jueves, 31 de marzo de 2016

Mas sobre David Myatt


Artículos doctrinarios básicos 1:
La Numinosidad del Nacional-socialismo
El esclarecimiento del Nacional-socialismo



LA NUMINOSIDAD DEL NACIONAL-SOCIALISMO
por David Myatt
Prólogo
La siguiente colección de ensayos se trata sobre la numinosidad del Nacional-socialismo. El adjetivo 'numinoso' tiene varios matices de significado - 'espiritual'; refinado o 'bello' (en el sentido de 'divinamente inspirado o divinamente representativo'); 'impresionante'; una revelación (o 'presencia') de lo que es sagrado o divino. Todos éstos adjetivos son aplicables al Nacional-socialismo, y al fundador del Nacional-socialismo, Adolf Hitler.
Estos ensayos revelan y explican el significado interno, espiritual, y la importancia del Nacional-socialismo. Este significado interno siempre ha sido entendido por los verdaderos discípulos de Adolf Hitler, aunque durante muchas décadas - siguiendo la destrucción del primer Estado Nacional-socialista en el año 56 E.H y la muerte del Jefe mismo - casi fue ensombrecido por el diluvio de parloteo vitriolico y la propaganda mentirosa que los enemigos del Nacional-socialismo han continuado vertiendo adelante. Estos enemigos - para sus propios fines - han intentado tan duramente ocultar este significado interno. Pero ellos han fallado. Ahora, cada vez más personas están descubriendo, aprendiendo o les están enseñando la verdad. Hay un nuevo, Movimiento numinoso que se levanta a lo largo del mundo que, con cada año que pasa, crece más fuerte y que ninguna ley, ningún gobierno, ninguna persecución, y ningún terror, puede destruir. La influencia mundial, poder, y riqueza que los enemigos del Nacional-socialismo tienen ahora - que ellos usan para extender su propaganda mentirosa intentando así suprimir o proscribir el Nacional-socialismo - es toda inútil. Porque estas cosas no pueden destruir el numen del propio Nacional-socialismo - ellos no pueden destruir el modo en que Adolf Hitler es considerado, y recordado, por aquéllos que saben.
Estos enemigos tendrán su día, tal como ellos han tenido su momento fugaz de gozarse en el triunfo con la muerte del Jefe. Pero esa inmolación era necesaria para que su espíritu se mantuviese vivo; y su espíritu es verdaderamente inmortal. Debido a esto, un día pronto sus seguidores triunfarán nuevamente.
I: La Importancia Espiritual de Adolf Hitler
Adolf Hitler nació aproximadamente a las seis de la tarde con dieciocho minutos del vigésimo día del cuarto mes de lo que era, por el calendario del período, el año 1889. El lugar de su nacimiento era el pueblo fronterizo austríaco de Braunau, situado cerca del río Inn.
Su fondo familiar era modesto. Aunque su padre trabajaba como un funcionario para el gobierno austríaco, él - como la madre del muchacho - descendía de aquéllos que habían trabajado en la tierra. Como un joven de trece años, el padre de Adolf había dejado su casa para buscar aprender comercio en Viena. En esto, él tuvo éxito - pero no estaba satisfecho. Él aspiraba a algo mejor, y se resolvió a hacerse un funcionario gubernamental. En esto, él también tuvo éxito, a la edad de veintitrés.
El joven Adolf poseyó una determinación similar - por lo que a una edad temprana él había decidido por sí mismo que bajo ninguna circunstancia habría él de hacerse un funcionario del gobierno austríaco. En cambio, él quiso ser un artista, y él se mantuvo resueltamente en su decisión, a pesar de la contrariedad de su padre que quería que su hijo lo siguiera y se hiciese un funcionario del gobierno austríaco. El joven Adolf incluso empezó a descuidar algunos de sus estudios en la Escuela de forma que así fuera imposible para él volverse un empleado del gobierno austríaco - porque para él se había puesto claro, incluso ya en su juventud que su lealtad era para con las personas alemanas y no con el multi-racial Imperio de Habsburgo. Es más, los estudios Escolares lo aburrieron; él era inquieto, ansiaba ser parte de un mundo más aventurero. Incluso en sus días jóvenes él era diferente de sus compañeros de escuela; más determinado; más intuitivo; más consciente del significando más profundo de la vida. Las historias de aventura y guerra lo llenaron de entusiasmo.
Así fue como, después de la muerte de su padre, y a la edad de dieciséis, él se movió para vivir solo en Viena. Él tenía sueños de ser un gran artista; pero quizás su más grande amor en este momento era la música. La música - a menudo Wagner - lo inspiró, y parecía expresar sus propios sentimientos internos, y los indicios de su Destino. Porque él incluso sentía entonces, a tan joven edad, que la vida tenía, o debe tener, un más alto, un noble, propósito. A través del arte, el joven Adolf sentía, que él podría encontrar, y expresar, este propósito.
Pero su vida en Viena le obligó enfrentar lo que era, para la mayoría, la dura realidad. Él tenía que vivir en la pobreza, en habitaciones infestadas de bichos. Él vino a conocer los sufrimientos, el hambre, la desesperación, de los pobres, así como él vino a entender las verdaderas causas de los sufrimientos, la desesperación y la degradación que él encontró a su alrededor. Como él dijo, era una escuela dura en que él aprendió muchas cosas. Durante estos años él se determinó a actuar, a hacer algo para su gente, porque él fue a menudo llevado a encolerizarse por las injusticias que él encontró así como él también fue movido a menudo a intentar expresar sus esperanzas y sueños para un mejor, un más noble, estilo de vida. Estos años de sufrimiento le trajeron un entendimiento profundo, permanente del verdadero propósito de la vida - porque ellos lo habilitaron para poder darle forma y figura a los sentimientos, la visión, dentro de él. Él llegó a desear, más que cualquier otra cosa, poder hacer real su visión. Esta visión era de un nuevo mundo, un nuevo tipo de sociedad dónde las personas trabajaran juntos, en la armonía y alegremente, para el bien común - y donde ellos se esforzaran por continuar el trabajo ascendente de la Naturaleza.
Pero Adolf Hitler no era un soñador impráctico, romántico o místico. Él conoció a las personas, así como él sabía lo que se interponía en el camino para poder hacer real tal visión. Él también sabía lo que era necesario para poder hacer real esta visión. Pero quizás lo mas importante, él sabía que podía hacerse real, y se determinó a intentar y hacerla real. Era esta combinación de visión, voluntad, conocimiento de las personas y percepción lo que hacía a Adolf Hitler verdaderamente único. Él era auto-disciplinado, resuelto, visionario, intuitivo y generoso. Y él poseyó un carisma genuino.
En el momento, habiendo dejado Viena para ir a Munich, él estaba considerando cómo podría empezar a hacer su visión real cuando la Primera Guerra Mundial empezó. Él se alistó en el Ejército de Alemania, se ofreció para una de las asignaciones más peligrosas que era la de mensajero, y mostró gran valor y devoción al deber, pasando casi toda la guerra en la Línea Delantera de las trincheras. Él fue herido, y se le otorgó la Cruz de Hierro de Primera Clase por su valentía.
Hacia el fin de la Guerra, él - como la mayoría de los alemanes que lucharon al frente - vino a darse cuenta de que muchos ciudadanos alemanes ordinarios habían desarrollado una actitud derrotista acerca de la Guerra. Las huelgas, organizadas por los bolcheviques, eran comunes, y, quizás lo peor de todo, a aquéllos que volvían de la línea delantera a menudo no se les otorgaba el respeto. Las revoluciones bolcheviques menores brotaron a lo largo de Alemania hacia el fin del año 29 E.H, y después del Armisticio que marcaba la derrota de Alemania, la insurrección armada se volvió un estilo de vida en muchas partes de Alemania así como los bolcheviques se esforzaron por crear una revolución.
La mayoría de aquéllos que habían servido en el frente se espantaron por lo que había pasado y lo que estaba pasando en Alemania. Adolf Hitler no era ninguna excepción, y fue durante este período de tumulto que él decidió involucrarse en la política. Casi un año después de que la Guerra había acabado, él asistió a una reunión de una organización patriótica lastimosamente pequeña, el Partido de los Obreros alemanes. Pero Adolf Hitler pronto comprendió lo que tal organización, propiamente conducida, podría lograr - podría ser el instrumento para rescatar Alemania del terror y esclavitud del Bolchevismo, podría ganar el poder y podría crear un nuevo estilo de vida para sus personas. Él sentía y creyó que él podría hacer su visión noble real llevando a tal organización a la victoria.
Así empezó el forcejeo para el poder que él siguió con determinación indomable y abnegación por encima de 13 años. Ciudadanos alemanes comunes llegaron a respetarlo y amarlo, porque ellos supieron o sentían que él era sincero - que él estaba trabajando para proporcionarles un estilo de vida bueno. El Movimiento que él lideró - el NSDAP - incluyó sus esperanzas, sus aspiraciones, para un mundo mejor, así como este Movimiento vino a incluir el idealismo noble en el cual él mismo creía. Un espíritu genuino de camaradería sin clases fue desarrollado, dónde el interés común de la gente vino antes del auto interés egoísta. Adolf Hitler inspiró a otros - haciéndolos conscientes del verdadero, noble propósito de la vida. Él les devolvió su visión, sus sueños, su anhelo para una edad dorada. Él los levantó a fuera del cenagal de materialismo egoísta y las míseras preocupaciones revelando a ellos el significado interno de la vida. Él los hizo jubilosos, determinados, y nobles. Él capturó y expresó algo bello y sublime.
Año tras año su popularidad creció, con el NSDAP ganando éxito tras éxito hasta que ya no se le pudiera negar más el poder. Entonces, el 30 de enero del año 44 E.H, Adolf Hitler se hizo Canciller de Alemania, permitiéndole esto que hiciera real su noble visión. Así él empezó a hacer de Alemania un país jubiloso, culto, armonioso, estable dónde los valores nobles eran una vez más los ideales a ser aspirados. En lugar de perseguir a sus enemigos, él convirtió la mayoría de ellos - y a aquéllos que no pudieron, no intentaron cambiar o entender su visión, él les permitió dejar Alemania. Él se volvió un verdadero líder, no un dictador - para la mayoría de los alemanes que lo amaban y confiaban en él y le dieron autoridad para transformar sus vidas para mejor. Ni una vez ni de forma alguna él abusó de esta confianza y autoridad. Él siempre era modesto en su vida personal; él siempre era genuino y espontáneo con otros; él siempre era amable con aquéllos alrededor de él. Pero quizás sobre todo, él era generoso. Él verdaderamente era un gran hombre que inspiró a otros con sus ideales nobles. Él verdaderamente era más dotado, más favorablemente evolucionado, más auténticamente humano, que otros.
En unos cortos años él había resuelto el problema del desempleo; creado mejores y mas justas condiciones sociales; y provocó una revolución noble en las actitudes de las personas. Era como si una nueva Edad Dorada hubiera amanecido. Las personas vinieron a comprender y entender que ellos podían cambiarse para mejor, y así desarrollarse - continuando el trabajo glorioso de la evolución.
Pero había algunos que no gustaron de esto, porque amenazaba lo que ellos habían logrado, y lo que ellos querían lograr. Ellos temieron que esta visión de una nueva edad podría extenderse, y así minar su influencia, su poder, y sus propios sueños oscuros. Éstos eran quienes habían creado, criaron y usaron los poderes gemelos del Marxismo y la Finanza Internacional para controlar y subvertir las naciones. Éstos eran quienes tenían un interés puesto en mantener a los otros sólo con míseras metas materiales y deseos. Así que ellos usaron las doctrinas gemelas del Marxismo y la Finanza Internacional - ambas dos que son formularios diferentes de grueso materialismo - en su búsqueda para dominar, y provocar el tipo de mundo que ellos desearon. Éste era un mundo lleno de materialismo; repleto con individuos egoístas que cumplen sus deseos egoístas, míseros, bestiales. Éste era un mundo innoble en la desarmonía dónde la diversidad gloriosa de la Naturaleza - producida encima de los miles de milenios - fue minada gradualmente y se destruyó reduciendo todo y todos abajo hasta al nivel común más bajo. Era un mundo gobernado por un dogma abstracto que pretendía controlar y destruir la Naturaleza. Éste era el mundo, encima del cual, este grupo de personas quería gobernar - porque tal mundo, con tales individuos egoístas, esclavizados carentes de nobleza, les proporcionaría la riqueza, lujos, y poder. Estas personas vieron este régimen como un derecho dado-por-dios, su destino mesiánico, así como ellos vieron a todas las otras gentes meramente como medios a ser usados para que este destino pudiera lograrse, a cualquier costo. Adolf Hitler, y sus seguidores, era la más gran amenaza que este grupo de personas había enfrentado alguna vez.
Porque Adolf Hitler buscaba librar a su gente de esta esclavitud gemela - este materialismo grueso. Él representó todo lo que este grupo mesiánico detestaba y temía. Así este grupo se esforzó para desacreditar a Hitler y sus seguidores, y las creencias detrás de su Movimiento, además de intentar destruir este Movimiento físicamente desde sus mismos orígenes. Al principio, y en Alemania, ellos fallaron - ellos no pudieron prevenir que Adolf Hitler lograse el poder ni pudieron impedirle transformar a Alemania en una sociedad noble. Pero ellos eran implacables en su oposición, mientras usaron todo su poder, toda su influencia para extender las mentiras sobre la Alemania Nacional-socialista.
Secretamente y públicamente ellos agitaron por una guerra para destruir lo que Adolf Hitler había logrado, y tal era su destreza y mendacidad que ellos tuvieron éxito, reuniendo a todos esos países influenciados o controlados por ellos o sus doctrinas malvadas, para luchar en su nombre. Tales eran sus mentiras malvadas que ellos persuadieron a estos países para luchar una guerra salvaje e incondicional para destruir a Alemania Nacional-socialista, Adolf Hitler y sus seguidores. Así empezó la destrucción salvaje de Alemania y sus personas - porque la cábala mesiánica quería y necesitaba una venganza oscura.
Esta cábala quiso asegurar que aquello que Adolf Hitler había logrado fuese olvidado. También quisieron asegurar que su noble visión nunca sería de nuevo una amenaza para ellos. Así que ellos crearon la desvergonzada e innoble mentira del 'holocausto' para esclavizar a las mentes de aquéllos sobre los que querían gobernar, mientras esperaban desacreditar durante todo el tiempo el idealismo noble del Nacional-socialismo. Así que ellos fabrican las mentiras sobre Adolf Hitler y su vida, además de usar todo su poder e influencias para hacer estas mentiras conocidas en un esfuerzo por destruir su importancia numinosa y el significado interno del Nacional-socialismo.
Pero ellos han fallado. Pues el significado interno del Nacional-socialismo sigue vivo. La importancia espiritual de Adolf Hitler es entendida cada vez más.
La importancia espiritual de Adolf Hitler es su visión noble - él nos ha hecho conscientes de lo que es posible. Él nos ha hecho conscientes que nosotros podemos evolucionar más allá; nosotros podemos crear y podemos vivir en una sociedad noble dedicada a los ideales altos, cultos. Nosotros podemos hacer real la belleza, la numinosidad que algunas piezas de música clásica intentan capturar y expresar. Nosotros podemos expresar en nuestras propias vidas la más grande belleza y la más grande alegría, así como nosotros podemos aspirar a la grandeza. Él nos ha hecho conscientes que nosotros podemos trabajar en armonía con la Naturaleza - nosotros podemos celebrar y podemos levantar y extender la diversidad gloriosa que la Naturaleza ha producido, y que es evidente en la raza y el carácter individual, cuando nosotros todavía podemos extender esto y llevarlo más allá de una manera constructiva y noble. Él nos ha hecho conscientes que nosotros podemos vivir en cierto modo que expresa a nuestra verdadera humanidad - aceptando nuestra diferencia y diversidad como especie y usando esto como una base para evolucionar todavía más allá.
Esta visión noble nos levanta de la mezquindad del egoísmo; nos levanta fuera de la miseria y deshonra del materialismo. Él y él solo nos permite desarrollar al máximo nuestro potencial como seres humanos.
Adolf Hitler nos ha dado un único legado. Él nos ha mostrado que nosotros podemos, por el poder de nuestra voluntad, transformar a nosotros y aquéllos alrededor nuestro en una manera positiva y noble. Nosotros podemos emprender y podemos completar una transformación interna. Él nos ha mostrado la meta y además nos ha mostrado que esta meta puede lograrse. Él nos ha mostrado que nuestra vida, como individuos, tiene después de todo un propósito glorioso.
II: Las Fundaciones Filosóficas del Nacional-socialismo
El nacional-socialismo puede definirse simplemente: es una consciente, única, expresión del imperativo evolutivo. Es decir, busca mejorar naturalmente, y evolucionar a un nivel más alto que aquel que ahora existe debido al funcionamiento natural de la Naturaleza. Este 'buscar mejorar naturalmente' significa la aplicación práctica de la comprensión consciente - o sabiduría - eso que ha sido adquirido durante milenios, y que los principios e ideales del Nacional-socialismo expresan.
Lo que ahora existe debido al funcionamiento natural de la Naturaleza, y que la filosofía del Nacional-socialismo trata, es la raza, y el carácter individual y noble. El nacional-socialismo es una única, o revolucionaria, expresión de este imperativo, debido a su respuesta a la más fundamental de las preguntas: "Tiene la existencia de un individuo algún significado; y, en ese caso, cuál es? " Antes del Nacional-socialismo, la respuesta a esta pregunta era una de las siguientes. (a) no hay ningún significado, salvo la persecución de placer y/o 'felicidad en esta vida; (b) el significado yace en obtener alguna clase de 'vida después de-la-vida' en alguna clase de 'cielo/nirvana'. La primera respuesta es materialista, y es la respuesta proporcionada por varias otras 'filosofías' incluso el nihilismo, Marxismo/comunismo, capitalismo y así sucesivamente. La segunda respuesta es la religiosa convencional, ofrecida por las religiones mayores, incluso el Cristianismo. Estas dos respuestas son ambas anti-evolutivas en el sentido que la aplicación práctica de sus principios lleva al minar y la destrucción de lo que los funcionamientos naturales de Naturaleza han producido - es decir, ellos minan y destruyen la raza, y el noble carácter individual.
Claro, algunos de los sistemas filosóficos que dan a menudo estas dos respuestas niegan que hay cualquier cosa como 'los funcionamientos naturales de la Naturaleza'. Es decir, ellos niegan o tienden a negar que haya tal cosa como una fuerza creativa innata que opera en el mundo físico, y que causa y controla a los organismos vivientes de ciertas maneras. Esta fuerza creativa generalmente se llama 'la Naturaleza', y la 'evolución de las especies' es un término para describir una de las maneras en que la Naturaleza trabaja.
El nacional-socialismo, sin embargo, acepta como un principio fundamental que esta fuerza creativa existe. Acepta más allá que la evolución de especies es una de las maneras más significantes en que la Naturaleza trabaja. Esta evolución es y ha sido, hacia la diversidad y diferencia. En la medida en que a nosotros mismos nos concierne, la Naturaleza nos ha hecho una especie única. Dentro de esta especie, hay varias razas que son distintas de nosotros. Incluso estas razas han evolucionado de maneras diferentes y en momentos diferentes por lo que hay muchas sub-razas distintas. Así, la Naturaleza ha producido, encima de los miles de milenios, las razas distintas y diferentes, y dentro de esas razas los individuos, de diferente carácter. Fundamentalmente, el Nacional-socialismo es una aceptación y celebración de la diferencia y diversidad que la Naturaleza ha producido, y quiere nutrir esa diversidad y diferencia y así mantener vivo, y seguir evolucionando, esas cosas que nos hacen únicos y 'humanos'.
Los principios e ideales del Nacional-socialismo son así aplicables a todas las razas, a cualquier grupo étnico, aunque hoy se confina el Nacional-socialismo principalmente a la raza aria. Todas las razas tienen un destino, porque todas las razas pueden evolucionar - todas ellas tienen el potencial para desarrollarse más allá. Pero para hacer esto, ellos deben mantener o deben esforzarse por guardar esas cosas que los hacen únicos: su identidad racial, y su carácter racial, que se hacen evidentes en los individuos que componen esa raza. El nacional-socialismo acepta fundamentalmente que para que nosotros, como una especie podamos, avanzar, evolucionar, nosotros debemos guardar separado nuestras identidades únicas, y usarlas como la fundación para evolucionar conscientemente todavía más allá. De hecho, el Nacional-socialismo acepta que sólo haciendo esto podremos nosotros evolucionar. Para evolucionar desde esta fundación de singularidad, los principios e ideales detrás del Nacional-socialismo tienen que ser llevados a cabo - es decir, la filosofía de Nacional-socialismo tiene que ser aplicada de una manera práctica.
El principio más fundamental del Nacional-socialismo es el idealismo racial, o la búsqueda por la excelencia y nobleza. De hecho, el idealismo racial es la respuesta revolucionaria que el Nacional-socialismo da a la pregunta más fundamental arriba expresada. La respuesta del Nacional-socialismo es que todos nosotros tenemos - por ser parte de la Naturaleza - ciertos deberes y responsabilidades. Nuestro principal deber es a nuestra propia raza, y cultura - ayudar a mantener su singularidad, y esforzarnos por extender esta singularidad ayudándola a evolucionar y prosperar. Haciendo esto, nosotros mismos estaremos esforzandonos por la excelencia y así estaremos cumpliendo el propósito de nuestras vidas, como individuos.
Sin embargo, en esto, se ha mal-entendido al Nacional-socialismo por décadas. El nacional-socialismo no afirma que una raza tenga un derecho, o el deber, de interferir con, aprovecharse de, controlar, destruir, o esclavizar, cualquier otra raza para que el bienestar y evolución de esa una raza sea logrado. Tales cosas pudieron haber ocurrido en el pasado distante, como una consecuencia natural de la evolución, pero ellas fueron inconscientes, el resultado de fuerzas actuando en y controlando a grupos y razas. El nacional-socialismo es una expresión consciente de la evolución: es nosotros como una especie participando en y ayudando a la evolución de una manera positiva porque nosotros entendemos lo que es necesario para que esto sea logrado, después de haber alcanzado el nivel de evolución donde esto es posible. Es decir, el Nacional-socialismo es una evolución en nuestra comprensión misma - un medio práctico para posibilitar tal evolución más alta. En un sentido muy importante, el objetivo final para los principios e ideales de Nacional-socialismo es ser aplicado a todas las otras razas en este planeta - es decir, para que todas las razas lleven a cabo estos principios e ideales mediante la creación de Estados étnicos o naciones dedicadas al bienestar de una raza en particular. Estos Estados o naciones cooperarían entonces para su beneficio mutuo, y avance. Esto exigiría que esas razas sean lideradas y guiadas por individuos que estuviesen motivados por el idealismo y quienes estuviesen preparados a poner los intereses de su propia raza, sus propias personas, antes de su propio auto-interés. Fundamentalmente, el Nacional-socialismo ve el ideal de Estados étnicos o naciones libres, independientes - dedicados al bienestar de una raza en particular y liderados por los individuos nobles de esa raza - como los únicos medios con que la evolución puede continuarse. Para ocurrir esto, cada raza tendría que darse cuenta de su singularidad, su propia identidad - así como los movimientos políticos y sociales tendrían que ser formados y liderados por los individuos nobles que busquen crear una patria o nación para esa raza. En otros términos, la noción de idealismo racial, y la evolución racial - de naciones étnicas - tiene que revolucionar al mundo.
Los enemigos del Nacional-socialismo no son otras razas - sino esas cosas, sistemas, dogmas, ideas o las personas que se oponen a la creación y desarrollo de naciones étnicas separadas, independientes dedicadas al bienestar de una raza en particular. Tales cosas, y tales personas, están oponiéndose al desarrollo de la evolución misma. Lo que es importante no es si una raza u otra es superior a otra en algunas o muchas cosas - sino el deseo y buena voluntad para conservar y desarrollar aún mas esa singularidad que existe dentro de nuestra propia especie, y que se expresa en la raza y el carácter individual, noble. El nacional-socialismo no significa jactarse de superioridad racial o intentar destruir otras razas: más bien, significa la singularidad racial y el desarrollo racial, la aceptación de la diferencia. El nacional-socialismo desea dar una oportunidad a cada raza para guardar y extender su propia singularidad, y para desarrollarse según sus habilidades.
En esencia, el Nacional-socialismo es un funcionamiento en armonía con la Naturaleza para producir futuros cambios evolutivos que beneficien, y ayuden, a la rica diversidad y diferencia de la vida que ya existe. El nacional-socialismo busca conservar y extender la raza, y el carácter individual, creando condiciones que hacen esto posible. Para lograr esto, los principios e ideales del Nacional-socialismo tienen que ser usados para crear un tipo particular de sociedad - una Nacional-socialista. Esto por sí mismo requiere una revolución Nacional-socialista, puesto que todas las sociedades del presente se dedican a o se basan en las doctrinas que, siendo anti-evolutivas y contra la Naturaleza, se oponen a la singularidad racial, y el carácter individual noble.
III: La Armonía del Nacional-socialismo
El objetivo primario de una revolución Nacional-socialista es crear un nuevo tipo de sociedad y así criar un nuevo tipo de individuo. Este nuevo individuo es alguien que pertenece; alguien que es consciente de su lugar en el esquema de las cosas; alguien con un conocimiento de sus deberes y responsabilidades. Alguien consciente de su herencia y su potencial para agregar a esa herencia. En resumen, alguien que es parte de una comunidad-folk creciente. Esta nueva sociedad Nacional-socialista está basada en los ideales nobles del Nacional-socialismo entre los cuales el trabajar en armonía con la Naturaleza es uno. Esto implica un esforzarse por lograr un equilibrio - manteniendo lo que es valioso y positivo, y apuntando para ir más allá de estas cosas, extenderlas o cultivarlas llevándolas todavía más allá pero sin minar o destruir la herencia.
Todas las sociedades presentes crean o animan un tipo particular de individuo - caracterizado por una falta de visión en y entendimiento de, la Naturaleza y ese equilibrio que es necesario para lograr una armonía genuina. Todas las sociedades modernas animan o ayudan la des-orientación del individuo, porque allí el no tener un sentido de pertenencia real es algo generalizado. Los individuos no pertenecen, mientras que un árbol maduro pertenece, en un paisaje particular; ellos tienen un pequeño o ningún conocimiento del natural, lento, ritmo de la vida, de la quietud de la Naturaleza. Ellos no están arraigados en una tierra en particular, o lugar; ellos han sido desplazados de sus orígenes, y existen sin una continuidad. Todo lo que hay, es artificial - no el resultado de una lenta maduración; sino el resultado de ideas artificiales y abstractas. 'La comunidad' ahora ya no significa el haber nacido en un lugar particular, rodeado por parentela dónde la Naturaleza es personalmente experimentada en todos sus ritmos y humores; ya no significa conocer, por experiencia, la armonía y quietud de ese lugar, y su historia ancestral; ya no significa el sentimiento de estas cosas. El mundo moderno se ha puesto materialista; complejo; cómodo; con las grandes ciudades desparramándose y pueblos que son demasiado grandes y que no son orgánicamente parte de sus ambientes - ellos han sido impuestos, construídos, para un propósito inconexo con la vida que vive de una manera natural, equilibrada. En cambio, estos lugares de trabajo o residencia han crecido o se han construído debido a las ideas abstractas - principalmente económicas, es decir, materialistas. El crecimiento desenfrenado, en nombre de la felicidad personal, seguridad personal, y la riqueza personal, ha destruido el equilibrio natural. 'La comunidad' ahora significa simplemente una cierta área en una de estas desparramadas ciudades o pueblos - o incluso una área rural expoliada. Una cierta 'comunidad' ahora designa a quienquiera reside o trabaja en esa área: una colección de individuos cambiados de sitio que allí comparten y cargan combustible, eso es lo que se ha vuelto el maníaco y ruidoso paso de la vida moderna en tales áreas.
La vida moderna es en gran medida ruidosa y maníaca porque es artificial - creando sus propios modelos y ritmos inconexos con la Naturaleza. La tecnología - la iluminación eléctrica, los vehículos, los equipos 'musicales' y así sucesivamente - han hecho esta vida moderna posible. Pero el crecimiento ha sido desenfrenado, sin un esfuerzo por guardar un equilibrio, como resultado de esto individuos desarraigados, desplazados y des-orientados han sido y se están produciendo. Estos individuos tienen una pequeña o ninguna experiencia o entendimiento de aquéllos lentos ritmos naturales, y esa quietud a partir de la cual la conjunción personal, la visión y armonía, crecen. En cambio, hay una pasividad creciente, una falta de un experimentar genuino. Por ejemplo, la tecnología moderna ha hecho del viaje principalmente algo pasivo - una persona es llevada, por alguna máquina u otra, y así realmente no se hace parte del paisaje a través del que ellos están pasando. Hay un pequeño o ningún esfuerzo físico involucrado, y así ninguna interacción real con el ambiente - ningún conocimiento de lo que es natural, como el tiempo atmosférico y los cambios pequeños del paisaje. Lo que se ha puesto importante es el destino - no la jornada. La persona es en gran medida 'encapsulado' del mundo natural, y la velocidad de viaje completamente destruye el ritmo natural de interacción que ocurre caminando, o al viajar a caballo.
Claro, muchas personas hoy son conscientes o están dándose cuenta de lo que ha pasado - de cuán desastroso es continuar con el crecimiento desenfrenado, el uso desenfrenado de tecnología, la lujuria personal desenfrenada por el placer y riqueza. Ellos son conscientes que una sociedad materialista, orientada al consumo - abastecida por la irresponsabilidad personal - destruye la calidad de vida. Pero la solución que ellos proponen para estos problemas es abstracta - basada en la idea que las personas estarán más contentas, y vivirán mejor, si un ambiente bueno puede crearse y puede mantenerse. Debido a esto, esta solución no es realmente en absoluto ninguna solución.
Lo que ellos han ignorado es el problema real que dio lugar a estos problemas materiales, tecnológicos en primer lugar. Éste es una pérdida o abandono de un sentido de pertenecer - la pérdida de identidad folk, de comunidad real. Un real, es decir, natural, Pueblo o comunidad, crece naturalmente en el acuerdo con los ritmos naturales de la Naturaleza; también está arraigado en un lugar específico; pertenece. Tiene un pasado, una historia, una cultura, una identidad separada. En tal Pueblo hay una armonía natural, un equilibrio natural - un modelo natural de cambio. Hay también un amor hacia esa historia, esa cultura, y el específico, único, lugar dónde la comunidad está arraigada o donde se establece. Hay, fundamentalmente, un conocimiento instintivo de identidad separada - de sangre afín, de raza, y la cultura racial. Este amor a una región específica, a las tierras ancestrales, de la madrepatria/patria natal, y este conocimiento instintivo de identidad separada, les dio un sentido real de pertenencia a los individuos - y a menudo engendró un sentido de responsabilidad y deber: se prepararon los individuos a sacrificar sus propias vidas para mantener esa identidad; para defender su parentela, y ese lugar especial que ellos amaron y había conocido probablemente todas sus vidas. Así fue que ellos lucharon, y a menudo murieron, para conservar su propia 'Sangre y Suelo.'
La industrialización desenfrenada, las ideas abstractas como el comunismo, desarrollo tecnológico desenfrenado, y muchas otras cosas, todas trajeron un declive o pérdida de este sentido de pertenecer entre las gentes de lo que se ha vuelto conocido como el 'Occidente'. Todas estas cosas provocaron la manera moderna de vivir y ciudades modernas y pueblos. Éstos todos minaron y ayudaron a destruir el equilibrio natural. La Sangre y Suelo fueron reemplazados por el Dinero y Placer. La armonía y equilibrio se perdieron, y se produjeron los individuos desarraigados y des-orientados.
Para volver a una armonía real, un equilibrio real - un estilo de vida bueno, más pleno, más sano - allí tiene que haber un retorno a la Sangre y Suelo; tiene que haber un sentido real de pertenecer. Esto significa un conocimiento de la raza, de la herencia. Significa la creación y mantención de comunidades-folk en ambientes naturales bañados con la numinosidad de la Naturaleza. El nacional-socialismo apunta para hacer este conocimiento consciente, como él apunta para crear las tales comunidades, y restaura ese equilibrio con la Naturaleza que es esencial para vivir saludablemente. Sin embargo, esto no significa intentar crear alguna visión romántica de un pasado rural dónde ningún cambio ocurre en la vida o se permite. Ni tampoco significa rechazar la tecnología moderna e industrialismo. Más bien, significa crear una sociedad dónde hay un equilibrio entre los dos: donde tales cosas como la tecnología se usan sabiamente en el servicio de la gente o comunidad y sin destruir o perturbar el equilibrio de la Naturaleza. Significa el mantener un equilibrio entre lo que es natural - Sangre y Suelo - y lo que es evolutivo. En la práctica, esto significa apuntando para crear ambientes hermosos y naturales; conservando la belleza y numinosidad de la Naturaleza, así como organizando y controlando el crecimiento y tecnología. Una gente saludable requiere un ambiente saludable para vivir en él; una gran proporción de esa gente debe vivir en la proximidad íntima al paisaje, a la tierra, en áreas que son amadas por su belleza excelente o por representar la herencia. Pero allí también necesita haber algún cambio, un poco de crecimiento, y así algo de vida urbana. Lo que permite el equilibrio entre los dos es el ideal de armonía - que lo nuevo esté conformado a los ideales estéticos de belleza y nobleza; de llevar las cosas nuevamente a una escala humana. Así, por ejemplo, se planearían tales ambientes urbanos para ser armoniosos, en una escala humana, y bellos - lugares agradables para vivir y trabajar.
En la práctica esto significa conservar, nutrir y entonces extender, esas cosas que la Naturaleza ha producido encima de períodos aeonicos de tiempo. Respecto a la sociedad, esto significa apuntando para producir un ambiente equilibrado, bonito, armonioso en el cual vivir, y en que la Naturaleza crezca naturalmente; significa un retorno a la agricultura de la tierra (involucrando prácticas ecológicas eficientes y orgánicas); y significa ayudando a la producción de individuos vigorosos, saludables, bien-equilibrados de carácter consciente de sus deberes y responsabilidades. Uno de los deberes primarios de un Nacional-socialista es conservar y extender su raza - para guardarla puro, conservando así lo que la Naturaleza ha trabajado encima de los eones para crear.
El nacional-socialismo expresa que el conocimiento - esa sabiduría - que es la única que les permite a los individuos que vivan de forma saludable, positiva, armoniosa y así tengan vidas bien-equilibradas. La parte de este conocimiento es un sentido de pertenecer - un conocimiento de ser parte de algo que es mucho mayor, y más poderoso, que uno mismo. Es una comprensión de ser un eslabón, una conexión, entre el pasado, y las posibilidades excitantes del futuro - de cuán importante cada individuo es o puede ser contribuyendo a la evolución. Más allá, la evolución es necesaria. Debe haber algún cambio, algunos nuevos desafíos - pero éstos deben estar basados en las fundaciones legítimas; debe haber una base para el crecimiento, para el cambio. El nacional-socialismo es único reconociendo este equilibrio entre el pasado y futuro, y mostrando cómo puede lograrse.
El nacional-socialismo expresa la verdadera sabiduría cuando afirma que sólo nutriendo y conservando lo que dio lugar a la excelencia del presente puede ocurrir ese desdoblamiento que es la evolución. Lo que es excelente sobre el presente es la posibilidad que nosotros como individuos tenemos para evolucionar todavía más allá; lo que dio lugar a esta posibilidad - a nuestra singularidad, como individuos - es la Sangre y Suelo, raza y patria. Para evolucionar más allá, continuando el trabajo glorioso de la Naturaleza, nosotros debemos nutrir y debemos conservar nuestra única Sangre y Tierra.
El camino adelante radica en crear una patria étnica, y dentro de esa patria una sociedad Nacional-socialista dedicada a nutrir y conservar las comunidades-folk, es decir, dedicada a los ideales de Sangre y Suelo. Esta sociedad, sin embargo, también buscaría continuar el trabajo ascendente de la Naturaleza siguiendo o buscando metas evolutivas diseñadas para crear nuevos individuos y nuevas maneras de vivir, con tal de que éstas no minen y destruyan la fundación o base en que esas metas dependen - Sangre y Suelo. Es decir, las tales metas tienen que mantener el equilibrio, la armonía que es esencial. Una de esas metas equilibradas es el esfuerzo por crear un Imperio Galáctico.
IV: El Imperio Galáctico y el Triunfo del Nacional-socialismo
El Ideal de un Imperio Galáctico:
Un Imperio Galáctico - formado por la conquista de esa frontera final que es el Espacio Exterior - es el destino de nuestra especie humana. Este ideal y solo este ideal, es lo suficientemente grande y noble para nuestra raza noble y heroica - todo lo demás es pequeño, materialista o decadente: un insulto no sólo a lo que nosotros somos, como razas nobles y creativas, sino también un insulto a lo que nosotros podemos volvernos siguiendo una meta noble idealista. La meta de un Imperio Galáctico es el desafío supremo que, por su misma dificultad, puede inspirar a nuestra raza a los grandes y nobles logros. Un Imperio Galáctico significa la exploración, conquista y colonización de nuestro propio sistema solar, y otras estrellas sistemas y planetas, por nuestra noble y heroica raza guerrera.
Claro, esta meta es en la actualidad sólo un sueño. En el presente, las condiciones sociales y políticas que existen en este planeta así como la presente tiranía extranjera bajo la cual la mayoría de las personas son obligadas a vivir, hacen parecer este sueño poco realista. Pero lo que es vital entender y recordar, es que nosotros necesitamos de los grandes y nobles sueños - una gran visión o visiones - para inspirarnos y motivarnos a actuar. Con ellos, nosotros podemos aspirar a y a menudo podemos lograr la grandeza; sin ellos, nosotros somos simplemente ordinarios. A través de una visión noble, podemos extendernos - podemos evolucionar a un nivel más alto; sin una visión noble, nosotros existimos meramente, y malgastamos el potencial que está dentro de nosotros. Una visión verdaderamente grande y noble es la numinosa - tiene el poder para inspirar y para hacer real lo que parece imposible. Si nosotros no aceptamos este desafío de crear un Imperio Galáctico, entonces estaremos desamparando ese único Destino que es nuestro y sólo nuestro - nosotros estaremos condenando a nuestra especie a un futuro innoble.
Hoy, hay algunos que claman que el Viaje Espacial inter-estelar nunca será factible porque ciertas 'teorías' científicas afirman que, por ejemplo, es imposible viajar más rápidamente que o incluso acercarse a la velocidad de la luz. Sin embargo, estas barreras sólo están allí para ser superadas - dado los incentivos correctos para superarlos - y ninguna teoría científica, pese a lo favorablemente considerada o pese a estar verificada por los datos experimentales del pasado o actuales, es inmune a los nuevos descubrimientos.
Dado los incentivos correctos, y las adecuadas condiciones sociales y políticas, sería posible empezar el proceso que resultaría - encima del curso de muchos siglos - en la creación de un Imperio Galáctico.
La primera fase podría ser crear, aquí en nuestro propio planeta, una patria libre, independiente, Nacional-socialista, y en esa patria una sociedad dedicada al bienestar social y avance de sus personas. Tal sociedad buscaría inspirar a su gente con un sentido de deber así como ella buscaría criar esas cualidades que son fundamentales a la civilización misma - es decir, honor e idealismo racial. Tal sociedad, por definición, sería Nacional-socialista, puesto que sólo el Nacional-socialismo verdaderamente representa el idealismo noble que es la esencia de la civilización, aunque muy poco de esto se entiende por la mayoría hoy, tan lavados de cerebro ellos están y han estado por las mentiras de los enemigos del Nacional-socialismo. Además, una sociedad Nacional-socialista animaría el tipo correcto de individuo - las personas de carácter noble, heroico, imbuidas con un genuino ethos del guerrero o espíritu,: un deseo de explorar, conquistar, de superar, luchar, para ir honorablemente donde ningún humano ha ido antes...
La segunda fase - siguiendo la creación de una sociedad Nacional-socialista cuya propia seguridad estuviese segura - sería para esa sociedad animar la investigación en, y la exploración práctica de, el Espacio Exterior, aceptando como esa sociedad habría hecho el principio de que los resultados que surgirían de esta investigación, exploración y colonización, justificarían los medios (financieros y de otro tipo) que se requerirían. Al principio, el más grande beneficio de tal investigación, exploración y colonización, sería el noble efecto cohesivo que la persecución de tal ideal tendría en las personas de la sociedad - les daría un sentido de su Destino, y animaría la producción de hombres idealistas y mujeres dedicados a levantar al ethos del guerrero. Lo que debe comprenderse es que sólo una sociedad Nacional-socialista es capaz de cumplir el sueño de la Exploración Espacial, del Viaje al Espacio inter-estelar, y la colonización de otros mundos.
La primera fase práctica involucraría construir una Estación-espacial tripulada que gire alrededor de la Tierra; la segunda se llevarían misiones tripuladas a la Luna, y Marte, y el establecimiento de colonias permanentes. La tercera fase sería viajes de descubrimiento a los otros planetas de nuestro sistema solar. La cuarta fase sería la fabricación de tales naves tripuladas y autosuficientes que serían necesarias para emprender las largas jornadas a las estrellas más cercanas. Todos esto tardaría muchas décadas - y durante este tiempo, la investigación científica se dirigiría con miras a descubrir medios eficaces para viajar por las inmensas distancias entre las estrellas: es decir, con una vista puesta en construir naves espaciales que puedan viajar más rápidamente que la velocidad de la luz, o para crear algunos otros medios de transportar a las personas por el espacio inter-estelar, permitiéndoles viajar, explorar y colonizar otros planetas que rodean otras estrellas.
La Sociedad Nacional-socialista Futura:
Todo lo anterior parece idealista - y lo es. Fundamentalmente, el Nacional-socialismo es la noble búsqueda del idealismo por los medios honorables; es una expresión consciente de la sabiduría ganada en los miles de años de civilización. El nacional-socialismo es un medio práctico para crear y mantener una manera civilizada de vivir - y esta manera de vivir anima y desarrolla a los individuos de carácter noble. Una sociedad Nacional-socialista o comunidad-folk posee un ideal noble al que sus miembros pueden aspirar - y este ideal ayuda a la creación de mejores y más evolucionados individuos. Esencialmente, el objetivo de una sociedad Nacional-socialista es criar a sus miembros a un nivel más alto - para crear una nueva manera de vivir y un nuevo tipo de persona, cumpliendo así la promesa de la evolución, y continuando ese trabajo maravilloso de la Naturaleza que se hace manifiesto en la raza y cultura. Se envuelve la sabiduría de Nacional-socialismo en su creencia que para crear una raza más alta, y así una civilización más alta, es necesario trabajar en la armonía con la Naturaleza, y no contra ella. Una raza más alta, y civilización, simplemente y naturalmente puede crearse por la persecución del ideal de un Imperio Galáctico. El superar este desafío crearía las condiciones necesarias para que una raza más alta pueda evolucionar y florecer. No habría necesidad de tales cosas artificiales como 'la ingeniería genética' para producir una nueva raza.
Para establecer una sociedad Nacional-socialista, una patria Nacional-socialista tiene que ser creada - y, una vez creada, necesita hacerse segura contra sus enemigos externos e interiores. Tal sociedad permitirá un retorno a los valores guerreros, y un sistema de justicia del guerrero - y la justicia natural y decretos-folk reemplazarán la moderna "ley" abstracta que se ha impuesto en los pueblos guerreros. Además, una vez establecida, una sociedad Nacional-socialista se dirigiría - en sus relaciones con otras gentes - honorablemente.
En sus relaciones y comercio con otras naciones y gentes, esta sociedad actuaría de una manera noble y civilizada - puesto que cualquier otra forma estaría contra el espíritu o ethos del propio Nacional-socialismo.
Tal sociedad - o Reich (así llamada en honor de las personas que crearon la primera nación Nacional-socialista) - no tendría, por ejemplo, intereses personal en las aventuras militares o coloniales más allá de sus propias fronteras. Es decir, no buscaría las conquistas militares, por cualquiera sea la razón - cosas como adquirir 'el espacio vital', materias primas o cualquier cosa. Dado la ciencia y tecnología que la civilización presente ha creado, dadas las relaciones comerciales civilizadas con otras naciones, y dado el último desafío de crear un Imperio Galáctico (con su colonización obvia), tales cosas ya no serán más necesarias, y de hecho serían contra-producentes.
La esencia del ideal de un Imperio Galáctico, es que este es el tipo de conquista, aventura y expansión apropiado a la próxima era. La era de Imperios Terrenales, creados y mantenidos por la fuerza de las armas - la era de buscar espacio vital y aventuras en otros países - se ha ido porque es ahora innecesaria. Para evolucionar, nosotros tenemos que avanzar a un tipo más alto, diferente y más difícil de conquista y expansión: uno que requiere la emergencia de un nuevo tipo de individuo, una nueva raza entera y una nueva manera entera o maneras de vivir, y que hace uso de la ciencia, tecnología y comprensión que nuestra civilización Thoriana nos ha dado. Este nuevo tipo de conquista y exploración, estas nuevas maneras de vivir, requiere más heroísmo, no menos; ella requiere de más valor; requiere de una nueva casta de guerreros y una nueva casta de colonos; requiere inventiva y grandes nuevos descubrimientos.
Ésto no es decir que tal sociedad Nacional-socialista futura - dedicada a crear un Imperio Galáctico - descuidaría su propia seguridad en la Tierra. Sería más que capaz y más que dispuesta a defenderse contra cualquier amenaza, así como ciertamente estaría preparada para ser, si es necesario, dura en la defensa de su libertad y sus personas si fuera atacada.
Lo que se necesita entender y recordar es que tal sociedad Nacional-socialista - con tal de que adhiriese a los nobles ideales Nacional-socialistas y actuase de una manera civilizado hacia otros - se volvería ciertamente con el tiempo la sociedad dominante, la más civilizada en este planeta. Otras naciones buscarían comerciar con ella activamente, así como las personas más buenas en el mundo se inclinaría hacia ella y su idealismo noble, y así vendrían a ayudarla y a su visión de un Imperio Galáctico.
El Triunfo del Nacional-socialismo:
Para Crear una futura sociedad Nacional-socialista el Nacional-socialismo debe triunfar en alguna parte en este planeta. Esto puede ocurrir en una de tres maneras. (1) por el triunfo político o militar de un movimiento Nacional-socialista o grupo en una nación-estado existente o país dónde un grupo racial particular (como los arios) estén en una mayoría. (2) por la emergencia de una comunidad Nacional-socialista y la avería del presente Sistema mundial, anti-ario y Sionista. (3) por el proceso gradual de Nacional-socialistas que levantan la espiritualidad y el idealismo noble del Nacional-socialismo, mientras extienden el ideal de una patria étnica y convirtiendo a otros a la Causa - creando así con el tiempo un movimiento mundial que busca establecer su propia patria e implemente el Nacional-socialismo.
Todas estas maneras involucran una comprensión de qué es el Nacional-socialismo - su idealismo noble; su sabiduría; su misión civilizando revelada por Adolf Hitler. Todas ellas involucran a los Nacional-socialistas actuando y viviendo de una manera Nacional-socialista, tal como todas ellas involucran a esos Nacional-socialistas que inspiran a otros arios con una visión noble, permitiendo con esto que aquéllos así estén muy inspirados para esforzarse por hacer real esa visión. Para inspirar a otros así, el ideal de un Imperio Lácteo ario es de importancia vital.
Si hay Nacional-socialistas que mantengan la fe y si tales cosas como las ya citadas se hacen, se podrá crear una patria Nacional-socialista y una sociedad Nacional-socialista, algún tiempo en el futuro. Esto será, porque está predestinado - porque es nuestro Destino. Si este futuro glorioso está cercano o distante depende completamente de nosotros, porque tal patria y tal sociedad puede crearse en nuestra propia vida si nosotros tenemos la dedicación necesaria para crearlas.
Como Adolf Hitler una vez escribió: "Cada derrota puede volverse la fundación de una victoria futura. Cada guerra perdida puede ser la causa de un resurgimiento más tarde. Cada visita de dolor puede dar un nuevo ímpetu a la energía humana. Y, fuera de cada opresión, esas fuerzas pueden desarrollar aquello que provoca un nuevo re-nacimiento del alma nacional - en tanto siempre que la sangre de la raza se mantenga pura." (Mein Kampf, I, 11).
La Misión del Nacional-socialismo:
La misión del Nacional-socialismo es una simple: revelar a los seres humanos su Destino único, y esforzarse por hacer real ese Destino.
Nuestro único Destino es civilizar: crear, mantener y extender las civilizaciones y con ello continuar el trabajo evolutivo ascendente de la Naturaleza. Nosotros tenemos este Destino porque nosotros estamos dotados con esas cualidades que hacen la civilización posible: el carácter noble, genio creativo, y una cultura étnica lozana nacida de triunfar encima de la adversidad física.
Para cumplir cabalmente nuestro Destino, nosotros necesitamos vivir entre nuestro propio tipo racial según nuestras propias costumbres y según esos principios de justicia natural que hacen a las comunidades raciales fuertes y saludables. En términos prácticos, nosotros necesitamos patrias étnicas, para cada raza. Dentro de cada patria nosotros necesitamos comunidades-folk genuinas y dentro de esas comunidades-folk individuos inspirados por los ideales nobles del Nacional-socialismo. Para obtener esto, nosotros necesitamos librar a nuestras gentes de la esclavitud mundial que ellos soportan ahora, bajo el Sistema Sionista que controla el mundo, que usa y ha usado 'la ingeniería social' (y las ideas abstractas Marxistas y anti-naturales que están detrás de esto) para crear una tiranía mundial represiva y carente de honor.
La misión del Nacional-socialismo es una santa - liberar a nuestras gentes, y devolverlas a su Destino. Esta misión santa significa que todos nosotros, como individuos, tenemos un sagrado deber - una obligación - al Destino que el Nacional-socialismo nos ha revelado. Esforzándonos por y cumpliendo nuestro único Destino - siendo personas creadoras, nobles y civilizadas - nosotros completamos el propósito de nuestras vidas, aquí en la Tierra, y así podemos vivir existencias plenas y saludables. Cualquier manera distinta de esta - algo distinto al esforzarse por alcanzar nuestro Destino - es decadente, una pérdida de esos dones con que nosotros hemos sido dotados por la Naturaleza, y así una pérdida de nuestras vidas.
Esta misión santa fue revelada a nosotros por la persona quien nosotros los Nacional-socialistas llamamos 'el Jefe' - Adolf Hitler. Simplemente expresado, Adolf Hitler era un instrumento del Destino - alguien que fue designado por ese Poder más alto que está más allá de nosotros todos, como individuos, y que finalmente guía o controla los funcionamientos de nuestras vidas y el propio cosmos, sea que nosotros llamemos a este Poder 'Dios', los dioses, o simplemente 'la Naturaleza'. Adolf Hitler por su vida, sus hechos, y sus logros, reveló nuestro único Destino como arios: él nos dio, en el Nacional-socialismo, una expresión consciente de ese Destino. El Jefe tenía una misión que cumplir - dar un formulario práctico a nuestro Destino, y mostrar que eso era posible. Fundamentalmente, el Nacional-socialismo es una comprensión de la única misión de Adolf Hitler y una aceptación de nuestro único Destino civilizado como seres humanos.
Los nacional-socialistas aceptan que este Poder supremo - cualquera sea la forma en que se describa o se nombre - escogió a Adolf Hitler para vivir, y morir, como él lo hizo. Este hombre fue escogido para revelar nuestro Destino. Él fue escogido para crear una nación noble, guerrera, o Reich cuyas personas se esforzaron por una manera saludable, civilizada de vivir y quienes estaban empezando a entender y estar orgullosos de su propia herencia. Él fue escogido para ser martirizado como él fue, tal como sus seguidores fueron escogidos para luchar, morir y sufrir la persecución en las manos de sus enemigos, para que nosotros quienes guardamos la fe podamos recordar sus hechos gloriosos y podamos inspirar a otros con ellos. Todo lo que ha pasado y todo lo que está pasando ahora - la persecución mundial de Nacional-socialistas, por ejemplo - era y es necesario para que nuestro Destino pueda lograrse en el futuro. Un Nacional-socialista es alguien que entiende la misión de Adolf Hitler y quién se esfuerza por hacer real el Destino que él ha revelado a nosotros - y, haciendo esto, un Nacional-socialista está haciendo el trabajo de ese Poder supremo que escogió a Adolf Hitler para vivir y morirse como él hizo.
Primera Publicación 106 E.H [1995]
Segunda Edición 111 E.H

--------------------------------------------------------------------------------------------

EL ESCLARECIMIENTO DEL NACIONAL-SOCIALISMO
Por David Myatt, Segunda edición, 111 E.H.
Prólogo
La siguiente colección de ensayos (algunos de los cuales han aparecido en otras partes) tratan brevemente acerca del esclarecimiento del Nacional-socialismo - de cómo el Nacional-socialismo expresa la sabiduría, y la esencia de nuestra verdadera humanidad. El nacional-socialismo puede iluminarnos - puede darnos, como individuos, la visión, permitiéndonos pensar y actuar sabiamente.
La presente colección de ensayos expresa la esencia espiritual del Nacional-socialismo - su importancia para nosotros, y su importancia para nuestro futuro como una especie pensante. Esta colección presente - y su colección acompañante, La Numinosidad del Nacional-socialismo - se piensa que complementa los trabajos que yo ya he escrito y que, juntos, forman una introducción básica a la revolucionaria 'vision de mundo' del Nacional-socialismo.
D. Myatt, Oxford, 106 E.H.
I: La Importancia Numinosa de Adolf Hitler
La clave para entender la importancia numinosa de Adolf Hitler es darse cuenta que un individuo es, en esencia, 'el cosmos en evolución'. Sin embargo, para ser significante, esta comprensión tiene que levantarse de la experiencia/visión personal, en lugar de la abstracción intelectual que ha venido a dominar el mundo moderno.
Eso que esta expresión, 'el cosmos en evolución', significa es que la conciencia del individuo, el ser individual, es un esfuerzo por parte del cosmos para darse cuenta de más - un medio con que esta conciencia supra-personal se hace real. Esto lleva al ser, y así al individuo, lejos más allá del materialismo, y el 'self' - más allá de la 'individuación' Junguiana. Con la muerte individual, tal una conciencia - habiendo hecho una conexión al cosmos - se vuelve parte del todo que es ese cosmos; hay un vivir-adelante, un tipo diferente de ser donde la hasta aquí separada conciencia se extiende para volverse al cosmos, y así al conocimiento de sí mismo.
En un sentido muy importante, Adolf Hitler hizo un salto evolutivo - él restauró la conexión entre la raza aria y el cosmos, y él hizo la evolución más allá posible, para otras razas así como para el ario. En efecto - aunque probablemente pocos entenderán lo que eso significa - Adolf Hitler era el cosmos que se esfuerza por evolucionar, en la conciencia.
Para lograr este nuevo tipo de ser, este hombre que vendrá, nosotros como individuos necesitamos volvernos una unidad, crecer. Una analogía simple sería un árbol del roble. Para desarrollarse totalmente, de un arbolillo, y expresar al máximo el potencial latente dentro de sí mismo, un roble debe arraigarse firmemente - requiere la nutrición de la tierra, así como un clima favorable y templado: el sol cálido y agua-lluvia. Si la tierra es mala o pobre, y escasa así en los nutrientes, entonces su crecimiento se verá impedido. Lo mismo con el clima: el roble florecerá mejor en el clima en que ha evolucionado y está adaptado. Estas cosas son así porque el árbol es orgánico, es un organismo viviente, que depende de su ambiente - de la Naturaleza. Su ciclo-vital, su crecimiento y así sucesivamente, dependen de ciertas cosas. Es decir, pertenece - es una parte de la Naturaleza; se conecta a sus ambientes en ciertas maneras particulares.
Todas estas cosas se aplican de forma muy similar a nosotros, como individuos, aunque el mundo moderno, con su complejidad y abstracciones y maneras artificiales de vivir, ha causado que muchos individuos pierdan su comprensión y conocimiento y sentimientos sobre estas cosas. Para crecer, evolucionar, como individuos, nosotros necesitamos recoger la nutrición de nuestro ambiente, tal como necesitamos las condiciones correctas en las cuales florecer. Nosotros no podemos crecer apropiadamente si no tenemos estas cosas - nosotros no podemos crecer y así desarrollar al máximo el potencial latente dentro de nosotros. Claro, faltando todas o algunas de estas cosas, todavía podría haber vida - pero sería un vivir achaparrado, pobre, insalubre, incluso enfermo, como la mayoría de la vida moderna.
Como individuos, nosotros necesitamos pertenecer, arraigarnos firmemente en un particular tiempo y espacio. Nosotros necesitamos crecer de una tierra particular. Nosotros también necesitamos un conocimiento de nuestra propia herencia - de nuestros antepasados, de nuestra cultura; de nuestro propio lugar, como un individuo, 'en el esquema de las cosas', de cómo nosotros llegamos a ser, y cómo nosotros evolucionamos para ser como nosotros somos. El aspecto más importante de este conocimiento es la raza - un conocimiento de quién nosotros somos; donde nosotros, como individuos, hemos venido; y lo que nos hace distinto, de otros, tal como un árbol del roble es distinto de una conífera, y ha evolucionado de una manera diferente, y necesita de cosas diferentes. Nosotros recogemos la fuerza de nuestra tierra, y nuestro pasado, y una parte de esto es un conocimiento de nuestra única psique racial.
Adolf Hitler nos restauró a nuestra única psique racial; él explicó que nosotros pertenecemos de una manera especial a nuestra raza, y que para evolucionar, para crecer, nosotros debemos ser conscientes de estas cosas, y vivir de tal manera que nosotros nos pongamos fuertes y saludables de nuevo. En el Nacional-socialismo él nos dio los medios prácticos para hacer todas estas cosas. Además, él nos mostró que nosotros debemos, y podemos, incluso evolucionar más allá - hacia los dioses; nosotros debemos, y podemos, hacer esta conexión entre nosotros, como individuos, y la conciencia del cosmos. Su legado es este conocimiento, la inspiración de su vida y la de sus seguidores - y los medios prácticos para lograr esta meta de ponerse divino y crear una Edad Dorada, una nueva manera de ser.
Claro, muchas personas tienen poco o ningún conocimiento de la numinosa, y así cósmica, importancia de Adolf Hitler y el Nacional-socialismo. Para tales personas, el Nacional-socialismo es meramente algo 'político'. Ellos ven o conocen sólo lo externo, y no tienen ninguna visión en o conocimiento de la esencia del Nacional-socialismo, de lo que realmente significa.
El nacional-socialismo siempre fue más que un movimiento político. Siempre fue, desde sus mismos principios, un medio práctico de salvación aria así como él siempre fue fundamentalmente espiritual - interesado en la salud aria, bienestar y avance. El nacional-socialismo siempre fue más que un nacionalismo racial alemán. Sin embargo, sólo ha sido desde la inmolación (en el año 56 E.H) que se ha conocido más ampliamente la espiritualidad y numinosidad del Nacional-socialismo. De hecho, de una manera profunda, esta inmolación y lo que la precedió, hizo al Nacional-socialismo, y Adolf Hitler, más espiritual y más numinoso - ellos los hicieron arquetípicos.
El nacional-socialismo y Adolf Hitler son así ahora los símbolos arquetípicos - poseídos de energía psíquica. Ellos representan nuestra única psique racial como arios. Como tales, el Nacional-socialismo y Adolf Hitler se mantienen vivos, y siempre se mantendrán vivos, porque ellos representan algo que ya no puede destruirse por las leyes, por la propaganda, por las mentiras, por el terror, por la guerra. Ellos son un medio con que nosotros, como individuos, podemos restaurar esa conexión entre nuestro propio ser, y el ser del cosmos - un medio con el que podemos arraigarnos en nosotros mismos, para entender conscientemente nuestro lugar 'en el esquema de las cosas', para crecer vigorosa y sanamente, y para evolucionar todavía más allá. Ellos son los medios con los cuales podemos emprender y completar esa transformación interna, y lograr esa unidad y armonía [en el sentido Junguiano simplista, de 'la individuación'] que es, para el presente, la prioridad de nuestra existencia como individuos, y que solo nos permite esforzarnos más allá y volvernos divinos.
Sin embargo, esto no significa un nuevo misticismo, o alguna nueva clase de estilo de vida místico, vivido por individuos que sólo están involucrados en su propia 'transformación interna'. significa la acción dentro del mundo; significa una preocupación noble por la gente de uno; significa esforzarse y lograr objetivos. La espiritualidad del Nacional-socialismo, la numinosidad de Adolf Hitler, le proporciona la inspiración al individuo, la fuerza interna, la resolución interna, le entrega un medio para transformarse a si mismo- pero es importante entender que éste es sólo el principio; no es la meta.
La meta es para estas cosas, y así para la evolución de conciencia individual que ellas representan, continuar. Esto significa crear las condiciones necesarias para que tales cosas puedan florecer en una gran escala, dentro del Pueblo y la raza en conjunto; significa la creación de un nuevo tipo de sociedad que anima una nueva manera de vivir. Esta nueva manera es dinámica y positiva - una continuación del orden evolutivo que es la civilización - que se extiende aún más allá de las fronteras de la conciencia y el ser. Esto requiere que esos individuos que han completado la transformación interna que es necesaria, se esfuercen, y luchen, para crear un tipo de sociedad, un tipo de civilización dónde las tales personas como ellos son la norma, no la excepción. Este tipo de sociedad es, por definición, una Nacional-socialista. Este forcejeo, o la busqueda de excelencia, es así porque es necesario - son los únicos medios con que pueden ampliarse las fronteras de la conciencia y evolución. Es, bastante simplemente, el significado de la vida individual, y lo que se requiere para la tal evolución futura. A partir de tal civilización, nuevas maneras de vivir, y nuevas sociedades, se levantarán, y el proceso de evolución continuará, construído en las fundaciones de las generaciones anteriores.
En el sentido fundamental, ésta es la evolución del propio cosmos - y este proceso de individuos conscientes que crean tales civilizaciones y sociedades, y esas nuevas civilizaciones que producen individuos cada vez más conscientes y más evolucionados, es cómo el cosmos se da cuenta de más, se hace más consciente.
Antes de Adolf Hitler y el Nacional-socialismo, este proceso de desarrollo evolutivo estaba en peligro y en declive. Adolf Hitler, a través del Nacional-socialismo, nos hizo conscientes de lo que es necesario para poder continuar tal desarrollo, cuando él y sus seguidores se esforzaron y lucharon contra esas fuerzas que representaron tal declive. Estas fuerzas, si llegan a triunfar, significarían el fin de tal evolución - el fin del Ser cósmico y el conocimiento.
Adolf Hitler era un medio con que el cosmos podría restaurar el equilibrio necesario para que tal evolución pudiese continuar. Ésta, en esencia, es la importancia numinosa de Adolfo Hitler. El nacional-socialismo expresa la esencia del desarrollo evolutivo, para los seres que nosotros, como una especie, somos. Así la importancia fundamental de la raza, carácter noble individual, y la búsqueda de excelencia - estas tres cosas expresan la esencia de nuestro desarrollo evolutivo, como una especie, así como ellos solos pueden asegurar la continuación de ese desarrollo. Como fue explicado en otra parte (en la Numinosidad del Nacional-socialismo): el "Nacional-socialismo es una aceptación y celebración de la diferencia y diversidad que la Naturaleza ha producido, y quiere nutrir esa diversidad y diferencia y así guardar vivo, y seguir evolucionando, esas cosas que nos hacen únicos y humanos".
Todas las razas que constituyen nuestra única, especie humana, pueden tener un Destino, porque es posible para estas razas evolucionar más allá. Sin embargo, no todas las razas pueden tener un Destino - depende de ellos, en su nivel de conocimiento, e incluso en si ellos pueden ser conscientes o no de ellos mismos de las maneras necesarias para que tal evolución pueda ponerse real. 'Las maneras necesarias' están contenidas en el Nacional-socialismo, y era en cierto sentido un regalo del cosmos (o un regalo de 'la Providencia') en el formulario de Adolf Hitler. En este sentido, ellas son una expresión del Destino de la raza aria. Pero ellas también son mucho más, y en cierto modo que incluso sólo unos pocos Nacional-socialistas entienden. Ellas son mucho más porque los principios fundamentales e ideales del Nacional-socialismo - de participar en y crear nuestra futura evolución extensa - es aplicable a todas las razas. Es decir, ellos son los medios, o podrían ser un medios, con que estas otras razas pueden adquirir un conocimiento, y participar en y crear la futura evolución para ellos. Para que esto ocurra, la noción de evolución racial, de identidad separada, de naciones étnicas lideradas por individuos nobles dedicados al avance y bienestar de sus propias personas, necesita revolucionar el mundo. En el sentido cósmico, ésta es la importancia de Adolf Hitler - él le ha dado a todas nuestras especies un medios para adquirir y realizar un Destino, para participar en la evolución del cosmos.

II: El nacional-socialismo: La sabiduría en Acción
Muchas personas malgastan sus vidas, como en estos días cuando la mayoría de las personas se comporta y actúa de una manera inmadura, consagrados como ellos están a las persecuciones egoístas y/o anti-evolutivas. Pensando y actuando de esa manera, tales individuos niegan su misma humanidad - ellos niegan lo que los hace especiales, como seres o 'formas-de-vida'. Nosotros, como humanos, somos diferentes de las otras formas de vida que existen en este planeta porque sólo nosotros poseemos la facultad del 'Pensamiento' - sólo nosotros somos 'seres pensantes', conscientes de nosotros mismos.
En contraste con la mayoría de las personas de hoy, un Nacional-socialista es alguien que piensa, actúa y vive de una manera madura y sabia, porque un Nacional-socialista es alguien consciente de sus deberes y responsabilidades. Esto es así porque el Nacional-socialismo expresa lo que es ser humano totalmente. Es decir, la 'visión de mundo', o filosofía, del Nacional-socialismo nos hace a nosotros, como individuos, conscientes de nuestro lugar 'en el esquema de las cosas', así como él expresa la naturaleza de lo que es ser un individuo, un 'ser pensante': alguien que posee conciencia y la habilidad para pensar y por consiguiente para juzgar. La sabiduría es fundamentalmente una comprensión consciente que se levanta de la reflexión, un 'pensar-sobre' nuestro lugar, como individuos, en 'el esquema de las cosas'. Un individuo sabio es alguien que actúa sobre lo que se ha entendido - alguien que tiene juicio y así un carácter maduro.
El nacional-socialismo expresa a nuestra humanidad porque sólo el Nacional-socialismo expresa eso que significa ser humanos. El ser humano significa ser consciente que nosotros somos 'seres pensantes'; entendiendo cómo nosotros llegamos a ser así; y lo que es necesario para que este conocimiento pueda continuar. Nosotros hemos desarrollado este conocimiento porque hemos evolucionado - o más bien, porque los procesos de la Naturaleza nos han desarrollado. Estos procesos han producido nuestra altamente desarrollada especie presente - y ellos han producido, dentro de esta especie, las razas diferentes, y dentro de cada raza, individuos diferentes que poseen su propio y único carácter. Es decir, nosotros nos hemos vuelto 'humanos' - los seres-pensantes - porque durante decenas de miles de milenios las innatas y creativas fuerzas de la Naturaleza nos han cambiado, produciendo diversidad y diferencia.
Las razas presentes que han evolucionado así expresan nuestra única humanidad - ellas expresan cómo la Naturaleza, y el cosmos, es manifiesto en nosotros como seres humanos. Una futura evolución - un desarrollo extenso de nuestra humanidad - significa edificar en estas fundaciones, extendiéndolas de una manera positiva. Esto significa celebrar, conservar y luego extender la diferencia y diversidad que la Naturaleza ha producido. Algo hecho de otra manera que esta, es anti-evolutivo e inhumano - un rechazo de nuestra autentica humanidad.
El nacional-socialismo entiende y afirma la importancia especial de esta diversidad racial y diferencia, así como él desea conservarla, celebrarla y extenderla. Esto es un conservar y extender la esencia de nuestra humanidad. En efecto, el Nacional-socialismo expresa la sabiduría - envuelve los resultados del pensamiento- acerca de la humanidad, y lo que es necesario para conservar y extender a nuestra humanidad. Algo que no conserva y extiende a tales cosas, es anti-evolutivo, y necio.
Todo lo que difiera del Nacional-socialismo es anti-evolutivo, necio y fundamentalmente in-humano porque sólo el Nacional-socialismo expresa de verdad la sabiduría de la humanidad misma.
Un Nacional-socialista, que piensa, actúa y vive según los principios e ideales del Nacional-socialismo, es un individuo sabio y maduro.

III: El Reich de Mil Años
Es un concepto erróneo común creer que un Estado Nacional-socialista, o Reich, significa una dictadura y tiranía. Este concepto erróneo se ha levantado porque ha sido propagado incesantemente por aquéllos que son opuestos al Nacional-socialismo y quienes por consiguiente tienen vastos intereses en intentar desacreditar el Nacional-socialismo. Estos propagandistas son aquéllos que gobiernan, o quién apoya, a todas las sociedades modernas. Son éstas sociedades 'Occidentales' del día moderno las que son - a pesar de las apariencias exteriores y a pesar de las etiquetas como 'la democracia' - dictatoriales y tiránicas, porque ellas temen tanto a la realidad del Nacional-socialismo que ellas lo proscriben, persiguen y encarcelan a los Nacional-socialistas, y nunca permiten que algo distinto a su propia propaganda anti-Nacional-socialista pueda ser enseñado, discutido o leído.
La realidad del Nacional-socialismo es que un Estado Nacional-socialista, o Reich, es una genuina comunidad-folk unida, dónde una libertad realmente saludable existe y se mantiene. Fundamentalmente, un Estado Nacional-socialista existe para crear y mantener una sociedad Nacional-socialista. Tal sociedad tiene un objetivo definido, un propósito. Éste es el bienestar y avance de su Pueblo, las comunidades que comprenden a ese Pueblo, y los individuos dentro de las comunidades. En efecto, y por ejemplo, los Nacional-socialistas arios buscan crear una sociedad aria, una manera aria de vivir. Esto se levanta de la creencia Nacional-socialista que nosotros sólo podemos ser verdaderamente saludables, y sólo verdaderamente libres, si nosotros vivimos en nuestra propia cultura, según nuestras propias costumbres. Así las Instituciones, las costumbres, las estructuras, de tal sociedad aria reflejarían y representarían lo que es ario y lo que puede ayudar a los arios a esforzarse por y a vivir una vida buena, más saludable. Fundamentalmente, el Nacional-socialismo busca crear una sociedad dónde aquéllos en ella desean de buena gana esforzarse para y vivir tal vida noble, y donde ellos comprenden que tal sociedad Nacional-socialista puede ser un medio para habilitarnos, como individuos, para contribuir de una manera positiva a la evolución - para continuar la historia de progreso y avance, y así crear un renacimiento, una nueva 'Edad dorada.'
El deber de un Nacional-socialista ario es convertir a otros arios al idealismo noble del Nacional-socialismo, para que estos arios puedan de buena gana y alegremente participar en la creación de una sociedad Nacional-socialista. Esta sociedad Nacional-socialista no puede imponerse en otros arios contra la voluntad de esos arios, así como una vez creada no puede mantenerse por 'la fuerza', terror, o represión. Una sociedad Nacional-socialista por definición es una sociedad de las personas de la misma raza y cultura que cooperan juntos para su propio avance y bienestar: algo que sea de otra manera que esto no es Nacional-socialista. La realidad es que una sociedad Nacional-socialista es una genuina democracia-folk. La democracia real es una expresión del deseo, o voluntad, de una comunidad viviente, orgánica, para determinar su propio futuro y destino. Contrariamente al concepto erróneo popular, la palabra griega de la cual deriva nuestra palabra 'democracia', no significa 'las personas' en general, sin tener en cuenta la raza. Más bien, la palabra griega 'demos' originalmente significaba 'el clan' como para distinguirlo de sus 'jefes'; más tarde en el período Ático o clásico, la palabra vino a significar 'la comunidad' misma, distinguida como tal comunidad estaba por los lazos de parentesco. En ambos de estos sentidos, significaba una comunidad distinta y racial - donde hay una herencia común, una cultura común, y costumbres comunes. Así, en su sentido correcto, una 'democracia' es una sociedad, compuesta por miembros de la misma raza donde la última autoridad reside en la comunidad-folk. En resumen, una democracia real es una nación étnica dónde la gente de esa nación coopera para su propio bienestar y avance, para el bien común.
La democracia-folk del Nacional-socialismo es donde una comunidad-folk de arios tiene un deseo común para crear una genuina sociedad aria y así determinar su propio destino. Haciendo esto, ellos están restaurando una libertad genuina para si mismos - la libertad para vivir una vez más de una manera aria natural, y así ser saludables y capaces de vivir una vida bien-equilibrada, armoniosa en el acuerdo con sus costumbres naturales. Es el objetivo de un Estado Nacional-socialista poder hacer real esta libertad para los arios. La autentica libertad no se trata de una opción egoísta, hedonista en el aislamiento; se trata de ser parte de una comunidad viviente, orgánica - una comunidad-folk - y ser consciente de los deberes de uno y responsabilidades a esa comunidad, porque cumpliendo estos deberes y responsabilidades uno permite a esa comunidad crecer y adelantarse, permitiendo por eso a los individuos de esa comunidad poder crecer, avanzar y vivir de una manera saludable. En esencia, la verdadera libertad es una comprensión de nuestra propia humanidad - de cómo nosotros, como individuos, somos parte de algo mayor que nosotros; es un conocimiento de nuestro lugar 'en el esquema de las cosas'; de cómo nosotros surgimos, cómo podemos crecer; cómo podemos vivir de una manera saludable, y cómo podemos continuar evolucionando y volvernos algo mayor que lo que actualmente somos.
El nacional-socialismo le da esta comprensión y conocimiento al individuo, y al hacer esto permite a los individuos completar el propósito evolutivo de sus vidas. Esta comprensión y conocimiento es el de la importancia de la raza, y el noble carácter individual; de la importancia de la excelencia, del idealismo, del trabajar juntos para el bien común.
El Reich Nacional-socialista
El nacional-socialismo es revolucionario porque ve a todas las sociedades actuales como algo anti-evolutivo. Por consiguiente, desea empezar de nuevo y construir una sociedad completamente diferente a cualquiera previamente existente o presentemente existiendo.
El objetivo más inmediato del Nacional-socialismo es crear o provocar una patria independiente donde las personas de la misma raza y cultura puedan vivir según sus propias costumbres, entre sus propias personas, y se dediquen a crear una sociedad noble para ellos y sus descendientes. Sólo será dentro de tal patria que un Reich podrá establecerse, y sólo el deseo de aquéllos en esa patria permitiría a tal Reich empezar a construir una sociedad Nacional-socialista.
Un Reich Nacional-socialista significaría que todas las Instituciones, costumbres (o 'leyes'), agencias y así sucesivamente, pondrían primero el bienestar y avance de las personas. Esto significaría que tales estructuras animarían lo que es Nacional-socialista. En la práctica, esto significa llevar a cabo los ideales Nacional-socialistas - y los ideales más importantes son criar el carácter individual noble, y crear el bienestar racial para todo el Pueblo. De acuerdo con esto, una sociedad Nacional-socialista buscaría: (1) nutrir el carácter noble en los individuos haciendo del honor, lealtad y deber, los ideales por los cuales esforzarse y a levantar; y (2) hacer a los individuos conscientes de su herencia, sus costumbres, y cuán importante es para los individuos poner el interés de su raza y comunidad-folk antes de su propio auto-interés y placer.
Este primer objetivo significa que una sociedad Nacional-socialista animaría individuos fuertes, con caracter y honorables que poseen juicio. El objetivo de un Nacional-socialista ciertamente no es esforzarse por producir a individuos rígidamente conformados, que obedecen ciegamente y que carezcan de juicio individual. Más bien, el objetivo, al respecto de los individuos, es producir y animar a individuos que puedan aceptar responsabilidad, que quieran asumir la responsabilidad y quienes de verdad poseen juicio.
La única restricción que una sociedad Nacional-socialista pondría en los individuos es que ellos deben ser responsables, y así hacer su deber - hacia su raza, su comunidad-folk y así hacia el propio Nacional-socialismo. Es decir, ellos ponen el bien común antes de su propio auto-interés si alguna vez hay un conflicto de intereses. Haciendo esto, ellos están viviendo y están actuando de una manera honorable. Hay un propósito noble por consiguiente a sus vidas que transciende el satisfacer sus propios deseos y sentimientos. Viviendo y actuando de tal manera, los individuos refuerzan y cumplen el propósito de sus vidas. Esto es así, porque el Nacional-socialismo afirma que hay un más alto, más noble, proposito en la vida - que la vida significa más que simplemente satisfacer o esforzarse por satisfacer nuestros deseos individuales, sentimientos y metas materiales. Es decir, el Nacional-socialismo afirma que hay más en la vida que la simple auto-complaciencia o el esforzarse por una 'felicidad' personal. Más aun afirma que este propósito es uno noble - un esforzarse para la auto-excelencia, y excelencia para la raza de uno y comunidad-folk. Esta es una evolutiva, positiva, y así armoniosa continuación de esa diversidad que la Naturaleza se ha esforzado por producir encima de los miles de milenios - la raza, y el carácter individual.
Esta afirmación expresa así la sabiduría de miles de años de civilización - envuelve nuestra comprensión y conocimiento: nuestra humanidad. Esta humanidad es esencialmente un conocimiento de nosotros como seres conscientes, capaces de reflexionar en y pensar sobre el pasado, el presente y el futuro y nuestro lugar, como individuos, en 'el esquema de las cosas'.
El nacional-socialismo pone esta obligación de deber en los individuos porque sólo por individuos que aceptan este deber conscientemente y de buena gana puede hacerse que aquello que es noble sobreviva y florezca. Lo que es noble es la civilización, y sólo por individuos que se esfuerzan por hacer su deber honorablemente puede la evolución continuar, y la armonía conservarse. Sólo por esto - y así por el Nacional-socialismo - puede nuestra verdadera humanidad ser expresada.
La tarea de una sociedad Nacional-socialista es hacer a los individuos dentro de esa sociedad conscientes de este deber - y así hacerles comprender que la vida tiene un propósito glorioso, noble y si nosotros como individuos nos esforzamos por éste nuestra propia vida se refuerza. El nacional-socialismo apunta para hacer a los individuos conscientes de las posibilidades que existen, o pueden crearse, para un vivir superior. Una sociedad Nacional-socialista no buscaría coercer u obligar a los individuos a conformarse a sus ideales y principios, so pena de castigo, porque eso sería contrario a lo que el Nacional-socialismo desea lograr. Lo que el Nacional-socialismo desea es una sociedad dónde la mayoría dentro de esa sociedad sigue sus ideales y principios de buena gana y entusiastamente porque ellos entienden, sienten o comprenden que haciendo esto sus propias vidas tendrán un propósito y significado. Sin embargo, el Nacional-socialismo también es práctico, y acepta que siempre habrá algunos individuos que por cualquier razón no desearán aceptar y esforzarse por sus ideales incluso después de que estos ideales han sido explicados a ellos. Tales individuos serían perjudiciales al Nacional-socialismo y de acuerdo con eso, una sociedad Nacional-socialista desearía excluir a tales personas de los beneficios de tal sociedad. Los desterraría por consiguiente, permitiéndoles dejar esa sociedad y vivir en otra parte, en otras sociedades. Una sociedad Nacional-socialista no reuniría en rebaño a sus antagonistas en instituciones 'penales' de cualquier clase. Les daría una opción - Permanece aqui, y así ayuda nuestra noble Causa, ayudándonos a crear maneras más altas de vivir y una sociedad noble - o, escoge el destierro en otra tierra y así vive como lo desees... "
Es importante entender que en una sociedad Nacional-socialista el destierro sería el método escogido para tratar con aquéllos que por cualquier razón se opusieran a tal sociedad. Todo lo demás es una pérdida de recursos, e innoble. El destierro es la manera más práctica y noble. Además, un Reich Nacional-socialista reformaría el sistema penal presente - con su concepto innoble de prisiones - y todo el moderno, no honorable, sistema de 'justicia' donde el encarcelamiento es obligatorio para ciertos 'crímenes'. (Vea Nacional-socialismo, Moralidad y Justicia.)
La coerción, y 'el castigo', de antagonistas está contra los principios del Nacional-socialismo porque el Nacional-socialismo busca una sociedad donde los individuos cooperan de buena gana y entusiastamente juntos para el bien común de esa sociedad. Busca crear una actitud noble y un sentido de bienestar jubiloso entre los individuos. El aparato de 'terror' y la supresión crea exactamente lo contrario. Además, el Nacional-socialismo es optimista y positivo sobre la naturaleza individual y carácter - cree que si se le dice la verdad a las personas, haciendolas conscientes de lo que es posible para ellos hacer y lograr, entonces la mayoría hará, si es correctamente conducida por líderes nobles, 'la cosa correcta'. Uno de los propósitos fundamentales de una organización Nacional-socialista es para los líderes nobles explicar y mostrar, por el ejemplo, qué es realmente el Nacional-socialismo; que obligaciones tiene una persona, y lo que podría significar el cumplir con el propio deber. En esencia, el Nacional-socialismo afirma una verdad fundamental de la civilización - que si los individuos entienden su deber, tienen un propósito noble, y de buena gana cooperan para lograr ese propósito juntos, entonces un mundo bueno, una nueva Edad Dorada, puede ser y se creará por sus esfuerzos. En una sociedad Nacional-socialista, sólo si un individuo de modo consistente esquivara su noble deber hacia sus camaradas y su raza, y/o se mostrase innoble y egoístamente irresponsable, podría invocarse 'la fuerza de ley' contra ese individuo - y esto porque tales individuos, haciendo tales cosas, minarían la armonía y bienestar de esa sociedad, y así niegan el propósito noble y el trabajo duro de los otros miembros de esa sociedad.
La Revolución Nacional-socialista
Para que un Estado Nacional-socialista, o Reich, pueda ser creado, tiene que ser provocada una revolución, en un lugar específico o país, por un número significativo de personas que sean Nacional-socialistas. Tal revolución significa que se han aceptado de buena gana los principios e ideales del Nacional-socialismo y han sido abanderados por ese número significativo de personas. Esto en sí mismo implica una organización Nacional-socialista o movimiento que convierta a las personas a la noble causa Nacional-socialista.
Para el Nacional-socialismo, el Estado es un medio, no un fin. Los medios que el Estado crea y usa son para el bienestar y avance de la raza, y los individuos de esa raza.
La primera tarea de cualquier gobierno Nacional-socialista es asegurar su propia seguridad y supervivencia ante el peligro que representan sus enemigos externos. Esto significaría tener Fuerzas armadas que están deseosas y sean capaces de defender al Nacional-socialismo. Para hacer esto, tales Fuerzas tendrían que ser, o volverse, organizaciones Nacional-socialistas, compuestas de aquéllos que crean en el Nacional-socialismo y quienes estén lo bastante dedicados para defender los principios e ideales del Nacional-socialismo. Es decir, su primera lealtad sería al propio Nacional-socialismo.
La segunda tarea de un gobierno Nacional-socialista es asegurar su propia seguridad de cualquier amenaza interior. Esto significa apuntando para convertir, o ganar sobre, aquéllos que no son Nacional-socialistas, y desterrando aquéllos opuestos al Nacional-socialismo - es decir, dándoles la oportunidad de dejar el territorio, o territorios, del nuevo Estado Nacional-socialista.
La tercera tarea sería abolir todas las viejas Instituciones, las leyes, las agencias (como la Policía) y reemplazarlas con Nacional-socialistas.
La cuarta tarea sería empezar a crear una nueva sociedad fundada en el idealismo noble, y así implementar el Nacional-socialismo. Esto significaría, entre otras cosas, lo siguiente. (1) Crear un nuevo tipo de economía Estatal que aboliera la especulación, y la esclavitud del interés, y que asegure el bienestar económico y prosperidad de la nueva sociedad. (2) Llevar a cabo el ideal Nacional-socialista de justicia social - creando una sociedad buena, más afectuosa, más saludable, más armoniosa para que las personas vivan en ella. (3) Crear instituciones educativas Nacional-socialistas dedicadas a producir individuos saludables, nobles, conscientes de su herencia y cultura. (4) Reformar la agricultura llevando a cabo sanas y eficientes prácticas ecológicas.
La quinta tarea sería crear un ambiente mejor y más bonito, por ejemplo, cuidando y nutriendo la Naturaleza.
La sexta y ultima tarea sería empezar a trabajar en la búsqueda de una meta superior, idealista y numinosa como la exploración y conquista de esa frontera final que es el Espacio Exterior. Un objetivo sería la creación futura de un Imperio Galáctico Nacional-socialista. Siguiendo tal numinoso ideal como este, se crearía naturalmente un Pueblo más alto, más adelantado, y el propio Reich Nacional-socialista duraría para mucho más que mil años.
El Comportamiento hacia las Otras Razas en un Estado de NS
Puesto que un Reich es un Estado étnico o nación, consagrado al bienestar y avance de una raza en particular, es importante declarar cómo tal Reich se comportaría con los individuos de otras razas que puedan morar dentro de las fronteras del nuevo Reich. Ellos no tendrían nada que temer de la creación de un Reich.
Se trataría a las otras razas con cortesía y respeto, porque eso es la cosa Nacional-socialista a hacer. Ellos serían libres y de hecho se les animaría a guardar su propia cultura, estilo de vida y creencias, asi como a ellos se le otorgaría un tratamiento justo e igual en todas las áreas, como la Ley, el empleo y así sucesivamente. Es decir, no habría ninguna discriminación contra ellos en los terrenos de su raza, cultura o religión. Mientras ellos vivan en los territorios del Reich, a ellos se les otorgaría la protección del Reich. No habría una cuestión del Reich que "pone a sus propias personas" primero en tales cosas como el empleo, alojamiento, cuidado médico y así sucesivamente, porque eso sería innoble, contra la razón, e inhumano.
Los Prejuicios contra ellos serían fuertemente desalentados, porque eso es la cosa noble por hacer, y no se les obligaría que se re-establezcan en otra parte. De ellos, sin embargo, se espera que respeten la cultura de las personas del Reich y se les animaría a tener relaciones con sus propias personas y cultura, y apuntar, algún tiempo en el futuro, a emigrar formando una patria viable de su propiedad donde ellos pudieran establecer sus propias comunidades y estilo de vida de una norma comparable a la del Reich. Donde tal patria se establecería - ya sea en un territorio concedido por el nuevo Reich o en otra parte - sería un asunto para la consulta, discusión y acuerdo mutuo. Tal patria podría tener que ser creada por el Reich que usaría sus propios recursos, así el Reich emprenderá este noble deber de buena gana porque sería lo honorable, la cosa Nacional-socialista, para hacer.
Lo que es necesario es tolerancia, una conducta comprensiva, honorable y un respeto mutuo mientras se trabaja hacia la creación de nuevas patrias étnicas.
Alemania nacional-socialista
Los principios e ideales ya mencionados formaron la base de la Alemania Nacional-socialista y fueron usados para empezar a llevar a cabo una revolución Nacional-socialista en este, el primer Estado Nacional-socialista, o Reich. Esta revolución se emprendió contra difíciles adversidades, y nunca se completó. La guerra que los enemigos del Nacional-socialismo habían agitado desde el comienzo de esta revolución aria, forzó a los Nacional-socialistas alemanes a luchar para su misma supervivencia. A pesar de esto, los años entre el 44 y 50 E.H (1933-39) fueron gloriosos. Adolf Hitler transformó la sociedad alemana y provocó un renacimiento, una nueva Edad Dorada. Él resolvió los problemas económicos de Alemania, y trajo un trabajo digno a millones de desempleados; él creó una mejor, más saludable, más socialmente justa sociedad; él instiló en sus personas un nuevo sentido de alegría, de propósito, de idealismo. Él provocó una revolución en las actitudes de las personas - con personas cooperando juntas para el bien común. Él restauró los valores del honor, lealtad y deber. En lugar de perseguir a sus antagonistas, él convirtió a la mayoría de ellos, volviéndose el más popular, el más amado líder que el mundo ha conocido alguna vez.
Ha habido una campaña propagandística implacable, mentirosa, odiosa dirigida contra Alemania Nacional-socialista, y Adolf Hitler, durante más de sesenta años. El presente Sistema decadente, materialista y tiránico que existe en todos los países dónde los arios están en mayoría, tenía y todavía tiene un interés puesto en intentar desacreditar a la Alemania Nacional-socialista. Con este fin, la 'historia' reciente ha sido re-escrita; se forjaron documentos (uno sólo tiene que pensar aquí en la innoble mentira del 'holocausto'); se produjeron falsificaciones de 'memorias', y así sucesivamente. Los respetables 'historiadores' académicos - quienes son parte de y quienes se arquean ante este Sistema - han trabajado durante muchos años para desencaminar, falsificar, y propagandizar. Sus diatribas aparecen a intervalos regulares, y refuerzan los mitos y mentiras que se han creado sobre la Alemania Nacional-socialista.
No es necesario ni deseable producir aquí, dentro de los confines de este artículo, la inmensa cantidad de evidencia que todavía existe - a pesar de los esfuerzos de muchos para destruirla - para probar la falsedad de las demandas hechas contra la Alemania Nacional-socialista. No es necesario por una razón simple. La mentira innoble del 'holocausto', su propagación mundial, su aceptación por 'historiadores' y la mayoría de los arios, no sólo muestra el poder de los enemigos del Nacional-socialismo, sino también sus métodos innobles, engañosos. Nada dicen o escriben tales personas que pueda ser razonablemente creído; así como a aquéllos que apoyan o proponen tal monstruosa mentira tampoco se les puede creer. La aceptación de esta mentira, por historiadores y otros, significa que cualquier cosa que tales personas escriben o dicen sobre ese período, su 'historia' y aquéllos involucrados con ella, es sospechoso. En sus libros no puede confiarse; sus métodos no pueden aceptarse.
A pesar de todo lo que los enemigos del Nacional-socialismo han hecho para intentar desacreditarlo, su noble idealismo permanece vivo, y se mantendrá vivo. Y es este noble idealismo el que creará ciertamente, algún día en el futuro, al próximo Reich Nacional-socialista. Tal Reich será capaz de durar por más de mil años.
IV: La Verdad sobre el Nacional-socialismo y el Odio Racial
El objetivo fundamental, practico e inmediato de un movimiento Ario Nacional-socialista moderno es crear una patria aria donde los arios puedan vivir libremente, expresando su única identidad cultural y viviendo según esos principios de justicia natural que exclusivamente pueden asegurar la salud y vitalidad de los individuos arios y las comunidades-folk arias.
El nacional-socialismo no predica o enseña cualquier clase de 'odio racial'. La realidad del Nacional-socialismo - a diferencia de las mentiras sobre el Nacional-socialismo incesantemente propagadas por sus enemigos - es él que se preocupa principalmente por el bienestar y futuro de las razas del mundo, y busca establecer naciones étnicas libres. Por ejemplo una vez que un Reich ario sea establecido, tal Reich debería, en su relación con otras razas y naciones, animar a esas otras razas para darse cuenta de su propia identidad racial y singularidad, permitiéndoles así que puedan crear sus propios Estados étnicos dedicados al bienestar y avance de esas otras razas.
Los antagonistas actuales de un movimiento Nacional-socialista ario no son otras razas - sino esas personas, los partidos políticos, grupos de interés o Gobiernos, cualesquiera sea su raza y cultura que buscan minar la identidad y cultura racial siguiendo medidas sociales y políticas perjudiciales al honor, excelencia y el ideal de naciones étnicas. Los enemigos del Nacional-socialismo son aquéllos que se oponen a la creación de patrias étnicas, y aquéllos que se oponen a los principios raciales e ideales del Nacional-socialismo.
Dado que el Nacional-socialismo es una expresión de nobleza, representa a todo lo que es mejor, y así civilizado, en nuestra especie humana. El nacional-socialismo es una afirmación consciente de esos valores que son centrales a la conducta civilizada - el honor, lealtad y deber. El nacional-socialismo también es una expresión de lo que es ser humano - expresa la esencia de nuestra humanidad, de cómo nosotros vinimos a ser 'seres-pensantes' y lo que es necesario para que este desarrollo evolutivo pueda ser conservado y extendido. Estas cosas son raza, cultura, y el carácter racial como es evidente en los individuos de una raza en particular. Fundamentalmente, el Nacional-socialismo busca crear patrias étnicas y dentro de esas patrias las condiciones sociales, políticas y espirituales adecuadas para permitirles a los individuos civilizados florecer. El nacional-socialismo busca animar la conducta civilizada así como él busca crear un estilo de vida civilizado. De acuerdo con esto, los Nacional-socialistas abanderan y representan ese idealismo noble que es esencial a la civilización.
El objetivo inmediato de un movimiento Nacional-socialista ario es hacer real, para la mayoría de los arios, la bondad, la nobleza, las esperanzas y aspiraciones que la mayoría de las personas albergan en sus corazones. Cualquier cosa que nuestros enemigos puedan decir - cualquiera sea la propaganda que puedan expresar - ésta es la verdad simple sobre el Nacional-socialismo que ellos, para sus propios fines malos, están intentando tan difícilmente, tan brutalmente y tan odiosamente poder suprimir.
Las notas al pie de página
1. La naturaleza civilizada del Nacional-socialismo es explicada en la Visión de una Futura Edad Dorada - el Nacional-socialismo y la Importancia del Honor y en La Nobleza del Nacional-socialismo. Vea también los otros trabajos en el volumen catorce de la Serie Nacional-socialista editada por Thormynd Press.
2. vea, por ejemplo, 'La Importancia Espiritual de la Raza' en La Religión del Nacional-socialismo (el Volumen IX de la Serie Nacional-socialista editada por Thormynd Press).
3. vea La Verdad Sobre el Nacional-socialismo y Adolf Hitler. Vea también 'La Tiranía de las Leyes Sociales' en 'El Nacional-socialismo, Cultura aria y Libertad aria'.
4. se describen las Costumbres arias en el Nacional-socialismo, Cultura aria y Libertad aria.
5. citado en The Guardian newspaper (Londres) 7 agosto 1982.
6. vea, por ejemplo, Ensayos acerca de la Revolución aria. También de interés es Vindex - el Destino de Occidente; 'La Ingeniería social y el Control sionista' en el Nacional-socialismo: Los principios e Ideales, y La Verdad Sobre el Nacional-socialismo y Adolf Hitler.
7. por ejemplo, vea Vindex - El Destino de Occidente y el Capítulo III de 'El Nacional-socialismo: los Principios e Ideales'.
8. vea los trabajos citados en la nota a pie de página anterior, y también 'el Nacional-socialismo, Cultura aria y Libertad aria.'
9. para la moralidad aria, vea Nacional-socialismo, Moralidad y Justicia y el Capítulo V de este trabajo presente: 'La moralidad, Nacional-socialismo y el Triunfo de la Voluntad Individual.'
10. Vea 'La Armonía del Nacional-socialismo' en la Numinosidad del Nacional-socialismo.
11. La esencia de nuestra humanidad se perfila en 'La Importancia Espiritual de la Raza' en La Religión del Nacional-socialismo, en 'Las Fundaciones Filosóficas de Nacional-socialismo', en La Numinosidad de Nacional-socialismo y en la Visión de una Futura Edad Dorada: El nacional-socialismo y la Importancia del Honor.
12. Vea 'La Armonía del Nacional-socialismo' en La Numinosidad del Nacional-socialismo.
13. Se perfilan los medios principales para crear a tal Reich en La Estrategia y Tácticas para lograr el Poder - Cómo Crear Una Revolución Nacional-socialista. También vea los Ensayos acerca de la Revolución aria, y 'El Nacional-socialismo, Cultura aria y Libertad aria'.
14. Vea 'La Importancia Espiritual de la Raza' en La Religión del Nacional-socialismo y 'Las Fundaciones Filosóficas del Nacional-socialismo' en La Numinosidad del Nacional-socialismo.
15. Los detalles extensos acerca de esta sociedad Nacional-socialista futura se entregan en: (1) 'la Armonía del Nacional-socialismo' en La Numinosidad del Nacional-socialismo; (2) 'el Reich de Mil Años en El Esclarecimiento del Nacional-socialismo; (3) 'La eugenesia y el Socialismo Racial' en el Nacional-socialismo, Moralidad y Justicia; y (4) 'el Nacional-socialismo y la Lucha Contra la Decadencia' en el Nacional-socialismo, Moralidad y Justicia. Estos trabajos forman parte del volumen catorce de la Serie Nacional-socialista editada por Thormynd Press.
16. Este deber se perfila en 'La Importancia Numinosa de Adolf Hitler' en El Esclarecimiento del Nacional-socialismo; en 'La Importancia Espiritual de la Raza' en La Religión del Nacional-socialismo y en 'Las Fundaciones Filosóficas del Nacional-socialismo' en La Numinosidad del Nacional-socialismo. Estos trabajos forman parte del volumen catorce de la Serie Nacional-socialista editada por Thormynd Press.