comité de los Trabajadores Libres por la Buena Paz", opuesto tanto al capitalismo como al comunismo. En octubre de 1918 creó el "Círculo de los Trabajadores Políticos" junto al periodista Karl Harrer y nuevamente con él funda otro movimiento nacionalista Völkisch, llamado Partido de los Trabajadores Alemanes (DAP) el 5 de enero de 1919. Este grupo tenía cerca de 40 miembros. Anton Drexler fue el autor del folleto "Mi despertar político", el cual leyó Adolf Hitler una madrugada en Munich luego de asistir al DAP.
Drexler cambió el nombre del partido por el de Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán (NSDAP) el 24 de febrero de 1920, cuando fueron leídos por primera vez los 25 puntos del Programa del partido, de los cuales fue co-autor junto a Hitler.
Cuando Hitler finalmente ganó las elecciones internas del partido en otoño de 1921, Drexler ocupo el puesto de presidente honorario.
Su participación en el NSDAP concluyó cuando este fue temporalmente prohibido tras el intento de golpe de estado de 1923 (en el que Drexler no participó). Fue elegido para el parlamento de Baviera en 1924 como miembro de otro partido. No tomó parte en la renovación del NSDAP en 1925. Después de que Hitler tomase el poder el 30 de enero de 1933, Hitler ordenó la disolución de todas las organizaciones políticas ajenas al NSDAP, por lo cual su "Liga Popular Nacional Socialista" (Volksbund) fundada en 1928 fue disuelta y su carrera política llegó a su fin.
Drexler jamás volvió a acercarse al NSDAP, y murió en Munich en el año 1942.