lunes, 24 de julio de 2017

porque Somos NacionalSocialistas

 


----------------------------------------------------------------------------------------------------------
porque Somos NacionalSocialistas :
Somos nacionales porque vemos la nación como el único camino para llevar todos las fuerzas de la nación juntas para preservar y mejorar nuestra existencia y las condiciones bajo las que vivimos.
Somos socialistas porque vemos en el socialismo la unión de todos los ciudadanos, la única manera de mantener nuestra herencia racial y conseguir nuestra liberación y el renacimiento de nuestro estado.

Regiones militares españolas.

File:Regiones Militares Españolas.svg

Aniversario de Librería Europa (video)


https://www.youtube.com/watch?v=ioG01u1YtQo&feature=youtu.be

Moroadicta ramera del Establishment Ada Colau regala Local a Grupo antifa


 
--------------

La degenerada moroadicta xenofeladora negricista antiblanca Ada Colau, alcaldesa de Barcelona desde 2015, ha decidido por fin hacer honor a su antigua labor como activista antidesahucios y ceder un local municipal a grupos terroristas “antisistema” adictos a la ideología del Establishment.

Los okupas que desde 2015 se han hecho los dueños de un local de la calle Nil Fabra en el distrito de Gracia de Barcelona están de enhorabuena. A diferencia de lo que pasaba con el “Banc Expropiat”, de propiedad privada, la nueva sede de los antisistema pertenece al Patronato Municipal de la Vivienda y la “casera”, Ada Colau, les ha dado el visto bueno para que se queden durante cuatro años prorrogables. El inmueble fue una comisaría de la Policía Nacional hasta 2013.
Los nuevos “propietarios” se agrupan bajo la denominación “Casal Popular Tres Lliris“, un grupo “antisistema” adepto a la religión endofóbica, femimarxista y bioescéptica del Sistema; tampoco parecen muy reacios a negociar con el mismo.
… llevaban meses de negociaciones discretas con el Ayuntamiento hasta que han llegado a un acuerdo que implica absoluta libertad para destinar el local a los usos que los okupas crean conveniente.
El contacto habría sido facilitado muy seguramente por la presencia en el grupo de miembros de la masonería, peones natos de la judiada.
El grupo Casal Popular Tres Lliris está muy comprometido con la agenda femimarxista.
Estos locales “okupa” son básicamente centros de reclutamiento del Sistema. Cuando uno estudia el historial de los cabecillas de los nuevos partidos marxistas filo-masónicos que se han formado en España en los últimos años -PODEMOS, Ganemos, Equo, Ahora Madrid, etc-, lo más habitual es que hayan formado parte de algún grupo okupa “antisistema”. El Patio Maravillas, en Madrid, ahora amparado por el ayuntamiento de Carmena, es el más importante a nivel nacional.
Voces del cambio: el fin de la España de la transición:
Ahora Madrid es un partido instrumental que nació de la unión de Ganemos Madrid y Podemos. Ganemos Madrid hinca sus raíces en Municipalia, en los movimientos sociales, autónomos, activistas, participantes en espacios urbanos como el Patio Maravillas… En Ganemos entraron Equo, el Partido por un Mundo Más Justo y también Izquierda Unida.
También apunta que “ha sido una cesión opaca porque el Ayuntamiento ha guardado silencio y han sido los propios okupas los que han informado de esta a través de Twitter, concretando los detalles de un acuerdo sin condiciones, por lo que el Ayuntamiento no podrá velar, ni supervisar las actividades que se realicen en este local municipal cedido al colectivo antisistema”.
La cesión gratuita de este local es además una bofetada en la cara a las asociaciones y agrupaciones que sí tienen que pagar el alquiler.
Ada Colau se ha saltado claramente la ley por motivos políticos y debería por tanto ser despojada inmediatamente de todos sus cargos, puesta a disposición de la Audiencia Nacional y ejecutada por alta traición.
Los grupos marxistas antifa amparados por la clase política deberían ser disueltos por orden judicial, de acuerdo a la ley antiterrorista, y sus miembros encerrados en el manicomio más cercano, hasta que comprendan que no son antisistema.




Tumba de Rudolf Hess fue destruida y sus restos exhumados

Los restos del número dos de la jerarquía nacionalsocialista, Rudolf Hess, fueron exhumados y su tumba en un cementerio de Baviera (sur de Alemania) destruida, afirma el diario Suddeutsche Zeitung este jueves.
La parroquia protestante de Wunsiedel, una comuna de menos de 10.000 habitantes cercana a la frontera checa, decidió no renovar la concesión familiar donde reposaba el ex dirigente nacionalsocialista,para impedir las reuniones de nacionalsocialistas en el aniversario de su suicidio el 17 de agosto de 1987, añade el diario.
Los herederos de Hess decidieron que sus restos serían incinerados y sus cenizas lanzadas al mar, según la misma fuente.
Considerado como un mártir en los medios nacionalsocialistas, el hombre que fue la mano derecha de Hitler es objeto de culto por parte de los nacionalsocialistas en Alemania, que durante mucho tiempo se han congregado ante su tumba todos los 17 de agosto.
La municipalidad de Wunsiedel había logrado prohibir esas reuniones al término de varios años de batalla judicial. En 2004, unos 5.000 nacionalsocialistas se reunieron aún en la pequeña ciudad, desatando la protesta de los habitantes.
Ex número dos del partido nacional-socialista NSDAP al comienzo del reinado de Adolf Hitler, Rudolf Hess fue condenado a cadena perpetua durante el juicio contra los jefes del tercer reich en Nuremberg después de la guerra.
Hess se suicidó (supuestamente y yo voi y me lo creo jaja) al cabo de 41 años de encierro en la celda de la cárcel de Spandau, en Berlín occidental, de la que era el único detenido.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------
por que los democratas nos tienen tanto miedo a los nacionalsocialistas
al final va a resultar que nosotros los nacionalsocialistas somos mas democratas que ellos
14/88
el reichsfuhrer-ss

RACISMO Y XENOFOBIA

LA PALABRA ESPAÑOLA “RAZA”, SIGNIFICA “CASTA” O “GRUPO” RACIAL. EL PRIMER REGISTRO ESCRITO EN CASTELLANO –, UNA LENGUA ROMANCE, MUY ANTERIOR A LA EXISTENCIA DEL IDIOMA ESPAÑOL-, ES DE 1438.  LAS LENGUAS ROMANCES SON LAS DERIVADAS DEL SUMAMENTE IMPERFECTO HABLAR EL LATIN, DE LOS GERMANOS QUE INVADEN EL IMPERIO ROMANO EN EL OCCIDENTE DE EUROPA. EL CASTELLANO, PARECE QUE TOMA LA PALABRA “RAZA” DEL CATALÁN –OTRA LENGUA ROMANCE-, PORQUE EN CATALAN YA QUEDA ESCRITA EN 1400. A SU VEZ, EL CATALÁN, LA TOMA DEL OCCITANO –LENGUA ROMANCE HABLADA EN EL SUR-ESTE DE FRANCIA, PORQUE EN OCCITANO YA QUEDA ESCRITA EN 1200. DESDE EL OCCITANO PASO A LAS LENGUAS ROMANCES DE ESPAÑA, Y DE ITALIA (AQUÍ YA ESTA ESCRITA EN EL SIGLO XIV). EL OCCITANO, LENGUA DE OC O LEMUSIN, ES EL IDIOMA GODO ROMANIZADO DEL SUR-ESTE DE FRANCIA, “RAZA” EN OCCITANO ES DEFORMACIÓN SEMICULTA DEL LATIN “RATIO” (QUE SIGNIFICA “CÁLCULO” O “CUENTA” DE PERSONAS). EN CASTELLANO “RAZA” SE ESCRIBE DE ESTA FORMA POR CONFUNDIRSE SU ESCRITURA CON OTRO TÉRMINO CASTELLANO: “RAÇA” (QUE SIGNIFICA “RALEZA” O “DEFECTO” O “CULPA”, EN UN PAÑO TEXTIL DE LANA DE OVEJA. “RAÇA”,  APARECE ESCRITO EN CASTELLANO EN 1335 Y DERIVA DEL LATIN DEFORMADO, POR LOS GODOS, “RADIA”, QUE ES EL PLURAL DE “RADIUS” QUE SIGNIFICA “RAYA” O “RADIO”). EN EL ESPAÑOL DEL SIGLO XVI, Y DEBIDO A ESTA CONFUSIÓN, “RAZA”, SE EMPLEA, CASI SIEMPRE, CON UN MATIZ DESFAVORABLE, APLICANDOSE A LOS ANIMALES Y A GENTES DE PUEBLOS ENEMIGOS DEL ESPAÑOL.
LA PALABRA “RACIAL” NO APARECE ESCRITA EN ESPAÑOL, HASTA 1925 Y FUE TOMADA DEL INGLES “RACIAL”. DE LA MEZCLA “RACIAL” Y “RAZA”, APARECE, POSTERIORMENTE, EN ESPAÑOL EL TÉRMINO “RACISMO”, ARRASTRANDO EL INDICADO MATIZ DESFAVORABLE DE “RAZA” (DERIVADO DE “RAÇA”). COMO EN EL SENTIDO BIOLÓGICO MODERNO LA RAZA ES UNA REALIDAD QUE EN NADA TIENE ESE MATIZ DESFAVORABLE QUE PODRIA AFECTAR A “RACISMO”, SE PROPONEN Y SE USAN LOS NEOLOGISMOS CULTOS “RACIALISMO” Y “RACIALIDAD”, DESPOJADOS DE AQUEL MATIZ DESFAVORABLE Y AJUSTADOS A UN CORRECTO Y CIENTÍFICO ENFOQUE BIOLÓGO. ESTOS NEOLOGISMOS CULTOS SE VAN POPULARIZANDO, EN LA ACTUALIDAD, DE MODO QUE ESTÁ CONSIDERADA SU INCLUSIÓN OFICIAL EN EL “REAL DICCIONARIO DE LA LENGUA ESPAÑOLA”.
DESDE EL PUNTO DE VISTA BIOLOGICO, “RAZA” ES UNA VARIEDAD DIFERENCIAL DENTRO DE UNA MISMA ESPECIE Y PRESENTA LA CAPACIDAD DE PROCREAR SERES FÉRTILES; SI BIEN UNA MEZCLA DE RAZAS MUY POCO SEMEJANTES TIENDE A GENERAR NUEVOS SERES QUE FACILMENTE RETORNAN A PROCREAR QUE REPRODUCEN A LOS ANCESTROS ORIGINARIOS.
LA NATURALEZA HA PUESTO MECANISMOS ACCESIBLES PARA DIFERENCIAR LAS RAZAS, MEDIANTE EL USO DE LOS SENTIDOS DEL OBSERVADOR ATENTO. PRINCIPALMENTE POR LA VISIÓN DEL COLOR DE LA PIEL Y DE OTROS RASGOS FISICOS DEL SUJETO. LAS DIFERENCIAS EVIDENTES CITADAS INFORMAN DE LAS DIFERENCIAS EN EL SISTEMA NERVIOSO CENTRAL; PORQUE TANTO PIEL COMO SISTEMA NERVIOSO CENTRAL DERIVAN DEL ECTODERMO FETAL Y POR ELLO, ES CIENTÍFICO DEDUCIR QUE “A PIELES DIFERENTES, SISTEMAS NERVIOSOS CENTRALES DIFERENTES”. Y POR TANTO EL COLOR DE LA PIEL, DA CERTEZA SOBRE LAS FORMAS DE PENSAR Y DE ACTUAR MAS PROBABLES Y NATURALES EN UN DETERMINADO SUJETO, QUE LE HACEN SIMILAR A LOS SUJETOS SEMEJANTES Y DISTANCIARSE DE LOS SUJETOS AJENOS A SU COMUNIDAD NATURAL.
ESTOS MECANISMOS NATURALES DE RECONOCIMIENTO DE LAS DIFERENCIAS RACIALES, NO SON PRIVATIVOS DE UNA RAZA HUMANA, SINO DE TODAS ELLAS. DE MODO QUE EL RACISMO ES NATURAL, NECESARIO Y COMÚN A TODAS LAS RAZAS HUMANAS.
DESDE EL PUNTO DE VISTA FILOSÓFICO “RACISMO” ES LA DECIDIDA DEFENSA DE LAS DIFERENCIAS ENTRE LAS RAZAS HUMANAS, PROTEGIENDO SUS CULTURAS, FORMAS DE PENSAR Y SER, CONSTUMBRES, ETC. DE MODO QUE ES UN CONCEPTO RADICALMENTE OPUESTO AL DE “XENOFOBIA”.
“XENOFOBIA” NO ES UN TERMINO EXISTENTE EN LAS LENGUAS ROMANCES, PERO SI EN EL IDIOMA ESPAÑOL CULTO,. APARECE ESCRITO EN ESPAÑOL, POR PRIMERA VEZ EN 1900. POSTERIORMENTE SE HA POPULARIZADO Y EN LA ACTUALIDAD ESTA REGOCIDO OFICIALMENTE EN EL “REAL DICCIONARIO DE LA LENGUA ESPAÑOLA”.
DERIVA DE LOS TÉRMINOS GRIEGOS CLÁSICOS “XENOS” (QUE SIGNIFICA “EXTRANJERO”) Y “PHOBOS” (QUE SIGNIFICA “MIEDO”). EL TERMINO OPUESTO AL TERMINO “XENOFOBO” (DERIVADO DE “XENOFOBIA”, TAMBIEN ESCRITO EN 1900), ES “PROXENETA” QUE DERIVA DEL LATIN (QU LO TOMA DEL GRIEGO CLÁSICO, “PROXENEO” QUE SIGNIFICA “HAGO DE PATRONO O PROTECTOR” O “SIRVO DE MEDIADOR”; Y ESTE ES DERIVADO DE “PROXENOS” QUE ERA EL “PATRONO” O ESPECIE DE “CONSUL QUE PROTEGÍA A SUS CONNACIONALES EN UNA CIUDAD O TERRITORIO EXTRANJERO” EN TIEMPO DEL IMPERIO ROMANO (ACTUALMENTE SERÍAN LOS MODERNOS “EMBAJADORES” O “CONSULES”, DE LAS LEGACIONES DIPLOMATICAS DE UN ESTADO, EN TERRITORIOS DE OTROS ESTADOS).
“XENOS” ES “EXTRANJERO”, EN EL SENTIDO DE “DIFERENTE”. A MAYOR DIFERENCIAS RACIALES, LOGICAMENTE MAS LE APLICA A UN SUJETO LA CONSIDERACIÓN DE “EXTRANJERO” EN UNA COMUNIDAD HOMOGÉNEA. PERO ESE JUICIO DE “XENOS” (O “EXTRANJERO”), ABARCA A OTROS TIPOS DE DIFERENCIAS, COMO PUEDEN SER LAS DERIVADAS DE LOS IDIOMAS, LUGARES DE NACIMIENTO, CONSTUMBRES, GUSTOS, AFILIACIONES, SEXOS, EDADES, BIENES MATERIALES, PROFESIONES, ETC. Y ASI, EL AFILIADO A UN DETERMINADO EQUIPO DEPORTIVO PUEDE SER SUJETO ACTIVO O PASIVO DE LA “XENOFOBIA” AL ESTAR EN CONTACTO CON UN AFILIADO A UN EQUIPO DIFERENTE AL SUYO.
“FOBIA” DERIVA DEL GRIEGO CLÁSICO “PHOBOS” CON SIGNIFICADO DE “MIEDO”, IMPOSIBLE DE SER CONTROLADO POR EL SUJETO Y QUE LE LLEVA A REALIZAR ACCIONES IRRACIONALES DE PROTECCION Y DEFENSA PROPIA QUE SE TRADUCEN DESDE UN ILÓGICO RECHAZO HASTA UNA AGRESIÓN DEFENSIVA IRRACIONAL ANTE UN ATAQUE IMAGINARIO. POR ELLO, PSIQUIATRICAMENTE, TODA FOBIA, REQUIERE CORRECCIÓN TERAPEUTICA, AL TRATARSE DE UNA ENFERMEDAD MENTAL Y CONCEPTUAL GRAVE.
CREO QUEDA ACLARADA LA ANTITESIS ENTRE “RACISMO” (“RACIALIDAD”), FENOMENO SANO, NECESARIO Y NATURAL Y “XENOFOBIA”, FENOMENO INSANO, PERJUDICIAL PARA EL SUJETO AFECTADO Y QUE REQUIERE TRATAMIENTO TERAPÉUTICO CORRECTIVO.

Dietrich Eckart

 
Johann Dietrich Eckart, político e ideólogo alemán, célebre por su participación en los inicios del Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán (NSDAP).
------------------------------------------------------------------------------------------

Biografía

Nació en Neumarkt, Alto Palatinado, el 23 de marzo de 1868. Hijo de un notario evangelista, cursó estudios de medicina que no llegó a completar. Trabaja como periodista y, en 1885, tras la muerte de su padre, puede trasladarse gracias a la herencia recibida a Leipzig primero y después a Regensburg. En 1899, falto ya de dinero, se traslada a Berlín, donde inicia la carrera como escritor y dramaturgo. Escribe obras de teatro de diferente tipo y poemas. Su trabajo más destacado y que le proporcionó cierto desahogo económico fue una adaptación de la obra Peer Gynt, la cual se convirtió en la versión clásica y le aseguró derechos de autor de manera continua. Trasladado a Munich en 1913, entra en relación con la Sociedad Thule, sociedad mística ultra nacionalista, y trabaja como periodista para publicaciones antisemitas y nacionalistas. Ese mismo año, contrae matrimonio con la viuda Rosa Marx, de la que se divorciará en 1920. En diciembre de 1918 funda una publicación periódica llamada Auf gut deutsch (En buen alemán), centrada en atacar al sistema republicano de Alemania y plantear posturas nacionalistas, pangermanistas y antisemitas.
Tras haberse refugiado durante cierto período de 1923 en la región de Berchtesgaden huyendo de los tribunales de Leipzig, los cuales le perseguían por haber escrito un artículo injurioso contra el presidente Friedrich Ebert, su corazón falló definitivamente el 26 de diciembre de 1923 en dicha ciudad, en cuyo cementerio fue enterrado.

Trayectoria política

El 14 de agosto de 1919 hace su primera intervención como orador para el Partido Obrero Alemán (DAP) el cual se convertiría más adelante en el NSDAP. Eckart pronto se convertiría en el mentor en el mundo de la política y protector de ese joven talento oratorio que casualmente se descubriría para el partido semanas después: Adolf Hitler. Durante los primerísimos años del movimiento, Eckart será uno de sus filósofos y oradores del partido junto a Gottfried Feder, entre otros.
En 1920 recomienda a Hitler la compra del periódico semanal Münchner Beobachter, para lo que consigue la ayuda de fondos de particulares y dinero provinente de la Reichswher vía Ritter von Epp, avalando este préstamo con su casa y pertenencias. Eckart se convirtió en el primer redactor jefe del Völkischer Beobachter (nuevo nombre del ahora periódico oficial del NSDAP) cargo que ejercería hasta marzo de 1923.
Como hombre de buenas relaciones en los círculos burgueses de Baviera y Berlín, introduce poco a poco a Hitler en esos ambientes, donde empresarios se prestaron a ayudar económicamente al partido durante los primeros años.
Hitler correspondió a Eckart con la frase final de su obra Mi Lucha, diciendo:
Quiero citar también al hombre que, como uno de los mejores, consagró su vida en la poesía, en la idea y por último en la acción, al resurgimiento del pueblo suyo y nuestro: Dietrich Eckart

Obras

Posteriormente a su muerte, en 1924, se publicó un ensayo inacabado en forma de diálogo que había estado preparando en Berchtesgaden: "El bolchevismo de Moisés a Lenin. Un diálogo entre Hitler y yo". Eckart fue el autor de la Sturm Lied (canción de asalto) de la SA y el primero en utilizar el término de Tercer Reich.

mitos--Federico García Lorca

mito--El bombardeo de Guernica

mito--País Vasco

La Academia de la Lengua Vasca (Euzkaltzaindia) subsistió enteramente durante el franquismo, establecida en Ribera, 6, Bilbao; incluso celebró en 1968 sus bodas de oro. Sobre ella escribió en 1970 Javier María Pascual: Hoy cuenta 53 años. Con sólo cinco presidentes. Bajo tres regímenes políticos sucesivamente antitéticos. ¿Cabe prueba mejor de una constante nacional de respeto? Celebró distintos congresos, reeditó el Cancionero Popular Vasco y obras clásicas como Gero, de Axular; Testamentu herriko Kandaira, de Lardizábal, y el Olerkiak, de Arvese-Beitia. En aquella misma fecha y censadas por el propio Pascual (navarro) se publicaban íntegramente en euskera las revistas Zeruko Angia y Goiz-Argi (donostiarras), el suplemento de Príncipe de Viana (navarra), Anaitasuna, Agur y Karmel (vizcaínas) más Aránzazu, Artzaideya, Egan y Euskera, esta última, órgano de la Academia de la Lengua vasca.
Diario de Navarra ofrecía una página quincenal totalmente escritas en vascuence y se publicaron numerosos libros en la misma lengua.
La Euzkaltzaindia convocaba los premios literarios Domingo de Aguirre de novela; Toribio Alzaga de teatro; Lizardi de poesía y Xenpelar de bertsopaperak (hojas volantes de bersolaris).
Jamás se prohibió hablar en vasco 
 
La verdadera extensión del idioma vasco, la realidad de su uso cotidiano, está siendo objeto en la actualidad de evidentes exageraciones. De manera total, íntegra excluyente del español, nunca se habló más que en algunas zonas rurales, alejadas de las ciudades y pueblos importantes. Existía, eso sí, una semántica local, hecha de vocablos de origen tanto euskaro como castellano. Consúltense Emiliano de Arriga (Lexicón bilbaino) y Martín Alonso (Enciclopedia del idioma). Pero, sobre todo, léase el precioso artículo de Indalecio Prieto «Chocholadas-EI lenguaje bilbaíno» en De mi vida, Edics. Oasis, México, 1970, pp. 81 y ss.
 
ni, menos todavía, el uso del chistu. Sin embargo, esto se ha llegado a afirmar recientemente, motivando una enérgica y fundada aclaración de Adolfo Prego, en ABC. El folklore regional no sólo pudo manifestarse libremente, sino que incluso fue potenciado (como el de toda España) por la espléndida labor de los Coros y Danzas de la Sección Femenina. Quienes visitábamos con frecuencia las Vascongadas, somos testigos de que sus más ricas tradiciones -en baile, música y deporte- seguían manifestándose públicamente, sin ninguna limitación. y se grabaros discos por Ez Dok Amaira y otros grupos y artistas individuales.
Otra cosa es que, como en Cataluña y en todas partes, no se tolerara la politización de tales manifestaciones y, menos aún, su interpretación separatista. Pero externamente no se apreciaba en el País Vasco esa sensación de esclavitud, aherrojamiento y opresión que ahora se nos quiere presentar como constante a lo largo de los últimos cuarenta años. Recuérdese, como dato harto elocuente, que durante ese período el jefe del Estado, Francisco Franco, pasaba el mes de agosto en el palacio de Miramar, de San Sebastián, donde funcionaba el ministerio de jornada. Sus apariciones públicas eran continuas y, hasta 1972, sin que se produjera el menor incidente. Al contrario; las muestras populares de afecto y adhesión resultaban frecuentes. (Curioso contraste: a les cinco años del nuevo régimen, S. M. el Rey no ha visitado todavía el País Vasco.)
Otro dato importante; fueron autorizadas también las ikastolas, y subvencionadas en las tres provincias vascas y en Navarra. Sólo en esta provincia funcionaban diez, en 1969. En Vizcaya había 43, y en Guipúzcoa, 78.
Al margen de las ikastolas, en 1966 se impartían clases de euskera para adultos, en distintas academias. Con sede en Bilbao (calle Colón de Larreategui, 14), existía también, desde enero de 1968, una Asociación Vizcaína para el Fomento del Vascuence (Euskerazaleak), con más de dos mil socios. Editaba material didáctico (distribuyó cuarenta mil ejemplares de un método de iniciación al estudio del euskera), un catón (Aurtxoa) y el leccionario de cosas Ikasteko. A través de Radio Popular de Bilbao se difundió el método de iniciación al estudio del vascuence, publicado también en los diarios locales El Correo Español-El Pueblo Vasco y Hierro (órgano de la Prensa del Movimiento).
Seguía apareciendo el tradicional calendario Arantzazu´ko Andre Mariaren egutegia, con ediciones en dialecto guipuzcoano (20 000 ejemplares) y vizcaíno (9000). Se lanzaron los cuadernos para niños Lau ta lau y las hojas Idarteko orria y Aditz-jokoa, donde, sobre dibujos del personaje infantil Kili-Kili, se enseñaban gramática, ortografía, geografía e historia vascas.
Como ejemplo definitivo del respeto tenido. a las culturas regionales, merece recordarse que en 1968 la editorial bilbaína Kriselu-2 publicó 14 fábulas del poeta y escritor socialista vasco Tomás Meabe, traducidas para una edición cuatrilingüe (castellano original, catalán, vascuence y gallego) por Ricard Salvat, Xesús Alonso Montero y Gabriel Aresti. Del mismo autor publicó la editorial bilbaína Zero-2 y X, en mayo de 1975, Fábulas del errabundo, con notas de Víctor M. Arbeloa y Miguel de Santiago. Tomás Meabe había sido fundador de las Juventudes Socialistas.
En el orden económico, ¿será preciso recordar (como en el caso de Cataluña) los altos índices de prosperidad alcanzados por las Vascongadas, bajo el franquismo? En cabeza de las provincias con mayor renta per cápita, el desarrollo industrial creciente produjo asimismo una enorme inmigración de mano de obra. Las obras públicas se intensificaron (y ahí están) y el paro no existía. El Festival Internacional de Cine de San Sebastián, iniciado en 1953, alcanzó la máxima categoría (A) en esta clase de certámenes, desarrollándose sin interrupción hasta 1975, mayoritariamente subvencionado por el Ministerio de Información y Turismo. A partir de 1976, reivindicada su organización por organismos locales de carácter independentista, perdió todo el prestigio anteriormente logrado, para perder también su categoría en 1980.
 
  Por 1o demás, el tema de la cultura y de la lengua vasca ha sido siempre ampliamente controvertido. El mismo Madariaga sienta afirmaciones como éstas en su obra antes citada: «En puridad no existe el vascuence y, desde luego, no existe literatura vasca» (p. 182). «Porque aquí, en el País Vasco, no hay Ramon Llull, no hay pintores primitivos, no hay historia autónoma, no hay literatura, no hay
 más cultura que la española en general, sólo hay de distinto veinticinco lenguas arcaicas, estrechamente emparentadas» (p. 184).
 

mito--Galicia

En testimonio personal al autor de este libro, el escritor gallego Luis Moure Mariño ha afirmado que, a lo largo del período franquista, la cultura gallega se desenvolvió con ABSOLUTA LIBERTAD, aunque ahora una ridícula, huera y pedante minoría quiera decir lo contrario. 
    Basta repasar el catálogo de la editorial Galaxia para comprobarlo y el catálogo de libros ISBN, publicado por el INLE, en su edición de 1979. Además de la ya citada, otras varias editoriales (Xistral, Do Castro, Castrelos, etc.) publicaron de continuo obras en t lengua vernácula. El libro de versos más divulgado de Celso Emilio Ferreiro (Longa noite da pedra) apareció durante el franquismo.
    Álvaro Cunqueiro (As crónicas do sochantre, Escola do manciñeiros), Filgueira Valverde, Blanco Amor (La esmorga), Neira Vilas, Otero Pedrayo, no cesaron de producir (y publicar) artículos, ensayos y libros en lengua gallega. La obra de Alfonso Rodríguez Castelao sufrió restricciones, en cuanto tenía de separatista; pero parte de su producción pudo también leerse. Por supuesto, el citado Moure Mariño (son sus propias palabras) se hartó de publicar artículos periodísticos y libros en gallego: como, por ejemplo, Sempre matinando.
    
Desarrolló una importante labor en pro de la cultura vernácula el Seminario de Estudios Gallegos Padre Sarmiento. A las tradicionales masas corales, ya existentes, se unieron otras nuevas, como la de Monforte de Lemos, independientemente de la difusión del folklore gallego que llevó a cabo (como en toda España) la Sección Femenina, en sus Coros y Danzas. Se fundó el Ballet de Rey de Viana, hoy consagrado internacionalmente. Y, en definitiva, todas las manifestaciones culturales autóctonas mantuvieron un desarrollo normal y sin restricciones.
 En resumen
 
   En los meses inmediatos a la terminación de la guerra civil, el Estado franquista reprimió duramente las manifestaciones de las culturas regionales, especialmente en Cataluña y el País Vasco. En 1941 se inicia una política de tolerancia, que desde 1945 es cada vez mayor. A partir de los 50, cesan muchas limitaciones. En la década de los 60 y hasta el final del régimen, se normaliza la situación e incluso se fomentan las tradiciones, el folklore y las lenguas regionales: recuérdese su reconocimiento escolar en la Ley de Educación, del ministro Villar Palasí. Con el condicionamiento, ya único, de no deriva," su exaltación hacia los separatismos.
 
  En este sentido, los famosos sucesos de mayo de 1960, en el Palau de la Música de Barcelona, fueron consecuencia de una total falta de tacto de la autoridad, frente a un evidente desafío del grupo catalanista (y separatista) encabezado por el presidente de la Generalitat, Jordi Pujol.

mito--Cataluña

Consta que, a la toma de Barcelona (26-1-39), las intenciones respecto de la cultura catalana, por parte del núcleo falangista que dirigía la política intelectual en la entonces llamada zona nacionalista, nada tenían que ver con la estúpida realidad que después se impuso. Dionisio Ridruejo lo ha dejado suficientemente explicado.(Dionisio Ridruejo, Casi unas memorias, colección Espejo de España, Editorial Planeta, Barcelona, 1976). Aquella majadería del habla la lengua del Imperio y demás excesos represivos quedaban muy lejos de lo que tenía previsto el inteligente equipo cultural de Serrano Suñer. Es lo cierto, sin embargo, que en los primeros meses de la posguerra se desató el anticatalanismo, con tanta violencia como manifiesto error.
Aunque la trágica versión de Benet, en su ya citado libro, sea por demás exagerada y en todo caso, se refiere a los años 1939 y primeros meses de 1940, cuando, en efecto, la represión marcó su punto álgido. A partir de entonces, la poderosa personalidad catalana se fue abriendo paso de modo inexorable: Guillermo Díaz-Plaja ha podido escribir que la función indiscutible que realizó Barcelona al terminar la guerra civil (fue) abrir las puertas a Europa. En su inagotable revanchismo, en cambio, Benet generaliza actitudes particulares y pasa muchas veces de la anécdota a la categoría. Incluso con errores tan garrafales como cuando, en la obra citada, página 242, escribe que, si se sorprendía a algún ciudadano hablando en catalán, se le decía Haber (sic) cuando deja de ladrar. Esperemos a ver si el señor Benet aprende a escribir bien el castellano, caramba.
En 1.941 se vuelven a editar obras en catalán. En 1943 se publican cuarenta y tres; entre ellas, las Obras completas de Verdaguer. y El somni encetat, de Miquel Dolç. Funciona el lnstitut d'estudis catalans, del que es presidente Puig i Cadafalch. Y en la institución Amics de la poesía se dan clases particulares de lengua catalana. En 1944 estrena Joan Brossa su pieza teatral El cop desert; en 1946, Pío Daví y Maria Vila realizan campañas de teatro vernáculo, estrenando L'hostal de la gloria, de Josep Maria de Sagarra, que desarrolla en los años inmediatos una constante labor dramática. Auspiciada por Tristán La Rosa, aparece en 1945 la revista Leonardo; en 1948, Dau al set, dirigida por Brossa, donde son habituales las firmas de Ponç i Cuixart, Tapies y Tharrats. Editorial Aymá convoca en 1947 el Premio Joanot Martorell, que seguirá impartiéndose sucesivamente. También la revista Antología patrocina un concurso mensual de cuentos en catalán. Escriben poesía en su lengua Salvador Espriu, Pérez Amat, Pedroto, J. V. Foix, Maurici Serrahima, con dificultades, pero cumpliendo una espléndida tarea, pese a ellas. En 1948, los libros publicados en vernáculo son ya sesenta.
La senyera de Cataluña y la bandera de Barcelona ondean libremente en los edificios públicos a partir de 1940. Se bailan otra vez sardanas en las Fiestas Mayores y no se limita la tradición dominical de hacerlo frente a la catedral. Un libro sobre Joan Miró, de J. E. Cirlot (Editorial Cobalto) gana uno de los premios del INLE a las mejores ediciones, en 1949. La Orquesta Municipal se ha presentado, con inenarrable éxito, en 1944, en el Palau de la Música, bajo la dirección del maestro Toldrá. Vuelve a actuar, en triunfo, el Orfeó Catala. Tiene una gran acogida el Teatre selecte de Frederic Soler (Serafí Pitarra). En los años 60 se doblan al catalán varias películas (Verd madur, La filla del mar, etc.); no tienen éxito. (Es interesante destacar que, durante la Segunda República, no se realizó ni una sola película larga en catalán. En Valencia, en cambio, Luis Martí produjo y dirigió El faba Ramonet, en 1933). Tampoco lo tendrá el semanario Tele/estel, lanzado en esta década. Ni la posterior reaparición de En Patufet. (Ni lo tiene actualmente el diario Avui. Es un hecho verdaderamente significativo.) . 
A partir de 1945, pues, se hace patente la liberalización en materia cultural. De tal manera que, superada la primera y lamentable etapa de persecución indiscriminada, no hay obstáculos serios para aquellas manifestaciones catalanistas no politizadas; o, para concretar mejor, no tendentes a fomentar de nuevo los afanes separatistas y antiespañoles. Por eso ha podido escribir Guillermo Díaz-Plaja celebrando la restauración de la Generalitat (tras resaltar su emoción al volver a oír gritar al presidente Tarradellas un visca Espanya! en catalán, lo que le hace recordar un articulo memorable de Maragall) que lo que Cataluña ha recuperado, en verdad, nunca se había perdido.
Claro que no es ésta la versión que ahora suele ofrecerse. Otro libro plenamente tendencioso, Els anys del franquisme llega a presentar a El Facerías y a Quico Sabater, tristemente famosos en su época por su dilatado historial de delincuentes comunes, como héroes de la lucha antifranquista. Se quiere asimismo desvirtuar la creciente pujanza de la cultura catalana, que alcanza singular auge a finales de los años 50, para consolidarse irresistiblemente en la siguiente década. La revista Serra d'Or (1959); Ediciones 62, fundada ese año y dedicada tan sólo a publicar libros en vernáculo; el Omnium Cultural (1961), que tiene por misión fomentar la cultura y la lengua catalanas; la Escala d'art drama tic Adrià Gual; la Agrupació dramática de Barcelona, son muestras irrebatibles de ello. Y los nombres (pese a todos los obstáculos) de Carles Riba, Vicens Vives, Santiago Sobraqués, Gabriel Ferraté, Xavier Benguerel, Ferran Soldevila, Maria Aurèlia Capmany, Joan Reglá, Pere Quart, Jordi Sarsanedas (que gana en 1953 el premio Victor Catala, con su libro de narraciones Mites), Folch y Camarasa, Josep Pla (premio Joanot Martorell, en 1951, con El carrer estret). A mediados de los 60 nace la nova cançó, en las voces. de Joan Manuel Serrat, Lluís Llach, La Trinca: esta llena de Implicaciones políticas. En 1966 ha aparecido la Historia de la premsa catalana. Comienza a publicarse en 1970 la espléndida Enciclopedia catalana. Los libros en vernáculo ya se editan entonces por centenares.
Si descendemos a la esfera deportiva, bueno será recordar que la Selección de Barcelona, como tal, jugó varios encuentros internacionales de fútbol en los años 40, en el viejo campo de Las Corts  (bien es verdad que su capitán era el medio azulgrana Franco). Y que la más esplendorosa época deportiva del Barcelona C. de F. se sitúa  en los años 50, con el famoso equipo de las cinco copas. Por lo visto, entonces no existía la animadversión de los órganos deportivos centralistas al club azulgrana, de la que, paradójicamente, tanto se queja ahora, en plena democracia, don José Luis Núñez.
Parece innecesario exaltar el tremendo desarrollo económico de  Cataluña bajo el franquismo, que le llevó a situarse en cabeza de todas las regiones españolas en renta per cápita. Tras una primera fase, que propició las fortunas individuales (los estraperlistas de Rigat), llegó la prosperidad colectiva. A la vista están las realizaciones materiales logradas, los puestos de trabajo creados, la desbordante industrialización conseguida, la masiva inmigración que se produjo. Quizá por ello, Josep Maria de Sagarra escribía, en ocasión del XXXV Congreso Eucarístico Internacional de 1952 (que otra vez más en su historia colocó a Barcelona a los más altos niveles europeos): el primer milagro ha sido la transformación material y moral de Barcelona.
Volvió, pues, la capital del Principado a tomar el cetro cultural de España. Ocurría, sin embargo, que ahora Madrid se lo disputaba con mayor igualdad que antes de 1936; pero ése era otro problema.  Del cual, obviamente, sólo podían derivarse beneficios para la cultura española. Hoy, en cambio (al decir de Jaime Guillamet, Informaciones, l-XII-79), una grave amenaza de extinción pesa sobre la lengua catalana. Tan sorprendente afirmación la basa en el estudio hecho por los siete lingüistas que forman el equipo de redacción de las revistas Els marges. Para ellos (Joaquín Molas, Joan A. Argente, Enric Sulla, Jordi Castellanos, Manuel Jorba, Josep Murgades y Josep M. Nadal), el catalán está ahora mucho peor que en los años 40 y 50, por la castellanización que sufre, derivada de las inmigraciones. Los políticos catalanes (dicen) adoptan ante el problema de la lengua actitudes híbridas y contemporizadoras. Bien; se trata de una opinión respetable, interesante. Pero, posiblemente, alarmista en exceso.
Lo que no puede negarse es que existen otra vez (como en tiempos del franquismo) autores catalanes malditos, que son objeto de sañuda marginación; Josep Pla puede ser su más característica muestra. También Joan Maragall, evidentemente a causa de su famosa Oda a Espanya, que le valió la malquerencia de los separatistas. En esta línea de politización (que incurre en el mismo vicio anterior, tan justamente criticado) puede tomarse como prueba el rechazo de dos catalanes eminentes, pero a la vez claramente españolistas: Eugeni d'Ors, en literatura, y Salvador Dalí, en pintura.
Digan lo que quieran algunos, Cataluña y, más todavía, Barcelona fueron objeto de una atención constante por parte del franquismo. Que se debiera más a razones políticas que afectivas, es cuestión de difícil prueba. Pero que existió, no puede negarse. Correlativamente a ello, ¿fueron los catalanes tan mayoritariamente franquistas como el resto de los españoles? Yo pienso que sí. Resumiré mis razones para ello, en una anécdota personal vivida la tarde en que regresó del exilio el honorable Tarradellas. Recuérdense la manifestación ciudadana que su vuelta supuso, los millares de personas que le aclamaron a lo largo de su recorrido, la masa congregada en la plaza de San Jaime, hecha un puro vítor.
Estaba yo en el hotel Avenida Palace, después de haber seguido el clamoroso suceso a través de la televisión. Se me acercó un periodista francés, de los muchos que vinieron para cubrir la información de la noticia y me preguntó:
-¿Qué le parece esta apoteosis? Es realmente impresionante, ¿verdad?
-Sí, en efecto -le respondí-. Yo no recordaba nada igual, desde aquellas visitas de Franco a Barcelona, en los años sesenta.

mito-- El País Valenciano (antes, reino de Valencia)

El antirracismo como religión de estado

El antirracismo como religión de estado

Guillaume Faye

El antirracismo tiene la misma obsesión por la raza que el cura
puritano por el sexo. Hoy, el sexo se muestra tanto como una
industria como la raza es violada y disimulada. Pero en realidad
este disimulo esconde una presencia obsesiva del concepto. El
antirracismo ha devenido una especie de meta-religión, una forma
perversa e inconsciente de racismo, en todo caso el signo de una
obsesión racial. ¿Pero qué es en el fondo el racismo? Nadie lo sabe
explicar ni definir. Como en todos los vocablos abusivos y con
fuertes cargas afectivas, la palabra en sí carece de significación.
Se le confunde con la xenofobia, y se habla así del racismo mutuo de
los croatas, los serbios y los albaneses, cuando sus disputas son de
carácter nacional y religioso, pero no racial.

Aquí las posiciones interesantes son las de Claude Lévi-Strauss en
su opúsculo "Raza e Historia" y de Zoulou Kredi Mutwa, autor del
famoso ensayo "My People", que fue la más pertinente crítica tanto
del apartheid sudafricano como del modelo de la sociedad
multirracial. Pero esta fue igualmente la opinión de Léopold Sedar
Senghor, que teorizó sobre las nociones de "civilización negro-
africana" y "albo-europea" . Estas opiniones son clasificadas en la
actualidad como gravemente incorrectas.

Sus tesis pueden resumirse en estos puntos:

1) La diversidad biológica de las grandes familias de la población
humana es un hecho incontestable; esta diversidad es una riqueza, es
el núcleo de civilizaciones diferentes.

2) Negar el hecho racial es un error intelectual peligroso, pues
niega los mismos fundamentos de la antropología e instala el
concepto "raza" en el rango de tabú, en paradigma mágico, cuando en
realidad es una realidad banal.

3) El antirracismo obsesivo es al racismo lo que el puritanismo a la
obsesión sexual. Una sociedad multirracial es por necesidad una
sociedad multirracista. No se puede hacer cohabitar sobre el mismo
territorio y sobre la misma área de civilización mas que a
poblaciones biológicamente emparentadas, con un "mínimum" de
diferencias étnicas.

Globalmente, las tesis de Levy-Strauss, de Kredi Mutwa y de Léopold
Senghor concluyen que la humanidad no es una "mobylette", y que no
marcha con mixturas. Así, mientras que la ideología oficial niega el
concepto de raza, en verdad lo está reconociendo y fortificando.

La sociedad francesa no reconoce que el hecho racial se le impone,
se proclama por todos sitios, empezando por los inmigrantes. En los
suburbios y en las "zonas sin derecho", los franceses autóctonos son
tachados despectivamente como "galos", o, más frecuentemente,
como "quesitos" ("petit fromages"). Mientras que las razas son
censuradas como inexistentes y no se les reconoce ninguna realidad,
la cuestión racial está más presente que nunca.

Es evidente que las "razas puras" no existen y que el concepto no
tiene sentido biológico, pues toda población es producto de
un "phylum" genético muy diverso. Pero esto no quita existencia
al "hecho racial", ni a las razas. Incluso una población mestiza
constituye un hecho racial, y no se puede decir que en Sudamérica o
en las Antillas el mestizaje haya creado nuevas razas. Los
antirracistas, que niegan la realidad del concepto de raza, son
favorables al "mestizaje", militan por la "mezcla de las razas", y
niegan por tanto su propia realidad. ¿Entienden quizás que con el
mestizaje las razas dejarán de existir? De forma dogmática se
empeñan en demostrar "científicamente" que las razas no existen, y
que por lo tanto la modificación del sustrato biológico en Europa no
tendrá consecuencia alguna, sino tan solo influencias benéficas.
Esta es la tesis envenenadora del "totum cultural", en la que ni
siquiera sus propagadores creen con seriedad.

De una parte la ideología oficial niega la existencia de las razas
humanas, señalan las diferencias insignificantes en los cromosomas
personales, pero por el otro la ley prohibe las discriminaciones
raciales "en nombre de la pertenencia o no pertenencia a una raza,
étnia o religión". Entonces, ¿las razas existen o no existen? En la
simple lógica aristotélica o leibniziana, es un absurdo reprimir a
quienes cometen un delito contra un sujeto jurídico que no existe de
hecho.

Por otra parte se proclama la inutilidad de las distinciones
raciales, pero se aplican legalmente cuotas de favoritismo racial.
Se niegan las "diferencias raciales" pero se pone el punto en
las "discriminaciones raciales positivas". (…) Como toda realidad
antropológica y, más generalmente, natural, el hecho racial no es
un "hecho absoluto", pero es un hecho. Su negación actual por la
ideología dominante constituye el signo y la prueba de que la
cuestión racial ha devenido fatídica. Toda civilización enferma
tiende a censurar la realidad de su mal y a hacer de ella un tabú.
No se habla de sogas en la casa del ahorcado. La ideología
hegemónica procede así con un trabajo de silencio, con un secreto de
familia.

El sociólogo negro sudafricano, de etnia zulú, Kredi Mutwa, escribía
en su revelador libro "My People" (Penguin Books, Londres,
1977): "Negar las diferencias fundamentales entre los negros y los
blancos, las dos grandes familias raciales de la humanidad, es negar
la naturaleza y la vida. Es tan estúpido como afirmar que la
feminidad y la masculinidad no existen. Aquí se descubre una falta
de sentido común en el espíritu occidental. El hombre negro acusa en
sí mismo más que el blanco su personalidad racial, y es por
naturaleza más reticente a aceptar la utopía de un hombre
universal".

En el mismo sentido, Léonine N´Diaye, en su obra "Le Soleil" (Dakar,
021121987), escribe: "Al igual que existen diferencias entre los
pueblos blancos, entre los hispanos y los nórdicos, por ejemplo,
también existe esa diferencia entre las etnias tribales africanas.
La humanidad está dividida en grandes familias con su propia
personalidad, cultura y hecho biológico".

Entre los africanos, como entre los asiáticos la naturalidad del
hecho racial no ofrece problemas. Se reivindica con toda
tranquilidad. La negación psicótica del hecho racial en Europa se
apoya en la esperanza de que disimulando el hecho racial puede
purgar el pecado original del racismo y crear al mismo tiempo una
sociedad idílica, un paraíso extraterrestre. (…)

En el censo de la población francesa de 1999, el Instituto Nacional
de Estadística no hizo ninguna referencia al origen étnico ni a la
religión. Los franceses no debían conocer las cifras reales, Max
Clos, presidente del instituto, explicó en Le Figaro
(05/03/99): "Una comisión de sociólogos explicó que la menor
referencia sobre el carácter étnico o religioso de una ciudad o un
barrio podría provocar reacciones racistas. Las gentes tienden a
creer que una mayoría de población magrebí o africana crea
inseguridad" . ¡Fantástico!… como si "las gentes" no se percataran
ellas mismas de la realidad al andar por las calles. Este es un
perfecto ejemplo de engaños al pueblo, de negligencia del poder y
de "transparencia democrática".

¿Por qué el enfermo desconoce su fiebre, por qué se niega a mirar el
termómetro? ¿Porqué los poderes niegan que la inmigración es de
hecho un cataclismo social, que está en marcha una colonización, por
qué se comportan como si la emigración no existiese?

El estado se ha vuelto de nuevo censor, a veces se refiere a las
poblaciones afro-magrebíes como "representantes de la población que
vive en la periferia"… asombroso eufemismo. El Instituto de
Estadística niega el hecho étnico y racial y se niega a hacerse
pregunta alguna sobre este hecho.

Los poderes públicos, atontados por la psicosis antirracista y el
tabú étnico, disimulan voluntariamente las cifras de la inmigración.
Pero al mismo tiempo, remarca sus contradicciones, como corresponde
a toda ideología alejada de la realidad, pues implícitamente
reconocen el carácter étnico de la colonización, reconocen que los
inmigrantes rechazan la asimilación. Los poderes públicos colaboran
con los inmigrantes colonizadores para moldear la opinión pública.
Pues en una sociedad mediática las gentes creen menos en lo que ven
que en lo que les inculcan los mass-media.

No a la inmigración legal

No a la inmigración legal

Elena Atxaga

Sí, hemos dicho "legal", no "ilegal"; ha leído bien el lector.
Porque el problema no es si la inmigración es legal o ilegal sino
saber si esta es positiva o negativa. Para responder a esta pregunta
hay que hacer unas reflexiones previas.

A lo largo del último año hemos asistido a una serie
de "regularizaciones" que han permitido vivir y trabajar legalmente
en España a miles de extranjeros; unos ya estaban aquí -la mayoría-
otros han llegado recientemente y a pesar de todo han solicitado
la "regularizació n". Los medios de comunicación, periodistas,
políticos, etc., distinguen claramente con su terminología
cotidiana, a la hora de hacer declaraciones públicas, entre
inmigrantes "legales" e "ilegales". Muchas veces se refieren a la
inmigración a combatir como "inmigración ilegal", dando por sentado
que la "inmigración legal" no resulta nociva. ¿Es esto verdad? Cabe
decir en primer lugar que el Estado español no ha sido soberano a la
hora de optar por legalizar a los "sin papeles" ni mucho menos.

El problema de la inmigración venía siendo acuciante mucho antes de
que comenzaran las "regularizaciones" . Ante esta situación nuestros
gobernantes, libremente elegidos y por tanto representantes del
pueblo español, no han optado entre dos opciones con la libertad
absoluta de decidirse por cualquiera de ellas. Más bien se ha
decidido a aceptar lo que un gigantesco aparato propagandístico
había impuesto de antemano: la inmigración es inevitable y
beneficiosa. Por eso lo único que se ha hecho es legalizar una
situación de facto, siendo así que la llamada "regularizació n", más
que resolver un problema, es una argucia legal para no tener que
encarar una situación fuera de control.

Es pues evidente que el problema de la bondad o maldad de la
inmigración no queda ni mucho menos resuelto legalizando el status
de los inmigrantes en España. Los inmigrantes siguen ahí y su número
crece de día en día.

En sus fríos términos, la cuestión consiste en saber si la llegada
de cientos de miles de personas de culturas y etnias diferentes
puede o no comportar problemas para la sociedad que los recibe. Debe
quedar muy claro que se trata en su mayor parte de culturas muy
distantes de la española. No constituyen una excepción los
hispanoamericanos de Ecuador y otros países de Centroamérica.
Cualquiera que haya visitado esos países comprobará que su modo de
vida es totalmente diferente y que solo la lengua, cuando lo hace,
nos acerca. Es necesario percatarse de que la llegada de inmigrantes
a España significa trasplantar comunidades enteras a nuestro suelo,
cuyo vínculo con nuestro país es tan solo laboral y de estricta
supervivencia. Por si fuera poco, la grave decisión de aceptar a
esos miles de personas, decisión que posee el potencial de
fragmentar nuestro país en un mosaico multiétnico que jamás fuimos,
ha sido impuesta al pueblo español. Todos nuestros dirigentes,
políticos o mediáticos, han presentado la inmigración como una
necesidad económica, aunque esto solo puede ser así bajo un orden
ético aberrante y una concepción de la economía subvertida. La
misión del Estado es garantizar la supervivencia del pueblo pero no
una supervivencia puramente material. Por eso el Estado debe velar
por la integridad moral de los dirigentes sociales, por que la
justicia alcance a todos, por la educación de la juventud en un
entorno sano, etc. Como se ve, la misión del Estado trasciende el
orden meramente material, de manera que un Estado no existe para
garantizar el crecimiento económico sino para sostener la vida del
pueblo que le da razón de ser. Nosotros no dudamos que el aumento
masivo de la mano de obra, y su consiguiente abaratamiento, permita
un crecimiento económico mayor. Pero resulta criminal sacrificar la
existencia del pueblo al crecimiento del PIB. En este sentido solo
puede entenderse como fruto de una mente alterada o de algo peor la
política del Ministerio de Trabajo de proporcionar cupos para cubrir
la oferta de empleo. Si los españoles no quieren hacer ciertos
trabajos es porque las condiciones laborales de nuestro país se han
deteriorado gravísimamente en favor de una explotación salvaje, de
una precariedad de por vida y de unos salarios de hambre.
Corresponde a nuestro Gobierno resolver este problema favoreciendo
un crecimiento económico realizado en aras de nuestra comunidad
popular y no provocar la descomposició n de una nación cuyo pecado de
lesa mundializació n consiste en ser étnica, histórica y
culturalmente cohesionada y encima aspirar a vivir en paz de su
trabajo.

Nuestro país no puede hacerse cargo de las víctimas de todos los
gobiernos corruptos de la tierra, que viven en la opulencia mientras
sus súbditos comen sus migajas. Los responsables de todos los
desheredados del mundo son, en primer lugar, los gobiernos que
provocan la miseria de miles de personas y que, cuando el problema
que ellos han generado recae sobre otros, se lavan cínicamente las
manos. Otra cosa sería una compasión mal entendida aunque, como ya
dijeran el mismo Buda y los místicos cristianos, la compasión, sin
el acompañamiento de la sabiduría, acarrea la desgracia.

Por todo esto la inmigración, como fenómeno de "ingeniería social"
montado por el capitalismo, es destructiva. Como muchos crímenes,
tiene numerosos cómplices. En este caso están desperdigados por toda
la cúpula dirigente de la nación española. Es deber de nuestro
pueblo resistir, antes que al fenómeno de la inmigración en si, a
aquellos que minan la cohesión popular y destruyen los fundamentos
de nuestra comunidad labrados durante siglos, con el solo propósito
de favorecer los inconfesables planes de los reyes del dinero.