jueves, 31 de agosto de 2017

Sustituir a la población occidental por inmigrantes que promueve la ONU

smlogo.gif (958 bytes)
Press Release
La División de Población de Naciones Unidas publica un nuevo informe
sobre migraciones de reemplazo
    La División de Población del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales ha publicado un nuevo informe titulado “Migraciones de Reemplazo: ¿Una Solución ante la Disminución y el Envejecimiento de las Poblaciones?”. El término migraciones de reemplazo se utiliza para definir el nivel de migraciones internacionales necesario en cada país para evitar la disminución y el envejecimiento de la población que resultan de tasas de fecundidad y de mortalidad bajas.
Las proyecciones de las Naciones Unidas indican que, entre 1995 y 2050, la población disminuirá en Japón y en prácticamente todos los países europeos. Países como Bulgaria, Estonia e Italia podrían perder la cuarta parte o un tercio de su población. La tendencia al envejecimiento persistirá, y la edad media de la población alcanzará máximos históricos. En Italia, por ejemplo, la edad media aumentará de 41 años en el 2000 a 53 en el 2050. En la mayoría de países, el cociente de dependencia potencial –número de personas en edad activa (de 15 a 64 años) por persona mayor- pasará de 4 ó 5 a 2.
Partiendo de estas dos tendencias críticas, el informe examina en detalle ocho países con fecundidad baja (Alemania, los Estados Unidos, la Federación Rusa, Francia, Italia, Japón, el Reino Unido y la República de Corea) y dos regiones (Europa y la Unión Europea). En cada caso se consideran escenarios alternativos para el período 1995-2000 y se analiza el impacto de varios niveles de inmigración sobre el tamaño de la población y sobre el envejecimiento.
Los resultados principales del informe indican que:
  • Durante los próximos 50 años, la población de la mayoría de los países desarrollados va a disminuir y envejecer como resultado de niveles de fecundidad y mortalidad bajos. Por el contrario, la población de los Estados Unidos va aumentar en casi un 25 por ciento. De los países examinados, Italia experimentará el mayor descenso poblacional en términos relativos, ya que perderá el 28 por ciento de su población entre 1995 y 2050 según la variante media de las proyecciones de Naciones Unidas. La Unión Europea, cuya población superaba en 1995 la población de los Estados Unidos en 105 millones, tendrá 18 millones menos que este país en 2050.
  • La disminución de la población es inevitable en ausencia de migraciones de reemplazo. Los niveles de fecundidad podrían aumentar en las próximas décadas, pero es improbable que se alcancen niveles de reemplazo en la mayoría de países.
  • Es necesario mantener ciertos niveles de inmigración para evitar el descenso poblacional en todos los países y regiones incluidos en el informe. No obstante, hay divergencias importantes entre los niveles de inmigración necesarios y la experiencia actual de los países. En el caso de la Unión Europea, los niveles de inmigración observados durante los años noventa serían casi suficientes para evitar el descenso poblacional, mientras que para Europa en general, habría que duplicar el número de inmigrantes. La República de Corea precisaría un flujo de inmigrantes relativamente modesto –un cambio fundamental, sin embargo, para un país que hasta el momento ha experimentado emigración neta. En Italia y Japón se requerirían aumentos notables de los niveles de inmigración neta. Por el contrario, Francia, el Reino Unido y los Estados Unidos podrían mantener la población al nivel actual con un nivel de inmigración menor al observado recientemente.
  • El número de inmigrantes necesario para evitar el descenso poblacional es considerablemente mayor que el proyectado por las Naciones Unidas. Los Estados Unidos constituyen la única excepción.
  • El número de inmigrantes necesario para evitar un descenso de la población activa es más elevado que el requerido para evitar un descenso de la población total. En algunos casos, como el de la República de Corea, Francia, el Reino Unido o los Estados Unidos, el número es varias veces más elevado. Si tales flujos se produjeran, los inmigrantes llegados después de 1995 y sus descendientes representarían en el 2050 una proporción importante de la población total de los países examinados –entre el 30 y el 39 por ciento en el caso de Alemania, Italia y Japón.
  • En términos relativos, Alemania e Italia precisarían el número más elevado de inmigrantes para mantener el tamaño de su población activa. Italia necesitaría anualmente 6.500 inmigrantes por millón de habitantes y Alemania necesitaría 6.000. Los Estados Unidos precisarían menos –1.300 inmigrantes por millón de habitantes anualmente.
  • Los niveles de inmigración necesarios para evitar el envejecimiento poblacional son varias veces más elevados que los requeridos para prevenir un descenso de la población total. Mantener los cocientes de dependencia potencial constantes requeriría volúmenes de inmigración que están fuera de toda expectativa razonable.
  • En ausencia de inmigración, los cocientes de dependencia potencial podrían mantenerse en los niveles actuales si se desplazase la edad de jubilación a los 75 años, aproximadamente.
  • Los nuevos retos que presentan la disminución y el envejecimiento de la población requieren una revisión general de numerosas políticas y programas existentes, bajo una perspectiva de largo plazo. Entre los aspectos críticos que precisan re-evaluación están: (a) la edad de jubilación; (b) los niveles y tipos de pensiones de jubilación y salud para la gente mayor; (c) la participación en la fuerza de trabajo; (d) las contribuciones de trabajadores y empresarios a las pensiones de jubilación y salud para la gente mayor; y (e) las políticas y programas de inmigración, especialmente en relación a las migraciones de reemplazo y a la integración de contingentes importantes de inmigrantes y sus descendientes.
El informe puede consultarse a través de la página de internet de la División de Población (http://www.un.org/esa/population/unpop.htm). Si precisa más información escriba a la oficina del Sra. Hania Zlotnik, Director, División de Población, Naciones Unidas, Nueva York 10017, Estados Unidos; tel. +1-212-963 3208, fax + 1-212-963 2147.

Carta abierta al miserable de Carles Puigdemont – Enrique de Diego.

El traidor Carles Puigdemont. 
Enrique de Diego.
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont ha calificado de “miserables” a los “que quieran dudar del compromiso de la policía catalana y las instituciones catalanas” en la lucha contra el terrorismo. Nosotros, en Rambla Libre, no dudamos sino que lo hemos afirmado calificando, desde la racionalidad, la masacre de Las Ramblas de “desastre policial y político“.
También, usted, miserable entre los miserables, ha criticado que se “mezclan cosas que no correspondan”. Nosotros, en Rambla Libre, lo hemos hecho: “el referéndum ha muerto”. Nos damos, pues, por aludidos y no he leído en ningún otro medio de comunicación nada parecido. Se lo repito, grábeselo bien, porque es una obviedad: el referéndum ha muerto.
Mire, usted, que es un hijo de la corrupción ascendido por la caída del recaudador del 3%, Artur Mas, es un perfecto inútil y un mequetrefe que ha llevado a Cataluña al desastre y a la masacre de Las Ramblas. Usted es un fracaso sin paliativos, al frente de una Cataluña fragmentada y desvertebrada.
Un chapuzas que no ha dado ninguna prioridad a la lucha contra el terrorismo
Usted es un chapuzas que no ha dedicado prioridad alguna al terrorismo. Es de vergüenza ajena que Las Ramblas -junto a esa proislamista Ada Colau, tan incompetente como usted o más- no estuviera protegida con unos simples bolardos, como le recomendó a usted el Ministerio del Interior, que por español usted no le hace ni caso.
Usted no ha dedicado a los mossos a luchar contra el terrorismo sino a prepararse a su bufonada de referéndum. Sus mossos, que deambulan por Cataluña sin enterarse de nada, se han dedicado a investigar e interrogar a posibles filtradores al Cuerpo Nacional de Policía y no a investigar a salafistas, que en Cataluña son decenas de millares, una de cada tres mezquitas. ¡Pero si en Cataluña se preparó el 11S!
Una policía política al servicio de políticos corruptos
Usted ha hecho cambios recientes en la cúpula de los desnortados mossos. ¿Acaso para investigar y desmantelar células de terrorismo islámico? Para nada. Usted ha buscado a los más sectarios y los más lacayos para desobedecer la legalidad y para que digan que se acogen “a la carta de la Unión Europea”.
La Administración de la masacre ha sido penosa. Sus subordinados dieron el balance de ¡un muerto! cuando ya estaba la cifra exacta de 13, que usted rebajó a 12 en su patética comparecencia.
Ha habido un menor que, sin bolardos que lo impidieran, ha recorrido seiscientos metros haciendo eses sembrando la muerte y se ha bajado del coche y se ha ido, al parecer a Cambrils, lo que indica que en toda Las Ramblas no había ¡ni un solo mosso! Ni la más mínima protección policial.
El día anterior a los terroristas en Alcanar les explotaron los explosivos que preparaban y ustedes pensaron que fue un accidente relacionado con la droga. Usted podía haber evitado esta masacre pero usted es un inútil que se dedica a buscar urnas para una comedia bufa en una sociedad con gravísimos problemas internos, que precisa buscar la unidad y no hundirse en la inmensa frivolidad de su absoluta mediocridad buscando pasar a la historia, vanidoso de cuarta.
Una madre y su hijo, muertos por el islamismo y el buenismo en Las Ramblas.
Los asesinos no han venido de Siria, sino de Ripoll
Usted y su partido han islamizado Cataluña con acuerdos preferenciales con Marruecos para favorecer que llegaran musulmanes a los que enseñar catalán. Y Mousa Oukabirhabla perfectamente catalán y para usted es un “nou catalán” pero si le diera el poder absoluto del mundo su primera medida hubiera sido “matar a los infieles y dejar solo a los musulmanes que sigan la religión”. Y ningún mosso cayó en la cuenta de que eso es una salvajada, un delito y que debía ser detenido y comparecer ante esa Justicia que usted, mindundi, se salta a la torera, deterioro los últimos anclajes de la sociedad en la civilización.
Usted es una vergüenza nacional e internacional. Usted es un miserable. Usted encarna todo el fracaso existencial del separatismo existencial, porque no ha sido un lobo solitario ni una hiena, han sido, por lo menos, una docena, coordinados, y usted y sus servicios policiales no se han enterado de nada porque se dedican a buscar colaboradores del Cuerpo Nacional de Policía.
Y no han venido de Siria sino de Ripoll, con ayudas sociales para alquilar furgonetas, materia sobre la que no hay ningún control. Y han venido de sus escuelas sectarias y adoctrinadoras, de su tolerancia ciega con los intolerantes y de su intolerancia rampante contra los españoles.
Un fracaso sistémico, una falta completa de integración
La terrible masacre conlleva un fracaso sistémico. Cataluña no tiene un problema de independencia, que usted y los suyos se inventan para esconder sus lacras purulentas; Cataluña tiene un problema de islamización, financiada y subvencionada. Todos los asesinos abatidos y los fugados -porque tras seiscientos metros de masacre el genocida se ha bajado tan tranquilo y por ahí anda- son jóvenes “nous catalans” que no se han integrado, que no creen ni en la Cataluña española ni en la Cataluña independiente que usted trama, sino que su ensoñación es un baño de sangre integrista, asesinando a todos los del PSOE, los del PP, los de la CUP, los de Esquerra y de la exConvergencia del 3% y la famiglia Pujol.
Sus aliados de la CUP, miserable Puigdemont, se han dedicado a desarrollar una campaña de “turismofobia” que sus mossos no han sido capaces de parar, porque es una mierda de policía política, bien pagada y lacaya, sin principios de honor y moral, al servicio de unos políticos corruptos y alucinados. Y de esa campaña, la culminación es la masacre de Las Ramblas.
Usted, miserable, ha dicho hoy que el atentado no ha sido “contra el turismo” sino “contra un estilo de vida”. ¿De qué va usted? Ese “estilo de vida” contempla, muy especialmente, el turismo.
Usted, en esas mentiras que usted se cree, ha dicho que Cataluña ha sido y es una sociedad de paz. Usted tiene sobre su inutilidad quince cadáveres, muchos de ellos niños, a los que usted no ha protegido, porque usted se ha dedicado a sus chorradas con las que quiere pasar a la Historia.
Usted va a pasar…al sumidero de la Historia por incapaz y miserable.

ALGUNOS GRUPOS DE ULTRAIZQUIERDA PRETENDEN QUE SE ILEGALICE LA FNFF

---
Pierde fuelle el debate sobre la petición de ilegalización de la Fundación Franco

· Para algunos sectores sociales, la defensa de la FNFF es, a día de hoy, un acto de equilibrio jurídico que no es baladí, ya que es piedra angular de nuestro sistema de libertades públicas en el seno de la Constitución, por encima de discrepancias ideológicas o de simpatías políticas

Redacción – Martes 15 de agosto de 2017, 10:17h
En los últimos días, una variedad de entidades representativas de la izquierda española ha solicitado que la Fundación Nacional Francisco Franco sea ilegalizada. Hemos seleccionado una petición específica, la del profesor universitario D. Manuel Maroto, publicada en “eldiario.es” del 9 de agosto, titulada: “La extinción de la Fundación Francisco Franco: una cuestión de interés general“, que tiene el mérito de reunir en un único documento casi todos los tópicos repetidos en estos días. A continuación expondremos uno por uno los argumentos utilizados, los analizaremos objetivamente a continuación para contribuir al esclarecimiento del debate que se suscita y si reviste realmente de un “interés nacional”.
Exponemos a cintinuación algunos de los argumentos esgrimidos por el Sr. D. Manuel Maoto y las réplicas utilizadas por los que apoyan que la FNFF pueda continuar conviviendo en nuestro Estado de Derecho, sin exclusión por razones ideológicas.
Primeramente, Manuel argumenta en que la FNFF ha afirmado que “Franco no fusiló a nadie“, y considera que esta afirmación es “impúdica“. Es obvio que Francisco Franco, en tanto que Jefe del Estado, ni fusiló a nadie, ni dictó condena a muerte alguna: las condenas no las decide el Jefe del Estado, sino la Justicia. Es una evidencia que el Frente Popular procedió a docenas de miles de ejecuciones ¿Considera D. Manuel Maroto que D. Manuel Azaña fusiló a cada uno de los ejecutados por el Frente Popular, empezando por los de Paracuellos?
En segundo lugar, D. Manuel Maroto afirma que la FNFF “intenta intimidar a cargos políticos y artistas presentando querellas infundadas“. Señalamos nuestra perplejidad ante el hecho de que un profesor universitario de derecho identifique la presentación de una querella con un intento de intimidación, y mucho más a que argumente que presentar una querella sea motivo para ilegalizarnos. ¿Exige D. Manuel la ilegalización de todas aquellas entidades que presentan querellas, o es un argumento que sólo aplica a la FNFF?
El tercer argumento de D. Manuel es que la FNFF “profiere amenazas que remiten a lo peor de nuestra historia: “Si hay que volver a pasar, pasaremos”“. D. Manuel, claro, no explica que esta frase ha sido nuestra contestación en Twitter a la expresión “No pasarán“, lanzada contra nuestra Fundación por el portavoz de En Marea en el Congreso. Para D. Manuel, que un izquierdista nos amenace con el “No pasarán” es perfectamente legal, pero que el amenazado se defienda de forma equivalente es, en su opinión, razón para ilegalizarnos.
Cuarto argumento: “La FNFF ofrece asesoría para incumplir la ley, en particular la de la Memoria Histórica“. Caben varias interpretaciones, aunque la más probable es que D. Manuel considere ilegal prestar servicios de asesoría jurídica cuando la misma tenga una interpretación de la LMH diferente de la suya. Que un profesor universitario de derecho manifieste por escrito que ofrecer asesoría jurídica contraria a sus tesis es ilegal, no puede ser tomado a la ligera. Nos imaginamos a los atribulados alumnos de D. Manuel en su próximo examen: ¿Me atrevo a explicarle que prestar asesoría jurídica es perfectamente legal, arriesgándome a un duro suspenso? ¿O finjo allanarme a su antijurídica teoría, esperando ser recompensado con un sobresaliente?
Manuel dedica casi la mitad de su texto a su quinto argumento, que resumimos en su frase: “La FNFF no persigue ninguno de los fines mencionados como de interés general en la Ley de Fundaciones“. La FNFF persigue varios de los fines relacionados en la citada Ley, como no podía ser de otra manera, pero únicamente citaremos uno: “la defensa de las víctimas del terrorismo y actos violentos“. Es de público conocimiento que el Frente Popular asesinó a decenas de miles de compatriotas, con un total de víctimas que ronda los 100.000. Esta cifra incluye 10.000 miembros de la Iglesia Católica, sumando sacerdotes y seglares, en la que ha sido la más sangrienta persecución sufrida por la Iglesia desde su fundación en todo el mundo, que ha generado miles de beatificaciones, y que es, de toda evidencia, un intento de genocidio. La FNFF tiene como una de sus señas de identidad la defensa de las víctimas que causó el Frente Popular. El que D. Manuel finja desconocerlo sólo tiene una explicación: para él, dichas víctimas no lo son, no tienen derecho a serlo. Los caídos de un bando son víctimas, pero los del otro no. El sectarismo de la izquierda española es legendario, pero D. Manuel Maroto ha traspasado los límites tradicionalmente exigidos por el decoro profesional, la recta conciencia y el respeto a las víctimas.
Sexto argumento: “La FNFF difunde el desprecio por las víctimas de la violencia“. Suponemos que D. Manuel denomina “víctimas” únicamente a los caídos del Frente Popular, y probablemente de entre ellos tan sólo a los que no cayeron en combate. La mayor parte de los caídos del Frente Popular eran españoles que dieron su vida luchando gallardamente por las ideas en las que creían. Otros fueron, como en el bando nacional, víctimas inocentes. Pero no merecen el título de víctimas los asesinos, torturadores y violadores ajusticiados por sus crímenes, como aparentemente D. Manuel piensa. Francisco Franco ofreció a los caídos del Frente Popular la mayor dignidad que estaba en su mano: la posibilidad de dormir el sueño eterno junto a los caídos de la España Nacional: hermanar vencedores y vencidos bajo la Cruz del Valle de los Caídos. Francisco Franco trató a los caídos del Frente Popular con el inmenso respeto que significa ofrecerles sepultura junto a sus propios hombres, y la FNFF, como no podría ser de otra manera, siempre ha mantenido esta actitud de reconciliación y respeto.
Demostrar la vacuidad de la argumentación de la izquierda sobre la ilegalización de la FNFF es fácil, como acabamos de ver. De la misma forma, es una obviedad que la FNFF cumple varias funciones capitales en la España de hoy, aunque sólo citaremos una: la defensa de la media España víctima del Frente Popular, que hoy yace olvidada por todos. Pero en política, casi siempre, los intereses prevalecen sobre la verdad. Por ello recordamos a la derecha cobarde que lo que está en juego no somos nosotros. Detrás de este deseo de eliminar a la FNFF del debate público están los mismos que persiguen, apedrean o detienen un autobús perfectamente legal, que abren expedientes por ‘homofobia’ a columnistas, profesores y colegios, y que presentan demandas contra periodistas que relatan asesinatos cometidos en la guerra por familiares de políticos conocidos. Y detrás de todas estas agresiones está la voluntad de destrucción de la derecha española, que no se detendrá cuando alcance estos primeros objetivos. Si cayese la FNFF, nos seguirían partidos políticos, emisoras de radio y periódicos, hasta que no quedasen más partidos y medios de comunicación que los ahora vociferantes.
La defensa de la FNFF es, a día de hoy, un acto de equilibrio jurídico que no es baladí, ya que es piedra angular de nuestro sistema de libertades públicas en el seno de la Constitución, por encima de discrepancias ideológicas o de simpatías políticas. Es la piedra de toque del respeto a la ley y a la investigación histórica de la sociedad española. Es clave para permitir el reconocimiento y homenaje público a las víctimas causadas por el Frente Popular, y conseguir la declaración de genocidio para la matanza de católicos que llevó a cabo. Pero es además un paso obligado para evitar la ilegalización progresiva de todo aquél que no se pliegue a las exigencias totalitarias de algunos sectores sociales, encuadrados en su mayor parte en la extrema izquierda.